Uncategorized

Fiesta emergente ante un dólar anestesiado

El dólar alcanzó ayer mínimos de ocho semanas ante otras divisas similares al retroceder otro 0,7%, tras conocerse un reporte inesperadamente débil sobre la confianza del consumidor en Estados Unidos. Esto refuerza la hipótesis de que la suba de tasas en ese país podría demorarse algo más o ser aún más gradualista de lo que se imaginaba.

Ese repliegue no hizo más que consolidar la propensión al riesgo y la tendencia alcista que pasaron a mostrar en las últimas semanas los precios de las materias primas y las monedas emergentes en general.

La pausa en el proceso mundial de revalorización del dólar llegó al aparecer preocupaciones sobre un posible estancamiento de la primera economía del mundo, tras una serie de débiles datos económicos.

Es precisamente esto lo que ha devaluado 4% al dólar en las últimas seis semanas, frente a una canasta de monedas semejantes, al trasladarse de junio a septiembre las expectativas de que la Reserva Federal inicie en junio el ajuste alcista en las tasas.

Sólo que la reacción en los mercados emergentes ayer fue algo más cauta porque, precisamente, ese organismo comenzó una nueva reunión de dos días sobre política monetaria que, seguramente, entregará pistas al respecto.

Por lo pronto, el contexto ayudó para que la Bolsa porteña deje atrás la toma de ganancias de anteayer, que fuera precipitada por el abrupto descenso de Petrobras. El índice Merval rebotó 0,70% sostenido en las mejoras de bancos y siderúrgicas. Los bonos de la deuda en dólares, por su parte, se operaron mixtos, demostrando que los inversores optan ahora por ser selectivos y buscan posicionarse en los que tengan cobros más próximos u ofrezcan mejores tasas de rendimiento.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1788440-fiesta-emergente-ante-un-dolar-anestesiado
compartir