Uncategorized

La inflación volvió a superar la barrera de 2% mensual

El “veranito” de la inflación se terminó. Después de un comienzo de año tranquilo, en marzo los precios volvieron a cruzar la barrera de 2% mensual.

Los analistas privados advierten que el proceso de desaceleración que había comenzado en la segunda mitad de 2014 y que se profundizó a partir de diciembre está llegando a su fin, y que en los próximos meses a la inflación le va a costar cada vez más ubicarse por debajo de 30% interanual, pese a que la actividad económica no da señales de recuperación.

Impulsada por factores estacionales como los aumentos en el rubro educación y otros más estructurales, como la medicina prepaga y los alimentos y bebidas, la inflación cerró marzo con un piso de 2% y, según algunas consultoras, podría trepar a 2,4%. De esta manera, se dejaría atrás un período de mayor tranquilidad en los precios que había llevado al equipo económico a proclamar que el problema de la inflación estaba bajo control.

La tendencia actual de los precios creciendo en torno de 2% mensual, o algo más, probablemente se mantenga durante los próximos meses, según los expertos, pero señalan que para evitar una mayor aceleración el Gobierno deberá mantener el tipo de cambio bajo control e impedir que se vuelva a producir una disparada del dólar similar a la que ocurrió en enero del año pasado.

“En marzo la inflación volvió al 2% y creo que para los próximos meses el escenario va a ser parecido. Lo raro fue la desaceleración de enero y febrero. De acá en más esperamos una inflación de carácter más inercial, que se explica en gran parte por las previsiones que se hacen en los contratos o a la hora de negociar en las paritarias”, explicó Luciano Cohan, director de la consultora Elypsis.

La idea de que en términos interanuales la inflación de los próximos meses dejará de mostrar una desaceleración es confirmada por el economista Carlos Melconian. “Marzo y abril posiblemente sean los últimos meses que muestran una desaceleración interanual de la inflación. Y a menos que la recesión sea peor de lo que parece, de acá en más vamos a ver una inflación anualizada estancada en torno al 30%”, explicó el economista, que estimó para marzo una inflación del 2,4%, lo que implica un fuerte salto contra el 0,9% que había informado en febrero.

En el estudio de Miguel Bein también informaron sobre un repunte de la inflación el mes pasado, que alcanzó al 2,2%. “El dato de marzo se ubicó por debajo del 3% registrado un año atrás, cuando todavía impactaba el salto devaluatorio de diciembre-enero, pero por encima del promedio de 1,6% de los últimos cinco meses”, explicaron economistas de la consultora.

A la hora de hacer una proyección sobre lo que podría ocurrir en los próximos meses, todas las miradas están puestas en la política cambiaria del Gobierno y la capacidad que tenga la actual administración para llegar al fin de su mandato sin tener que volver a devaluar el peso.

EL DÓLAR COMO ANCLA

“Nuestra proyección es que la inflación seguirá en torno al 2% mensual a lo largo de todo el año, pero partiendo siempre de la premisa de que el Gobierno podrá mantener estable al dólar. En las actuales condiciones, cualquier movimiento en el tipo de cambio se va a los precios rápidamente”, señaló Jorge Todesca, que informó que, según los cálculos de su consultora, en marzo la inflación había llegado al 2 por ciento.

En la misma línea, Camilo Tiscornia precisó que “en marzo la inflación volvió a superar la barrera del 2%, y según nuestra medición llegó al 2,2%, con aumentos en colegios, prepagas, cigarrillos y algo de alimentos y bebidas. Para todo 2015 estamos proyectando una suba en torno al 30%, aunque el número final está muy ligado a lo que pueda pasar con el tipo de cambio y con las paritarias”, explicó el economista.

Los analistas además alertan que, más allá del ancla que significa el dólar, no se puede determinar que el Gobierno esté avanzando con una política clara y definida para combatir a la inflación. “La política económica no tiene un programa definido, sino que profundiza los parches sin buscar soluciones de fondo. Como lo venimos destacando, la pax’ cambiaria y la desaceleración de la inflación son una solución transitoria y con un enorme costo en materia de actividad económica”, explicaron en la consultora Analytica.

Con la aceleración de las últimas semanas, un interrogante adicional es si el Indec reflejará el cambio de tendencia cuando dentro de diez días dé a conocer el índice de marzo. Los últimos antecedentes no permiten alentar muchas esperanzas en ese sentido.

El mes pasado, el organismo oficial informó una suba del 0,9% en el índice de precios al consumidor de febrero, lo que implicaba casi un 0,6% menos que el promedio de las mediciones privadas, mientras que en el acumulado de los últimos doce meses para el Indec la inflación se ubica en el 18% anual, muy lejos del 30% anual del que dan cuenta las consultoras privadas.

EL FIN DE LA DESACELERACIÓN

Carlos Melconian

Estudio m&S

“Marzo y abril posiblemente sean los últimos meses que muestren una desaceleración interanual de la inflación”

Jorge Todesca

Finsoport

“En las actuales condiciones, cualquier movimiento en el tipo de cambio se va a los precios rápidamente”

Camilo Tiscornia

C&T asesores económicos

“Para 2015 proyectamos una suba en torno a 30%, aunque el número final estará muy ligado al dólar y a las paritarias”

Luciano Cohan

Elypsis

“En marzo la inflación volvió a 2%, y creo que para los próximos meses el escenario va a ser parecido”.

Fuente: La Nación
compartir