Noticias

El ex dueño de Aerolíneas fue sentenciado por vaciar Marsans

Otra condena para Díaz Ferrán

El empresario español sumó otra condena a cinco años y medio de prisión por ocultar su patrimonio para evitar reclamos de acreedores. Ya estaba con prisión preventiva desde 2012. El gobierno argentino lo acusa de haber vaciado Aerolíneas.

El ex dueño de Aerolíneas Argentinas y el Grupo Marsans, Gerardo Díaz Ferrán, fue condenado a cinco años y medio de prisión por el vaciamiento patrimonial del grupo empresario. La fiscalía española había solicitado 15 años de pena pero hubo un acuerdo de conformidad con las acusaciones que redujeron la sanción. El empresario ya estaba preso por una sentencia vinculada al fraude fiscal cometido tras la adquisición de la línea de bandera argentina. El vaciamiento de Marsans durante la administración de Aerolíneas, previa a la expropiación, incluyó la venta de aeronaves, simuladores y otros bienes de uso.

La investigación de la Justicia española se basó en lo que se conoció como la Operación Crucero, donde se concretó la “despatrimonialización” de Marsans. Díaz Ferrán y su fallecido socio Gonzalo Pascual acordaron, según la Fiscalía, que transferirían a otro socio (De Cabo) la totalidad de su patrimonio, tanto empresarial como personal. Una vez consumada la “ocultación patrimonial”, el liquidador (De Cabo) abonaría 8 millones de euros a cada uno en pagos de 100.000 euros mensuales.

Las diversas modalidades para vaciar el patrimonio de las sociedades de Marsans permitieron retirar del grupo cerca de 30 millones de euros. A partir de 2009, el Grupo Marsans empezó a acumular deudas y su viabilidad quedó gravemente comprometida. Los acreedores reclamaron que los dos socios avalaran el pago de las deudas con su patrimonio personal. Varias compañías acreedoras quedaron impagas, lo que dio lugar a distintos juicios y procedimientos comerciales. El déficit patrimonial alcanzó a 270,8 millones de euros y el pasivo, a 313 millones.

La quiebra del Grupo Marsans, en su momento uno de los más importantes del sector turístico en España, dejó en 2010 más de 4700 afectados y una deuda acumulada de más de 550 millones de dólares. Por el vaciamiento de Marsans, Díaz Ferrán permanece en prisión preventiva desde 2012.

En 2001, Díaz Ferrán y su ex socio Gonzalo Pascual –fallecido en 2008– compraron Aerolíneas Argentinas (ARSA) a la Sepi por un valor simbólico de 1 dólar. En 2008, Aerolíneas registraba un patrimonio negativo de 2500 millones de pesos y un pasivo de 890 millones de dólares. La flota era la más antigua de la región. Marsans ejecutaba el denominado “canibalismo”, al utilizar repuestos de aeronaves en tierra para poner en condiciones otros aviones. Como la flota era alquilada, generaba un incumplimiento contractual con los prestamistas.

Air Comet, que formaba parte del Grupo Marsans, tenía en 2001 menos de cinco años de existencia y se limitaba a la operación de vuelos charter al Caribe, Sudamérica y las islas Canarias, es decir que no operaba vuelos comerciales regulares.

“Air Comet se equipó a través de las empresas del Grupo Aerolíneas, obteniendo de ese modo un verdadero enriquecimiento ilícito. Los empresarios españoles se basaron en los negocios de las empresas del Grupo Aerolíneas para apalancar el crecimiento de unidades de negocios distintas, como Air Comet Europa, Air Comet Chile, Marsans Internacional Argentina y Marsans Internacional Chile”, explicó el gobierno nacional en un trabajo que se presentó ante el Ciadi, donde Marsans demandó al país.

Además de haber sido responsable del vaciamiento de Aerolíneas Argentinas y de una defraudación al fisco español, en marzo de este año Díaz Ferrán también fue denunciado por presunta apropiación indebida de 453 millones de dólares. El empresario recibió dicho monto de manos del Estado español en 2001 para desarrollar un plan industrial en la aerolínea, pero lo desvió a favor de su propia empresa, Air Comet, según sostiene la acusación. El juez de la Audiencia Nacional de España Fernando Andreu es quien está a cargo de la investigación. También está imputado su ex socio, Antonio Mata, quien ocupara el cargo de presidente de la compañía aérea argentina, luego devenido empresario mediático junto a Jorge Lanata en el fallido diario Crítica.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-276267-2015-07-03.html

compartir