Las pymes piden más control a las líneas obligatorias de bancos

Empresarios pymes reclamaron al Gobierno medidas para evitar que los bancos sigan sin darles créditos y para que eviten que casi todos los préstamos sean para las compañías más grandes. Por eso, exigieron que se regule más al sector y que haya nuevos segmentos crediticios. Habrá un cronograma de reuniones, pero no se aumentará el porcentaje de depósitos que las entidades financieras deben poner a disposición de la “economía productiva”.
“El objetivo es que las pequeñas y medianas empresas sean adecuadamente abastecidas en términos de crédito”, sostuvo ayer el presidente del BCRA, Alejandro Vanoli, que remarcó: “no queremos tener los problemas que hagan que la línea no se cumpla”. Así arrancó la reunión que encabezó el economista ayer en Reconquista 266, en la que juntó por primera vez en su gestión a pymes y bancos.
“La línea” a la que se refirió el funcionario es la destinada a “Créditos Para la Inversión Productiva” que se incluyó en la reforma de la Carta Orgánica de la máxima autoridad monetaria en 2012 y que obliga a las instituciones financieras a prestar un 5% de sus depósitos (desde diciembre es el 6,5%). El monto total a colocar en el primer semestre de 2015 será de $37.400 millones y la tasa máxima se redujo del 19,5% al 19 por ciento.
“No es una reunión para echarnos las culpas sino para encontrar soluciones entre todos y que veamos las cuestiones de la oferta o la demanda o cuestiones técnicas de la línea específicamente que nos ayuden a cumplir el objetivo” expresó Vanoli, según pudo saber BAE Negocios.
Es que las pymes exigen que se convoque a esta reunión hace tiempo, ya que la última cita había sido con Mercedes Marcó del Pont como titular del Central. Sin embargo, los empresarios no se fueron del todo conformes, ya que pretenden que los bancos les presten más y que el Gobierno actualice el límite por el cual una compañía pasa de ser pequeña a mediana. Como la modificación se hace esperar, los bancos aprovechan y le acercan fondos solo a las grandes, según denuncian las más chicas.
Esto provocó un choque entre los presentes de ayer. Es que cuando el banquero del Credicoop, Carlos Heller, detalló que en 2011 el 72% de las carteras de clientes de todo el sistema financiero estaba compuesta por grandes empresas, y hoy el 54% es de pyme, fue cruzado por el secretario de la Confederación General Empresaria (CGERA), Raúl Zylbersztein. “El salto de 2014 fue porque se cambio la categoría de facturación de pymes”, resaltó el empresario, que hace tiempo pide la actualización. “Por eso se planteó la segmentación del amplio universo pyme por facturación y por el nivel de empleo según facturación” requirió.
El Central prometió que en una futura audiencia se citará a representantes de los bancos privados nacionales y extranjeros.
Fuente: DiarioBae
compartir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *