Uncategorized

Hay fiesta para rato: acciones de empresas quintuplican la suba del dólar blue y ahora van por más

El mercado accionario sigue de festejo. Y no hace otra cosa que mostrar la contracara de lo que sucede en la economía real.

En efecto, la industria sigue sin reacción y acumula un descenso interanual del 6%, según datos de la consultora FIEL correspondientes al primer bimestre.

En tanto, los comercios encuentran dificultades para recuperarse de un duro 2014, los patentamientos de autos se desplomaron un 30% y la actividad inmobiliaria exhibe un nivel de escrituraciones aun peor que el del fatídico año 2002.

Lo “normal” sería que este ciclo bajista quede reflejado en el mercado de capitales. En teoría, las acciones de empresas deberían sentir el impacto de la caída en ventas.

Pero la Argentina parece predestinada a desafiar las reglas. A punto tal que en estos últimos días se ha duplicado el volumen negociado con los papeles de varias compañías que muestran ganancias envidiables en otras latitudes.

Una de las razones de esta dualidad -mercado financiero caliente y economía fría- tiene que ver con un aspecto del que ya diera cuenta iProfesional: el “efecto 10D”.

Es decir, la cercanía del 10 de diciembre, fecha en la cual asumirá un nuevo presidente, lleva a los inversores a adelantarse a los acontecimientos y a tomar posiciones en distintos activos.

El argumento es que, cualquiera sea el signo político del próximo mandatario, resultará inexorable que haga reformas que apunten a una apertura económica.

Por otra parte, se da por descontado que el próximo Gobierno resolverá -con relativa celeridad- el litigio con los “buitres”, lo que le abrirá la posibilidad de hacerse de crédito externo.

En la Argentina, el mercado financiero suele anticiparse al menos un semestre a lo que cree que sucederá en la economía real.

De modo tal que los datos positivos que se observan hoy en día son vistos por analistas y operadores de la city porteña como un anticipo de lo que viene.

Los inversores ya están “seteados en modo 10D”. Una prueba de ellos es el descensoregistrado en el índice de riesgo país, que va a contramano de una Argentina que sigue en default técnico (ver gráfico).

Este indicador ya bajó casi 200 puntos para ubicarse en un nivel cercano a los 600. Así,recortó parte de la enorme distancia que lo separaba del de países vecinos, si bien aún es casi el doble del brasileño.

Efecto fin de ciclo + tasa cero
Según Eduardo Fernández, analista de Rava, el mercado de acciones potenció la suba a partir de mediados de marzo. Básicamente por el reordenamiento que se diera en el mapa político.

Si hay algo que le da relevancia al acuerdo Macri-UCR es que instala una nueva polarizaciónentre una centro-izquierda y una centro-derecha claramente definidas.

“Los inversores tomaron nota de este pacto. Las mayores chances de ganar con las que ahora cuenta Macri han mejorado las expectativas, al tener este candidato un perfil bien market friendly”, apunta Ruben Pasquali, operador de Mayoral Bursátil.

A esta razón, de índole doméstico, se suma una buena noticia procedente del exterior, que le dio aun más bríos al mercado accionario.

Para Fernández, “fue clave la decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) de mantener sin variantes las tasas de interés. Esto benefició a las distintas plazas financieras del mundo, incluida la de Argentina”.

El efecto combinado (fin de ciclo más interés bajo) ha hecho que el Merval acumule un incremento del 26% en el primer trimestre de este año, una tasa envidiable para cualquier plaza financiera.

Más aun. Este repunte se dio en un contexto de blue calmo.

Este dato resulta clave, ya que la cotización del dólar paralelo es la “vara de referencia” que toman los inversores para medir los rendimientos de sus activos.

Lo cierto es que, medido en términos de esa divisa, las ganancias se amplificaron a un 40%.

Rendimientos envidiables
El siguiente cuadro refleja la evolución del Merval en el primer trimestre del año:

Si bien estos resultados son a primera vista impactantes (en total contraste con la actividad en comercios e industrias) lo son aún más si se extiende el lapso de análisis.

Tomando en consideración lo acontecido con los papeles del Merval en los últimos doce meses, se observa un repunte nada menos que de 70% en pesos, o bien, de un 56% entérminos de dólares.

¿Qué sectores lideran y han impulsado semejante incremento? El energético y el bancarioque, medidos en pesos, han avanzado hasta un 270% y 360%, respectivamente.

Si a esos porcentajes se les descuenta el avance del blue, el resultado también es llamativo: 215% y 290%.

Quienes apostaron a estos sectores festejan. Y tienen sobradas razones para hacerlo.

Por cada u$s100 colocados (marzo del año pasado) en la actualidad disponen de u$s315 (si direccionaron su dinero a acciones de empresas energéticas) o u$s390 (si fue canalizado al rubro bancario).

Claro que no todas son ganancias. Los que pusieron fichas puntualmente en el rubro petrolero acumulan una pérdida de hasta el 41% en pesos, extensible al 50% si se lo mide en dólares para ese lapso.

Las acciones que más alegrías traen
Dentro del sector energético, se destaca el recorrido de Transener: ganó nada menos que un318% en los últimos doce meses.

A poca distancia le siguió Pampa (268%) y Central Puerto (211%).

Tal como diera cuenta este medio, un caso paradigmático sigue siendo el de Edenor.

Las acciones de esta compañía subieron más del 170%, pese a las enormes dificultades que atraviesa la distribuidora y aun habiendo perdido casi $800 millones sólo el año pasado.

Lejos de ser un quebranto aislado, forma parte de una sucesión de números en rojo incluso peores. De hecho, a fines del tercer trimestre de 2014 la propia firma dio cuenta de una pérdida de $1.450 millones.

