Uncategorized

La city porteña no quiere “pálidas”: festeja ganancias de hasta el 94%, alejada de paros y economía fría

Por un lado, el reclamo de los industriales, que no reciben dólares suficientes para importar insumos; y los problemas que trae dólar barato, que dificulta las ventas al mundo del “Made in Argentina”.

Se suman las quejas de asalariados, que ven cómo Ganancias les come una parte del sueldo;las ventas flojas en comercios, que no pueden hacer frente a los gastos; el derrumbe del mercado inmobiliario, que está sumido en el peor nivel de escrituraciones en casi dos décadas.

Por otro -alejados de todas estas “pálidas”-, están los inversores en la city porteña, que descorchan champagne y festejan ganancias impensadas en otras partes del mundo, ni siquiera logradas en un país que esté creciendo a tasas chinas.

En la Argentina todo es posible. Como por ejemplo que la industria haya caído 6% interanual en el primer bimestre -según datos de la consultora FIEL- y, al mismo tiempo, las acciones y bonos (de las mismas empresas que sufren la economía fría) muestren rendimientos de hasta un 90%.

Por cierto, no es la única rareza. Otra es el cambio de protagonismo de algunos actores del mercado. Por ejemplo, el del dólar blue, que durante varios años supo ser figura excluyente.

No había un día en el que no se hable de él, a punto tal que era objeto de persecuciones con grandes despliegues en el microcentro porteño.

Nadie, ni siquiera el controvertido Guillermo Moreno, parecía capaz de poder domarlo, pese a la catarata de amedrentamientos. Pocos activos se animaban a desafiar su liderazgo en cuanto a ganancias.

Ahora quedó relegado a un segundo plano, frente al imparable mercado bursátil.

Alejado de sus meses de esplendor, hasta cayó un 3% en marzo, lo que contribuyó a que la brecha cambiaria se redujera a un 46%, desde el casi 100% que tocara hace seis meses.

La city porteña “hace la suya”
En el mes que acaba de concluir, el tercero del año, los inversores siguieron el festejo de los dos primeros y algunos se “empacharon” con ganancias de hasta el 94% apostando a acciones.

Con estas cifras, es lógico que algunas otras alternativas para canalizar el dinero queden opacadas, como la compra de dólares en la plaza informal o los depósitos a plazo fijo.

En este primer trimestre hubo papeles que les permitieron a los inversores casi duplicar el capital invertido, como los de Pampa o Comercial del Plata.

Según los operadores de la city consultados por iProfesional, este marcado repunte se debe al protagonismo de dos palabras clave: “calma” y “expectativas”.

La primera hace referencia a la paz cambiaria lograda por el Gobierno en lo que se refiere alblue. La segunda, a la cercanía de las elecciones y a la posibilidad de que -cualquiera fuere el candidato que gane- adopte un perfil más market friendly.

En el trimestre, el mayor incremento viene por el lado de las compañías energéticas, con repuntes sorprendentes, como es el caso de Pampa (90,2%), Edenor (79%) y Transener (75%).

Sin embargo, el tope del podio le corresponde a Comercial del Plata, con un avance del 94 por ciento (ver cuadro).

“Hay una fuerte inyección de capitales de afuera. En una plaza chica como la nuestra, que mueve un volumen relativamente bajo, este ingreso genera movimientos alcistas bruscos”, resume Rubén Pasquali, analista de mercados de Mayoral.

En el exterior hay un cierto contagio por lo que sucede en estas latitudes. Prueba de ello lo da el incremento de las cotizaciones de las acciones argentinas enWall Street a través de los ADR-, que han trepado un impactante 76% en dólares (caso Pampa y Edenor), sólo en los pocos meses transcurridos de este año (ver cuadro).

El buen desempeño de las energéticas habla a las claras sobre las expectativas del mercado en cuanto a un futuro sinceramiento de las tarifas.

Más aun si se tiene en cuenta que los balances de muchas firmas (como es el caso del de Edenor) muestran rojos tan elevados como para espantar a más de uno, más allá de inversiones insuficientes en materia de infraestructura.

En el terreno de los bonos, el crecimiento el trimestre también ha sido pronunciado -aunque no tanto como en el caso de las acciones, con algunos que acumulan un alza de hasta un 60%.

Entre los ganadores en lo que va del 2015 figura el Par en pesos (59,8%) que, justamente, es un título vinculado con el canje de deuda. También el Discount en moneda local, que ha avanzado casi un 40% (ver cuadro).

A nadie escapa que la economía del país está fría y que el ritmo de actividad dista ser el de otros años. Pero esto no ha impedido que alternativas de inversión vinculadas con el crecimiento brinden alegrías.

Es el caso de los cupones PBI, para el que también priman las expectativas y el sinceramiento de las estadísticas del INDEC.

La versión en pesos de este título ha avanzado casi un 40%. Y las dos en dólares vienen promediando el 30% de suba.

Acciones y bonos, aplauso medalla y beso
Al comparar la performance de acciones y bonos con otras alternativas hacia donde canalizar el dinero, como el dólar y el plazo fijo, sin lugar a dudas el mercado bursátil se llevó por lejos las palmas y laureles en el primer trimestre del año.

