Uncategorized

La Unión Industrial avisó que no negociará por Ganancias en paritarias

Si bien los sindicatos parecen haber bajado los decibeles por el Impuesto a las Ganancias en la nueva ronda paritaria, los empresarios agrupados en la UIA prácticamente ni lo contemplan.

El martes, en la reunión de la junta directiva de la central fabril se ratificó lo inconveniente de pensar en transferir a las empresas el impuesto. “Es como querer transferirles a los trabajadores el ajuste inflacionario de los balances”, ejemplificó a Ámbito Financiero un directivo de la entidad.

Más allá de casos puntuales, como algunos bancos públicos que asumen el costo del impuesto, si el Gobierno no brinda alguna solución alternativa al tema, no hace más que embarrar el escenario de las paritarias donde la desaceleración inflacionaria juega a favor de los deseos oficiales.

Detrás de Ganancias, los industriales están inquietos por conocer los planes y propuestas, sobre todo vinculadas al sector manufacturero, de los candidatos presidenciables. Para ello, en la reunión de ayer se pautó comenzar a diseñar un cronograma de invitaciones con el fin de no sólo informarse de lo que piensan los candidatos y de qué harán, sino también para transmitirles las ideas y el pensamiento de la industria.

La UIA aspira a poder delinear, con cierto consenso, la “agenda industrial” para el próximo Gobierno. Pero además de convocar a los precandidatos presidenciales también invitarán a los equipos técnicos a seminarios mensuales sobre temas claves como política industrial y de inversiones, política tributaria, comercio exterior e interior, empleo y desarrollo regional.

Por tal motivo se definió que la celebración del Día de la Industria (2 de septiembre) girará en torno a “Proyectando una agenda industrial”, donde los verdaderos protagonistas serán los candidatos presidenciales que hayan triunfado en las PASO (esperan contar con Cristina de Kirchner para el almuerzo). Por último, una semana antes de la asunción del nuevo mandatario se llevará a cabo la Conferencia Industrial, que tendrá como condimento especial precisamente el debut del presidente electo acompañado de Cristina.

Durante la reunión de ayer, se analizaron los últimos datos sectoriales que mostraron una caída interanual de la producción en febrero del 3,6%. Sin embargo, las proyecciones de la entidad no son tan desalentadoras ya que dan cuenta de que los industriales esperan este año un estancamiento y no una caída. Pero con Brasil en recesión y un real débil las posibles mejoras sólo vendrán del frente local.

Fuente: Iprofesional
compartir