Uncategorized

El CEO del Citi se quedó sin banca

La jueza Rodríguez Vidal no hizo lugar a una presentación de la entidad para evitar el desplazamiento de su máxima autoridad. El director ejecutivo del Citigroup para América latina le apuntó a Griesa y señaló que dialoga con el ministro Kicillof.

La Justicia rechazó ayer la cautelar presentada por el Citibank Argentina para reponer a Gabriel Ribisich como CEO de la entidad, quien fue inhabilitado para ejercer sus funciones luego de que el banco firmara un pacto con los fondos buitre. La jueza federal Claudia Rodríguez Vidal rechazó el pedido por considerar que el desplazamiento no genera ningún peligro para el funcionamiento del banco. El representante legal del Citi fue reemplazado por Rosa Aranguren, pero resta la autorización definitiva del Central. En tanto, el director ejecutivo del Citigroup para América latina, Francisco Aristeguieta, justificó la salida del negocio de custodio de bonos argentinos como la única manera de evitar privilegiar la ley de Nueva York por sobre la Argentina. El directivo, que participó de un foro en el marco de la Cumbre de las Américas, consideró que el juez Griesa se encuentra fuera de jurisdicción y su fallo es de “imposible cumplimiento”. También recordó que la semana pasada mantuvo una conversación telefónica con Axel Kicillof y sostuvo que el canal de diálogo sigue abierto.

Tras conocerse la firma de un acuerdo entre el banco y el fondo NML Capital de Paul Singer, el Gobierno dispuso la suspensión de la entidad para operar en el mercado bursátil y lo reemplazó por la Caja de Valores para operar como agente de pagos. Según trascendió, el acuerdo que fue homologado por Griesa contenía el compromiso de abandonar sus actividades en el país y declinar nuevas apelaciones a las órdenes del magistrado. Hasta ese momento, el banco había defendido en tándem con los abogados que representan a la Argentina el mecanismo de pagos de la deuda reestructurada bajo legislación local frente a las extralimitaciones del juez de Manhattan. El pacto con los buitres le costó además el puesto a su máximo responsable.

El banco sostuvo que el plan de salida del negocio de custodia fue con anterioridad a la orden de Griesa del 20 de marzo. A través de un comunicado, la entidad explicó que la decisión de salir del negocio de custodia fue adoptada después de que Griesa rechazara tanto los argumentos legales del holding estadounidense y la Argentina para que permita pagar la deuda con legislación local, así como denegara su pedido de una cautelar (stay) mientras siguiera sin definirse la apelación.

Durante un foro preparatorio de la VII Cumbre de las Américas, que se inicia hoy en Panamá, el CEO regional del Citibank reconoció que el litigio entre Argentina y los fondos buitre “no tiene precedente porque las características de la decisión son muy complicadas y van a tener impacto a largo plazo”. El directivo señaló que las sentencias del tribunal del Segundo Distrito de Nueva York contra el país son “de cumplimiento imposible”. “Nos obliga a tomar una decisión dolorosa, que es salirnos del negocio de custodia, para evitarnos tener que escoger o favorecer a la ley de Nueva York por sobre la de Argentina.” “Está fuera de jurisdicción”, sentenció Aristeguieta en referencia a las órdenes de Griesa que le impiden viabilizar los pagos del Gobierno a los tenedores de bonos reestructurados.

Con estos argumentos, el lunes pasado el estudio Marval O’Farrell, que defiende al Citi, presentó una medida precautoria contra el Central, la Comisión de Valores y la Inspección General de Justicia para reponer a Ribisich. La jueza Rodríguez Vidal desestimó que exista riesgo de funcionamiento del banco, porque la entidad –en simultáneo con la apelación– ya había designado a una reemplazante. La decisión de la jueza tiene un carácter provisional, ya que su juzgado elevó un pedido de informes al Banco Central antes de adoptar una resolución definitiva sobre la precautelar presentada por el Citi. El día anterior, el ministro de Economía, Axel Kicillof, anunció la presentación de una demanda contra el banco para declarar nulo el acuerdo con los fondos buitre por violatorio del orden público y elevó una cautelar para detener todo acto jurídico que emane o haya emanado de ese pacto.

Fuente: Página12
compartir