Noticias

Aflojó el paralelo tras días de fuerte suba

as subir a un ritmo superior al 2% durante dos jornadas y acumular un avance del 8% en el mes, el dólar frenó ayer su escalada en el mercado paralelo al cerrar a un promedio de $ 13,52 para la venta (tras haber tocado un máximo de $ 13,72), es decir, 13 centavos o 0,95% por debajo de su clausura previa.

De esta manera, recortó al 49% su brecha con el dólar oficial (que avanzó a nivel minorista a $ 9,09) aunque se mantuvo en niveles que no mostraba desde hace 5 meses, es decir, antes de que el comienzo de la temporada alta de liquidaciones sojeras y el fin de la temporada estival ayudaran a crear un clima de tranquilidad cambiaria.

El repliegue llegó al cabo de una jornada en la que el Gobierno anunció que, desde julio, ampliará hasta en un 30% el cupo de divisas que proporcionará a las empresas para que puedan pagar sus importaciones.

Y en la que el Banco Central (BCRA) se preocupó por aclarar que actualmente «no contabiliza entre sus reservas líneas de crédito del Banco de Francia ni del Banco de Basilea», intentando dar tranquilidad sobre el nivel real de su tenencia.

Vale recordar, que eso no cambia que más del 40% de su tenencia esté sostenida en recursos que no les son propios como los créditos que obtuvo del Banco de China (unos US$ 5000 millones en yuanes), los dólares que debieron ir a cuentas de tenedores de la deuda pero quedaron bloqueados por decisión judicial (unos US$ 1600 millones) y los encajes a los depósitos bancarios privados en divisas (US$ 7500 millones).

Con ambas comunicaciones lo que el Gobierno buscó es generar confianza tras haber comprobado que la vía represiva (la amenaza de más inspecciones y allanamientos) no sirvió en los últimos días para frenar la escalada del paralelo.

Esto no quiere decir que hayan descartado la idea de profundizar los controles y la penalización. Por el contrario, según logró establecer LA NACION, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, desempolvó un proyecto para modificar y endurecer la ley penal cambiaria (que había quedado a consideración de su antecesor, Jorge Capitanich) para que los órganos de control sobre la plaza puedan actuar en casos de «necesidad», prescindiendo de un aval judicial previo.

La desconfianza cambiaria renació luego de que el mercado rompió el encantamiento que tenía con la figura del gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y tras difundirse el acuerdo para que el secretario legal y técnico de la presidencia, Carlos Zannini, lo acompañe en la fórmula.

El «fantasma» de un posible continuismo en las actuales políticas, en un contexto económico internacional que se preanuncia menos favorable para los mercados emergentes, «hace temer entre los inversores un derrape hacia la venezualización». En términos cambiarios, esto implica larga vida al cepo y brecha cambiaria en ascenso», explicó un operador.

El salto de $ 9,86 a 10,63 que -desde entonces- mostraron los precios de los contratos de dólar por vencer en 6 meses, que se negocian en Nueva York, es decir, lejos del alcance regulador del BCRA, da cuenta de esta lectura. Por el contrario aquí, la intervención oficial mantuvo ese precio planchado en torno de $ 9,74, para evitar más ruidos.

DEL PLACEBO A LAS NUEVAS LEYES PARA REPRIMIR

Operativo confianza

La mayor disponibilidad para importadores y la aclaración del BCRA sobre sus reservas buscan crear calma.

Mayor poder de control

Si el operativo seducción falla, el Gobierno volverá a insistir con la reforma a la ley penal cambiaria.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1805103-aflojo-el-paralelo-tras-dias-de-fuerte-suba

compartir