En dos días se licuó la mitad de la ganancia que acumuló el Merval durante marzo

La Bolsa porteña profundizó ayer la toma de ganancias, impulsada por la incertidumbre que generó en el mercado la nueva traba puesta por el juez neoyorquino, Thomas Griesa, al pago de bonos argentinos en el exterior y la expectativa respecto de la emisión de bonos del Tesoro que realizará hoy el Gobierno.

Después de perder un 1,93% la rueda previa, ayer el Merval se desplomó un 5,69% y volvió a ubicarse por debajo de la barrera de los 11.000 puntos (10.530,17 unidades).

Con la caída de los últimos dos días, el principal índice de la Bolsa porteña redujo a la mitad su ganancia en el mes, ya que hasta el viernes pasado crecía un 18,58% y ahora el avance llega al 9,7% en lo que va del marzo.

En el panel de las acciones líderes, las bajas estuvieron encabezadas por los papeles de Transener,que se hundieron 14,5 por ciento.

También con intensos números rojos, por detrás se ubicaron Pampa Energía, con un desplome de 9,1%; y Comercial del Plata, que perdió un 7,2 por ciento.

Dentro del sector financiero, Grupo Financiero Galicia retrocedió un 6,2%, Banco Macro cayó 4,8% y Banco Francés terminó un 4,71% abajo.

Otras bajas de peso fueron las de Aluar, que cedió 4,70%; Edenor, con una baja de 4,6%; Petrobras Brasil, con un recorte de 4,3%, e YPF, que se hundió 4,2 por ciento.

Según destacaron desde Bull Market Brokers, “un combo de noticias políticas sumadas a las nuevas resoluciones del juez Griesa, impulsaron esta fuerte toma de ganancias”.

El miércoles Griesa ordenó al agente de compensación de valores Euroclear retener todos los pagos de bonos reestructurados de la deuda argentina, “incluyendo y no limitándose” a aquellos provenientes de Nación Fideicomisos y Caja de Valores.

El viceministro de Economía, Emmanuel Álvarez Agis, calificó ayer esta determinación del magistrado neoyorquino como “un capítulo más en esta comedia de enredos que ha provocado este juez que se extralimita en todo sentido” y advirtió que este fallo provocará “una catarata de juicios, porque se está metiendo no con un banco sino con millones de bonistas”.

Además del temor sobre las decisiones de Griesa, analistas señalaron que en el mercado existe una gran expectativa por la emisión de letras del Tesoro por $3.000 millones que llevará a cabo hoy el Gobierno.

Los bonos también resultaron afectados por las tomas de ganancias: el Boden 2015 perdió 1,6%, el Bonar 2017 cayó 1,3% y el Bonar 2024 cedió 0,5 por ciento.

En tanto, los cupones atados a la evolución del PBI en dólares se desplomaron hasta un 2,2 por ciento.

Dólar subió otro medio centavo y el BCRA vendió divisas

La tónica compradora del Banco Central duró poco. Después de hacerse de 30 millones el miércoles, ayer la entidad tuvo que volver a vender divisas para abastecer la demanda del mercado cambiario y contener el tipo de cambio.

Según calculan los operadores, la autoridad monetaria tuvo que desprenderse ayer de alrededor de u$s25 millones para que los pedidos de compra de los importadores no empujaran al alza a la divisa estadounidense más de la cuenta.

En el marco de su política de microdevaluaciones, el BCRA dejó subir otro medio centavo al dólar oficial, que cerró a $8,806 para la venta en el mercado mayorista y a $8,82 en casas de cambio y bancos del microcentro porteño.

En tanto, el dólar paralelo perdió 2 centavos y cerró en torno de los $12,79 para la venta en las cuevas de la city.

Por la fuerte caída de las acciones ayer en la Bolsa porteña, el tipo de cambio implícito, conocido como “contado con liquidación”, se desplomó 26 centavos, hasta los 11,75 pesos.

Fuente: DiarioBae
compartir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *