El nuevo Pagaré Bursátil se podrá aplicar antes de junio en la Bolsa

Dentro de los próximos diez días, el Ejecutivo enviará al Congreso el proyecto para reformar el Pagaré Bursátil, con la intención de que se empiece a aplicar en los próximos tres meses. La ministra de Industria, Débora Giorgi, presentó ayer ante la prensa los cambios y admitió que el primer lanzamiento, realizado en 2013, fue un fracaso: solo se usaron tres en dos años.
Pero, si bien la funcionaria sostuvo que confía en que los bancos ahora van a proponerlo a los ahorristas, lo que hará el gobierno para que sea difundido será incluirlo en el inciso K, como una de las opciones para que las aseguradoras aporten a la “economía real”.
El objetivo es que el instrumento tenga un plazo mínimo de 36 meses y llegue a los cinco años. Además, se busca que la tasa sea del 26%, unos 10 puntos menos de lo que se transaba hasta ahora y un poco más de lo que se ofrece el descuento al cheque.
Es este ítem en donde hay más diferencias con la Comisión Nacional de Valores (CNV), el órgano que debe regular la herramienta y “vendérsela” al mercado. Esta institución empezó a trabajar en tres tipos de pagarés distintos para que sea aceptado y en la articulación con las Sociedades de Garantía Recíproca (SGR), las encargadas de avalar a las pymes. Los requisitos para calificar, según dijo Giorgi, serán los mismos que para las emisiones de cheques.
Entre las modificaciones, la Ministra mencionó que ahora los pagarés no van a tener que ser nominados y que el sistema de amortización no será más al final (bullet), sino que será en cuotas. La emisión será “rápida y sencilla” según la cartera industrial, ya que no requerirá de autorización previa para su emisión, y será para financiar inversiones y capital de trabajo.
Se trata de una de las vías de financiamiento que tienen las pymes, que lo que hacen es ofrecer en la bolsa un pagaré con un rendimiento prefijado.
Parques industriales
Giorgi también presentó los proyectos que, junto al Pagaré Bursátil, fueron mencionados por la presidenta Cristina Fernández en la Asamblea Legislativa. Son el de parques industriales, que requerirá unos $9,5 millones en abril y la ley de modelos industriales, que espera impulsar el diseño de las pymes.
Así, se buscará cambiar la la Ley de Modelos y Diseños Industriales, que data de 1963. Ahora se podrá registrar “on line” el producto a través de una serie de fotografías, y no con dibujos y descripción, como es en la actualidad, y se tendrá hasta seis meses de “resguardo” para mostrarlo ante eventuales compradores y desarrolladores, quienes pueden sugerir cambios, sin necesidad de realizar un nuevo registro.
Por otro lado, la protección del diseño que hasta ahora alcanzaba a 15 años, se extiende a 25, como ocurre en Brasil y Ecuador.
Fuente: DiarioBae
compartir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *