Noticias

Europa se mantiene en vilo por el «Grexit»: siguen negociaciones contrarreloj para evitar una fuerte crisis del euro

Una propuesta de reformas de Grecia enviada este lunes es un documento «razonable» que puede ser la base de una negociación adecuada, y aunque es improbable que se alcance un acuerdo definitivo con Atenas, podría ser un paso hacia un acuerdo los próximos días, dijeron funcionarios.

«Esto es ahora, por primera vez, un papel razonable en el que tenés un debate informado y productivo», sostuvo un funcionario de la zona euro. Y agregó: «No puedo predecir que lleve a un acuerdo esta noche, pero es lo que se esperaba en la forma y el contenido de este documento. Hay suficientes detalles, es coherente, tiene tablas: eso es bueno, es la base de un debate hoy».

La propuesta ofrece elevar gradualmente la jubilación en Grecia a 67 años y racionalizar algunas excepciones en el sistema. De media los hombres griegos se jubilan a los 63 años y las mujeres a los 59, según datos del Gobierno, pero hay varias excepciones.

La oferta también establece la tasa principal del IVA en el 23 por ciento, reservándose una tasa reducida del 13 por ciento para la energía y los alimentos básicos y una tasa excepcional del 6 por ciento sólo para medicinas y libros.

Las claves del acuerdo
El primer ministro griego Alexis Tsipras enumeró el lunes, a su llegada a Bruselas, las «claves de un acuerdo» con los acreedores: ni superávit presupuestario «excesivo», ni reducción de pensiones, ni subida de la electricidad, y el restablecimiento de la «normalidad» del derecho laboral.

«Llegamos para lograr un acuerdo viable económicamente», declaró Tsipras antes de reunirse con los acreedores del país (UE, BCE, FMI), según una declaración transmitida por sus servicios.

El primer ministro griego, según esta fuente, hizo la lista de las «claves» de dicho acuerdo: «dejar atrás los superávits primarios excesivos (sin el pago de la deuda, Ndlr), preservar los salarios y las pensiones, evitar aumentos excesivos e irracionales de la electricidad (…), restablecer la normalidad en las relaciones laborales y promover reformas estructurales (…) para redistribuir los gastos, y la lucha contra la evasión fiscal y la corrupción».

Tras cinco meses de negociaciones, los principales actores de la crisis griega se reúnen este lunes en Bruselas en dos reuniones: una de ministros de Finanzas seguida por una cumbre de jefes de Estado y de gobierno de la zona euro, por la tarde.

Los acreedores de Grecia esperan que el país presente una serie de reformas para avalar un tramo de préstamos de 7.200 millones de euros –en suspenso desde hace meses– y que Atenas, casi sin liquidez, necesita con urgencia.

De no recibir este tramo Grecia podría no hacer frente a un vencimiento de unos 1.500 millones de euros, debidos al FMI antes del 30 de junio. Caería así en situación de impago y abriría un periodo de incertidumbre para toda la zona euro.

«Acuerdo global y duradero»
El presidente francés, François Hollande declaró que desea un «acuerdo global y duradero» y «no parcial o limitado en el tiempo» entre Grecia y sus acreedores, antes del inicio de una cumbre europea extraordinaria en Bruselas.

«Lo que no quiero es que sea un acuerdo parcial o limitado en el tiempo. Estoy por un acuerdo global y duradero», declaró a la prensa Hollande, recalcando que Francia hará «todo lo posible para que un acuerdo salga de las negociaciones».

En el caso de que no se alcance este objetivo, el presidente francés afirmó que es necesario que «las bases sean tales que hagan posible un acuerdo en los próximos días».

«Hay progresos en la negociación, se hacen nuevas propuestas. Debemos encontrar un acuerdo», insistió Hollande. «Francia y Alemania son conscientes de que Grecia debe permanecer en la zona euro, y que Grecia debe seguir haciendo propuestas para que haya un acuerdo duradero», añadió.

Luego de cinco meses de negociaciones, los principales actores de la crisis griega se reúnen este lunes en Bruselas en dos reuniones: una de ministros de Finanzas seguida por una cumbre de jefes de Estado y de gobierno de la zona euro, por la tarde.

Los acreedores de Grecia esperan que Atenas presente una serie de reformas para avalar un tramo de préstamos por su plan de rescate financiero de 7.200 millones de euro, en suspenso desde hace meses y que necesita con urgencia para mantenerse a flote.

De no recibir este tramo Grecia podría no hacer frente a un vencimiento de unos 1.500 millones de euros, debidos al FMI antes del 30 de junio. Caería así en situación de impago y abriría un periodo de incertidumbre para toda la zona euro.

Fuente: http://www.iprofesional.com/notas/214317-Europa-se-mantiene-en-vilo-por-el-Grexit-siguen-negociaciones-contrarreloj-para-evitar-una-fuerte-crisis-del-euro?page_y=0

compartir