Para peor, es la propia compañía la que advierte en sus balances que bajo las actuales condiciones no puede asegurar que estará en condiciones de pagar sus deudas. Así, elGobierno constantemente debe salir a su rescate.

De hecho, como consignara iProfesional, autorizó un “maquillaje contable” (crédito de u$s2.200 millones) para que Edenor no quede con patrimonio neto negativo, que la hubiese llevado a perder la concesión.

Pero toda esta “mala onda” sólo se da en el plano “real”. En el bursátil, la situación es totalmente opuesta.

El siguiente cuadro da cuenta de los repuntes de las energéticas, en un país en el que, paradójicamente, escasea la luz:

Los bancos conforman el otro rubro que viene apuntalando el crecimiento en el campo accionario.

Los papeles del Patagonia escalaron más del 360% en pesos y 290% en dólares. Los delHipotecario, el 259% y 207%, respectivamente.

En cuanto a los del Macro y Grupo Galicia, sus resultados también son más que satisfactorios:160% y 130%, medidos en moneda estadounidense.

Los inversores creen que este rubro tiene aun más tela para cortar en cuanto a ganancias, ya que es una actividad muy sensible a los cambios favorables que se den en el consumo, ahora de capa caída.

Además, tienen en sus carteras bonos y acciones de compañías que, al subir de precio, lesmejoran sus balances que siguen siendo -en general- los que muestran mejores índices de rentabilidad.

El siguiente cuadro da cuenta de tales incrementos:

En cuanto a las “Cenicientas” del mercado, es decir las acciones de las petroleras, su fuerte caída es liderada por Petrobras (-50% en dólares), arrastrada por el escándalo de corrupción en su tierra natal.

Otro dato curioso viene por el lado de la empresa que lidera las ganancias del Merval 25.

Se trata de Petrolera Pampa que, en el último año, ha acumulado una ganancia de algo más del 480% en pesos y del 386% en dólares (ver cuadro).

Los fondos comunes dan pistas sobre dónde invertir
Cuando se comparan las carteras de los fondos comunes de inversión más exitosos, se observan fuertes coincidencias en cuanto a los papeles que eligen los managers financieros.

Recorriendo la composición de estos diferentes portfolios, se puede ver que en todos ellosparticipan las acciones de:

1. YPF
2. Telecom
3. Grupo Galicia
4. Banco Macro
5. Siderar
6. Pampa Energía

“En líneas generales, nuestra cartera está compuesta en su mayor proporción por firmas delsector financiero y del rubro energético “, señalan a iProfesional desde el banco ICBC, que administra el fondo Alpha.

Si se tienen en cuenta las participaciones de los diferentes papeles, se puede delinear lo que sería una “cartera ideal”, que arroja algunas pistas sobre cuáles y en qué proporción invierten los profesionales que manejan esta alternativa para canalizar el dinero.

La misma está encabezada por YPF y Galicia. Cada una concentra un 17% del portafolio (un tercio del total), seguidas por Pampa Energía (12%).

En otras palabras, sólo estas tres acciones suman casi el 50% del fondo (ver cuadro).

Un poco más abajo en la preferencia de los managers financieros se encuentran Siderar, Macro, BBVA Francés y Edenor.

¿Hay fiesta para rato?
Desde Consultatio, la compañía de Eduardo Costantini, que entre otras actividades administra fondos comunes de inversión y con marcado éxito, sostienen que el “escenario seguirá siendo favorable de cara al mediano o largo plazo”.

En coincidencia, para el analista Rubén Ullúa, la corriente alcista del mercado argentino, en términos de dólares, se intensificará en los próximos meses, más allá de los altibajos que en el ínterin pudieran surgir.

En su opinión, “una cartera bien diversificada debería contar con una acción del sector bancario, preferentemente Grupo Galicia; otra del sector energético, como Edenor o Pampa; y una acción del sector petrolero, como puede ser YPF”.

Sobre esta última destaca “que si bien pertenece a un sector hoy golpeado, cualquier rebote del crudo tendrá un impacto muy favorable para esta acción”.

Jackie Maubré, de la firma Cohen, considera que hay dos segmentos para tomar posiciones.

La experta identifica, en coincidencia con sus colegas, el bancario y el petrolero.

“Hasta las PASO, invertiría en acciones de compañías eléctricas, bancos y siderúrgicas”, apunta el economista Mariano Otálora.

Analistas y también inversores apuestan a una recuperación económica que esté más en línea con lo que se observa en la plaza financiera.

“Sobran razones y sectores atractivos. No sólo los activos argentinos cotizan a una fracción de sus comparables de la región sino que también existe una oferta muy acotada en relación con el flujo de capital disponible dispuesto a invertir cuando soplen otros vientos”, afirma el analista Rodrigo Álvarez, de la consultora Elypsis.

Sin embargo, para Jorge Vasconcelos, economista jefe de la Fundación Mediterránea, “los dirigentes de la oposición no deberían engañarse con la suba de las acciones y caída del riesgo país”.

Agrega que, tras el cambio político, será inexorable la toma de medidas “con sabor aajuste” y una corrección cambiaria.

Lo que muestra esta extraña realidad dual que vive el país (economía fría, mercado caliente) es cómo funcionan las expectativas.

La euforia del mercado, en definitiva, tiene la lógica de una apuesta de alto riesgo. Y, como corresponde a todo riesgo elevado, debe corresponderse con un premio más redituable.

Toda una contradicción para el “proyecto nacional y popular” que está redistribuyendo la renta desde el sector productivo hacia la “timba financiera” en su estado más puro.

Fuente: Iprofesional
compartir