Advierten por la falta de reacción del Gobierno ante la devaluación del real

El real registra su nivel más bajo desde abril de 2003 y ello encendió las alarmas en algunos economistas quienes ven al desplome de la moneda brasileña como una complicación en la economía argentina para los próximos meses.
El tema fue tratado en el Congreso Económico Argentino que se desarrolla en la Exposición Argentina de Economía Finanzas e Inversiones (ExpoEfi) por los economistas Miguel Kiguel, Daniel Artana y Diego Giacomini.
Kiguel, director de la consultora Econviews, dio el puntapié inicial al señalar que «si el entorno externo cambió, la política argentina debería responder a este entorno más desfavorable».
El economista recordó que «cada vez que el real se depreciaba el BCRA depreciaba el peso;hoy Brasil depreció y Argentina, no». En ese marco, destacó que la economía argentina perdió «competitividad».
Giacomini también suscribió a que la Argentina «tiene problemas de competitividad», pero señaló que «no se arregla devaluando porque si se devalúa sin atacar la presión impositiva y el excesivo nivel de gasto público, no hay tipo de cambio que aguante».
En 2014 el comercio bilateral con Brasil registró su peor caída desde la crisis de 2009. Las exportaciones argentinas bajaron 14,1% mientras que las importaciones desde el vecino país se hundieron 27,2 %, según cifras de la consultora abeceb.com. El comercio bilateral se retrajo un 21,2% respecto del año anterior, alcanzando los u$s 28.427 millones.
Al respecto Artana, economista de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), describió que la situación actual «no es como en 2009 porque Brasil tiene un déficit externo de más de cuatro puntos del PBI y un déficit fiscal de seis puntos del PBI».
El especialista advirtió que «el problema de Brasil no se va a arreglar en seis meses». Sin embargo, Giacomini fue más contundente y señaló que «Brasil se argentinizó en los últimos años».
Por su parte, Kiguel describió la situación en Brasil como «compleja» y anticipó que este escenario se presenta nada menos que «en vísperas de un nuevo Gobierno».
El exsubsecretario de Financiamiento consideró que «el Gobierno va a terminar con un tipo de cambio atrasado». De cara a los próximos meses advirtió que «el próximo va a tener que trabajar mucho en el tema del ajuste de precios para acomodarlos sin que se le escape la inflación».
Fuente: Iprofesional
compartir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *