Noticias

Comenzaron las indagatorias por las cuentas sin declarar en Suiza

La fuga del HSBC desfila por tribunales

Los primeros imputados por el fiscal Claudio Navas fueron directivos de Motores y Equipos Ortholan, dueños de una cuenta de 80 millones de dólares en 2006. Los acusados se negaron a declarar, aunque ya pagaron los impuestos adeudados.

Comenzaron las indagatorias de los argentinos con cuentas sin declarar en el HSBC Private Bank de Ginebra. Los primeros imputados citados por el fiscal Claudio Navas Rial fueron los directivos de Motores y Equipos Ortholan, una compañía argentina dedicada a la venta de maquinaria para la construcción y agrícola. Los miembros de la familia Ferreira figuran como titulares y apoderados de una cuenta en la sucursal suiza del banco que, a finales de 2006, arrojaba un saldo de 80 millones de dólares. Esa cuenta es la segunda más acaudalada abierta por argentinos en el HSBC Private Bank de Ginebra sobre un total de 4040 colocaciones realizadas por individuos y empresas con 3500 millones de dólares en ese banco suizo. Como la mayoría de los evasores y fugadores, la firma Ortholan habría utilizado una firma offshore radicada en el paraíso fiscal de las Islas Vírgenes Británicas para canalizar los fondos a Suiza.

Los datos corresponden a un listado sustraído por Herve Falciani, un ex empleado del holding financiero. En paralelo con la denuncia penal iniciada contra todos esos presuntos evasores, la AFIP intimó a los responsables de las colocaciones no declaradas en Suiza a ingresar los impuestos adeudados. Los miembros del grupo indagado ayer reconocieron en noviembre los impuestos evadidos e ingresaron los montos correspondientes más los intereses resarcitorios. De todas formas, la investigación penal sigue en marcha.

Citados por la mañana, los titulares y apoderados de la cuenta familiar se negaron a declarar. Se remitieron a un conjunto de escritos presentados por sus abogados donde endilgan la titularidad de la cuenta al fallecido Antonio Adelino Ferrerira, cabeza del grupo familiar. El empresario habría colocado en la sucursal helvética del HSBC los ingresos generados por la venta del concesionario oficial de la firma de maquinaria agrícola John Deere. Sus tres hijos, Roberto Antonio, María Marcela y Andrea Raquel, aseguraron en el texto que tomaron conocimiento de la existencia de la total existencia de la cuenta y su contenido por los comentarios de su padre en su lecho de muerte.

Fuentes con acceso al expediente judicial cuestionaron el descargo realizado por los hermanos Ferreira. Desde su visión, esa argumentación contradice la información obtenida por la AFIP a manos de las autoridades fiscales francesas sobre las colocaciones en el HSBC de Suiza. En esos registros se indica que, al momento de la apertura de la cuenta, no solo se designó como usufructuario al fallecido Antonio Adelino, sino también a sus hijos Andrea Raquel y Roberto Antonio. Esa situación debilitaría el supuesto desconocimiento de la cuenta bancaria no declarada con más de 80 millones de dólares según la foto de diciembre de 2006. Por eso, aunque los imputados intentan desviar la acusación penal contra el fallecido Antonio Adelino, la AFIP insiste que la investigación debe proseguir sobre el resto de los apoderados ya que ellos podían disponer de los fondos.

El sitio web de Ortholan detalla que la empresa nació a fines de los años sesenta como la concesionaria oficial de los tractores John Deere en el país. En 2004, luego de más de treinta años de representación, la empresa radicada en Pacheco se desvinculó de la fabricante de maquinaria agrícola estadounidense. Los fondos no declarados en el HSBC de Suiza habrían sido generados como parte de la cesión de ese negocio. Desde entonces la empresa pasó a hacerse cargo de la distribución de equipos y máquinas CASE Construction (hoy ya no distribuye esa marca) y, en el 2006, sumó la representación de Filtros Fleetguard. Ayer la compañía no respondió los llamados de este diario.

Durante la jornada de ayer también se presentó en la oficina del fiscal Navas Rial otro miembro del grupo familiar, Norberto Luján Estrada, que adelantó su declaración establecida para el viernes. Un dato curioso fue la citación cursada por el responsable al fallecido Antonio Adelino Ferreira, incluso cuando fue informado de su muerte por la AFIP. Los miembros del grupo empresario fueron los primeros en prestar declaración indagatoria pero la jueza María Verónica Straccia citó en total a 204 contribuyentes argentinos que figuran como titulares de cuentas no declaradas en el HSBC.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-276583-2015-07-08.html

compartir