Noticias

La Comisión Europea no está satisfecha con las últimas propuestas de Grecia

La Comisión Europea indicó este miércoles que no está satisfecha con las nuevas propuestas presentadas la víspera por las autoridades griegas para permitir el desembolso de una ayuda financiera vital para el país.

El comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, «informó» el martes por la tarde a los representantes griegos de que «las últimas sugerencias hechas no reflejan las discusiones entre (el presidente de la Comisión, Jean-Claude) Juncker y (el primer ministro griego Alexis) Tsipras» de la semana pasada en Bruselas, afirmó Margaritis Schinas, portavoz del ejecutivo europeo.

Tsipras, se reunirá este miércoles con Angela Merkel en Bruselas, al margen de la cumbre de la Unión Europea y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe, después de que el comisario del euro dijera que se puede llegar a un acuerdo sobre la deuda «en los próximos días».

El encuentro se produce después de que Grecia entregara a sus acreedores sus contrapropuestas para llegar a un acuerdo que le permita acceder al último tramo de 7.200 millones de euros (8.100 millones de dólares) del rescate internacional que recibió Atenas.

El programa internacional de ayuda expira a final de este mes, por lo que Atenas necesita urgentemente liquidez para evitar una moratoria de la deuda y el riesgo concomitante de salir del pacto del euro.

La reunión de Tsipras con Merkel, junto con un encuentro con el presidente francés, Francois Hollande, se llevará a cabo en al margen de la cumbre de la CELAC.

Esta cita se producirá después de que el vicepresidente de la Comisión Europea a cargo de la moneda única, Valdis Dombrovskis, dijera el martes a la prensa que Grecia y sus acreedores pueden llegar «en los próximos días» a un acuerdo. Sin embargo, el funcionario, comisario del Euro y el Diálogo Social, pidió a los griegos «menos maniobras y más trabajo sustancial» para lograr un acuerdo.

Varias fuentes europeas dijeron a la AFP que Grecia sigue rechazando los objetivos presupuestarios que la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional consideran como «sacrosantos».

Para el gobierno de izquierda radical de Grecia, el objetivo es dejar atrás los cinco años de dolorosas políticas de austeridad, una promesa con la cual llegó al poder en enero.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, probablemente no esté en la reunión de este miércoles, después de que tras un encuentro con Tsipras, éste calificara sus propuestas como «absurdas». El martes, Juncker dijo a los otros comisarios que una reunión con Tsipras era una «pérdida de tiempo» y que sería mejor «reunirse con los latinoamericanos», informó una fuente europea.

– «El principio del fin’ –

En tanto, Tsipras advirtió en una entrevista publicada el martes por el diario italiano Corriere della Sera de que la ausencia de un acuerdo sería «el principio del fin» para la zona euro. Para el primer ministro griego, una falta de acuerdo sobre Grecia llevaría a los mercados financieros a buscar otro eslabón débil en la zona euro. «Si Grecia quiebra, los mercados buscarán inmediatamente otra» presa, dijo, en alusión a España o Italia.

Tsipras también afronta la presión del ala más dura de su partido, que ha prometido resistir a cualquier intento de ceder a las demandas de los acreedores. El jefe del gobierno pidió a los miembros de su partido en una reunión a puerta cerrada el martes que «respalden los esfuerzos del gobierno», afirmando que están en «un punto crucial de las negociaciones», informó la agencia griega Ana.

Cualquiera sea el acuerdo, este deberá tener el visto bueno de los ministros de Finanzas de la zona euro, entre los cuales crece la impaciencia por las dilataciones de las negociaciones por parte del gobierno griego. En este sentido, el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, advirtió a Grecia sobre cualquier exceso de optimismo, ya que todavía quedan muchos asuntos por negociar. «Se subestima la complejidad de lo que se les está pidiendo, para que el presupuesto vuelva a estar en orden y la economía en marcha», dijo el ministro de Finanzas holandés en una intervención radial semanal.

La semana pasada, Grecia pidió al FMI retrasar hasta final de mes el reembolso de los cuatro vencimientos de préstamos de junio, convirtiéndose en el primer país en utilizar este recurso desde la década de 1980.

Según fuentes europeas, la nueva oferta griega busca retrasar los pagos al Banco Central Europeo, transfiriendo esa deuda al Mecanismo Europeo de Estabilidad, el fondo para salvaguardar la estabilidad financiera de la zona. Grecia y sus acreedores también han estado debatiendo la posibilidad de extender el actual programa de ayuda hasta marzo de 2016, fecha en la cual expira la entrega de fondos del FMI, dijeron varias fuentes a la AFP.

Fuente: AFP

compartir