Noticias

El FMI afirma que la economía argentina seguirá estancada durante el 2016

El Fondo Monetario Internacional (FMI) aumentó su estimación de crecimiento para la Argentina en 2015 y 2016, pero volvió a calcular un estancamiento, principalmente por la caída de los precios de los commodities y el desempeño que tendrán los socios comerciales. Así y todo, dijo que en el primer trimestre tuvo un mejor andar de lo que se preveía y sus estimaciones son contrarias a las de las consultoras y el Banco Mundial.

‘En la Argentina se prevé que la economía se mantenga estancada en 2015 y 2016” sostuvo el informe difundido por el organismo que dirige la francesa Christine Lagarde, que estimó para el 2015 una suba del PBI de apenas el 0,1% para este año y de cero para el próximo. Esto representa una mejora de la caída del 0,3% que proyectó en abril.

“Claramente es una economía que tuvo en el primer trimestre un crecimiento mayor al que habíamos anticipado”, admitió ayer en rueda de prensa el director del Hemisferio Occidental del Fondo, Alejandro Werner, que agregó para el país el organismo ve “una situación delicada” y que “el pasar de una ligera contracción a un ligero crecimiento desde el punto de vista estadístico no cambia cualitativamente el diagnóstico”.

La leve mejora, para Werner, se debe a “una expansión en el gasto público mayor” al que estimaba el FMI “y esto genera un efecto en la demanda agregada”. En este punto coincide con varias de las consultoras locales, que ven en el mercado interno el motor de repunte de la economía para el segundo semestre.

Economía & Regiones, por ejemplo, que dirige Alejandro Caldarelli, consideró que la economía cayó en el primer trimestre, pero que “debido al peso del Estado y el aumento del gasto público para estimular el consumo y la demanda agregada, el nivel de actividad mejoraría en el segundo y tercer trimestre de 2015”.

También Elypsis, la firma de Eduardo Levy Yeyati, sostuvo en su último informe que “con una economía que ya crece, modificamos nuestra previsión de crecimiento promedio a 1% para 2015. Con un crecimiento en el primer semestre que fue ligeramente negativo (-0.2% acumulado hasta mayo), esperamos un recuperación del 1.5% en la segunda mitad del año, con arrastre estadístico del 0.8% para 2016”.

Incluso el Banco Mundial espera ahora que Argentina crezca 1,1% este año, 1,8% el que viene y 3% en 2017.
Esto también lo ven los ejecutivos, ya que para el encuestador Eduardo D’alessio, el 59% de los hombres de empresa espera un mejor semestre a partir de julio.

Pero los problemas que ve el FMI en Argentina, que ya había calificado de “desequilibrios importantes” en abril, son similares a Venezuela y Brasil, países para los cuales proyecta fuertes caídas y que no están en sintonía con la cabeza de los directivos del Fondo, a diferencia de Perú, Chile y Estados Unidos, que crecerían arriba del 2,5 por ciento.

Es que para el directorio el país continúa ‘exhibiendo una situación muy delicada de balanza de pagos” por lo cual proyecta más controles comerciales y de la cuenta de capitales.

Para la región, el Fondo ve ‘múltiples riesgos‘: la caída de China, su impacto en los precios de los contratos de futuros para materias primas, el impacto negativo de Grecia y el ciclo de aumento de las tasas de interés por parte de la Fed antes de finales de año que “podría intensificar la volatilidad del mercado y las presiones cambiarias en América Latina”.

Pero una de las principales razones para ver una caída de la región se centran en ‘el persistente descenso de los precios de las materias primas” que debilitó las economías sudamericanas

Fuente: http://www.diariobae.com/notas/84747-el-fmi-afirma-que-la-economia-argentina-seguira-estancada-durante-el-2016.html

compartir