Mientras el Merval avanzó más del 26%, se observó que:

• El dólar oficial ha subido sólo un 3%.
• El blue retrocedió 10%.
• El plazo fijo ha rendido un 6,2% a 90 días (25% anual).

Por su parte, el llamado “conta con liqui” (que consiste en comprar un título en pesos en la plaza local y revenderlo en el exterior para hacerse de billetes verdes), ha tenido una variación inferior al 2%.

El llamado dólar bolsa, que supo tener un marcado protagonismo en otros períodos, está decapa caída: ha descendido 2% en el año.

Marzo amplificó el buen ánimo inversor
Sin lugar a dudas, marzo fue el mes que le aportó mayor crecimiento al mercado, con un incremento del 15%.

Según los analistas bursátiles, el fuerte salto estuvo influenciado por el ordenamiento del contexto político.

El posicionamiento de Macri, tras su acuerdo con la UCR, dio lugar a la consolidación de un movimiento de centro derecha capaz de polarizar con la centro-izquierda, representada por el kirchnerismo.

“Marzo fue muy positivo para las acciones y bonos, fundamentalmente a raíz del cambio en las expectativas electorales”, afirma Juan José Vázquez, analista de mercado de Cohen Sociedad de Bolsa.

En lo que se refiere sólo al tercer mes del año, Comercial del Plata (44,5%), Pampa Energía(36%), el bono CuasiPar en pesos (41%) y el Par en pesos (29%) demostraron que el buen ánimo inversor permanece, a contramano de los problemas que encuentran los empresarios en la economía real (ver cuadro).

En el contexto internacional, según un informe de Tavelli & compañía, la atención estuvo puesta nuevamente en Grecia y en los vaivenes de su plan de ajuste.

Esto le metió más ruido al euro que continuó sufriendo los embates y se acercó a la paridad con el dólar. Del otro lado del Atlántico, Estados Unidos ha mostrado buenos signos en sucrecimiento y niveles de consumo.

Abril, nueva estación
Con estas cifras sobre la mesa, algunas personas podrían estar tentadas a querer tomar posiciones en acciones y bonos en el mes que se inicia.

Según Vázquez, de Cohen, “en abril tendría que consolidarse la fuerte suba registrada en lo que va del 2015, de modo tal que sería lógico que se observe una leve toma de ganancias”.

Para el corto plazo, este analista ve con buenos ojos a “firmas como YPF y Tenaris”. Considera que la cotización del petróleo tendrá un desempeño al menos más favorable que el observado hasta ahora”.

Pasquali coincide en que las petroleras están entre las que presentan buenas oportunidades para realizar inversiones de tipo especulativas, ya que son las que más han caído en el último tiempo.

Uno de los principios que rige a los operadores es que el negocio se hace en la compra más que en la venta de un papel. Por eso es importante tomar posiciones cuando éste está muy caído.

Bajo este considerando, Petrobras es vista como una oportunidad. “Cayó demasiado y pasó a ser la más rezagada del mercado, por lo que puede recuperar un gran trecho”, resume el analista de Mayoral.

También bajo la perspectiva de comprar y olvidarse por un tiempo, ve con buenos ojos a empresas del sector exportador, como Cresud y Siderar. “El tipo de cambio está atrasado y tarde o temprano se van a ver beneficiadas por una actualización del dólar”, señala.

En el campo de los bonos, Vázquez se inclina por el Global 2017, porque “es un título corto en dólares cuyo rendimiento es del 16,5%, realizando los pasos necesarios para cobrar de acuerdo con el pago de deuda reestructurada”.

Otra opción que en la city muchos ven como muy interesante es el Discount en dólares (ley local), que rinde actualmente cerca de un 10%.

Pasquali considera para el corto plazo el Par en pesos. En la actualidad cuesta $1,6, pero su valor técnico es de $3,10. “Tiene un muy buen margen para subir. De hecho, ya lo hizo un 60% a raíz del atraso que tenía”, recalca.

Los bonos dólar linked “se presentan como una buena oportunidad de compra para quienes apuestan a que el mercado cambiario se unificará en algún momento. Me refiero al Bonad 2016 y a los títulos emitidos por el Gobierno de la Ciudad”, destaca el experto de Cohen.

Pasquali se inclina por estos bonos, que protegen al ahorrista ante la ocurrencia de una devaluación.

En el gremio de los economistas, el consenso es que el nuevo Gobierno -cualquiera fuere el candidato que gane- buscará dejar atrás el cepo cambiario y que por eso inevitablemente tendrá que subir el precio del billete verde oficial para acercar posiciones con el blue.

Este escenario, altamente probable por cierto, deja con buenas chances de ofrecer buenos rendimientos a los títulos dólar linked emitidos por el Gobierno porteño (2016 y 2018).

Finalmente, el Bonar X (que vence en 2017 y es en dólares) también aparece como una propuesta tentadora, ya que en los próximos meses concluirá el Boden 2015.

Fuente: Iprofesional
compartir