Noticias

El balotaje de la city: Macri “kirchnerizó” su discurso, el dólar se disparó y las acciones se desplomaron

El lunes posterior a cada elección, mientras los politólogos y los encuestadores hacen sus interpretaciones y tratan de justificar sus pronósticos errados, en la city financiera también se hace una evaluación política.

Claro que, en este caso, las opiniones no se expresan en forma de notas de análisis políticos ni de comentarios en las redes sociales, sino que se manifiestan de manera más simple y contundente: en los precios de los activos financieros.

Y ayer, luego del exiguo triunfo del PRO en el balotaje porteño y del discurso “kirchnerizado” con el que Macri intentó relanzar su candidatura presidencial, el mercadodio una opinión contundente: dólar para arriba y acciones de empresas para abajo.

No sorprende demasiado, porque era la tendencia que se venía observando en las últimas semanas.

Ante cada noticia que perjudica las chances de Macri y favorece las del candidato oficialista, Daniel Scioli, la reacción de los inversores siempre ha ido en el sentido de intensificar ladolarización.

Había pasado, por ejemplo, cuando se desmintió la posibilidad de una alianza opositoraMacri-Massa. Luego, al conocerse que Carlos Zannini sería el compañero de fórmula delactual gobernador.

En ambos casos hubo una reacción similar, luego de que interpretaran que las posibilidadesde un cambio en la política económica -que muestra atraso cambiario, déficit en las cuentas públicas, inflación elevada, alta emisión y poco crédito externo- se tornaría más improbable.

Los analistas de la city porteña creen que, en el caso de que Scioli tenga las mayores chancesde ser presidente, los activos más favorecidos serán los bonos, mientras que las accionescontarán con un futuro menos claro.

Gabriel Holand, CEO de HRGlobal, considera que no avanzará en una rápida devaluación e intentará mantener el poder de compra del salario al menos hasta ver cómo arregla el frente externo y el déficit”.

“Bajo esta premisa, brillarán títulos como el Bonar 2017, el Bonac, el Bogar 2018 y laslebacs, porque la inflación se mantendrá alta al igual que las tasas, para poder financiar el Tesoro”, apunta.

En tanto, un triunfo del líder PRO mejorará principalmente la performance de los papelesbancarios y del sector de energía.

El analista Rubén Pasquali señala: “Para aquellos que creen que ganará Macri, lasenergéticas son la mejor opción”, ya que se prevé un paulatino incremento en las tarifas públicas.

Respuesta contundente
Lo cierto es que ayer, en medio de análisis políticos sobre un debilitamiento de las chances del macrismo:

– Cayeron las acciones de la bolsa local.

– Descendieron las cotizaciones de compañías argentinas listadas en Wall Street.

– Se profundizó la suba del dólar paralelo.

El “blue” ya venía dando señales de inquietud a raíz del confuso episodio en el que el fiscal general de la Procelac, Carlos Gonella, anunció la semana pasada que pediría que se declare ilegal a las operaciones de “conta con liqui”.

A pesar de que el titular del Banco Central, Alejandro Vanoli, salió rápidamente al ruedo a desmentir un intento oficial de cambio para este mecanismo, el daño ya estaba hecho: elbillete informal rompió su letargo para superar la barrera de los 14 pesos.

Este lunes, tras el balotaje porteño, el salto volvió a ser brusco: 33 centavos en una sola jornada, hasta cerrar en $14,55. Una cifra que no se registraba desde octubre pasado.

Así, la brecha cambiaria que lo separa del tipo de cambio oficial llegó a casi el 60%. El”conta con liqui” también tuvo un repunte para cerrar a $13,44, desde los $13,29.

En cuanto al ámbito bursátil, se observó una fuerte corriente vendedora que llevó al Mervala caer un 3,2 por ciento.

Las bajas fueron lideradas por las acciones de Banco Macro (-5,6%), las de BBVA Francés (-5,5%), Edenor (-5,1%) y Petrobras (-4,8%).

En Wall Street los papeles argentinos también se derrumbaron: los del BBVA Francésretrocedieron un 6,5%, los de Edenor un 6,7%, los del Macro un 5,5% y los de Pampa un 5 por ciento.

“Ya hay que empezar a pensar en las PASO y la incidencia que pueda tener el resultado sobre los precios”, afirman desde la consultora Delphos Investment.

Entre exageraciones y “fundamentals”
¿Está justificada la respuesta del mercado a lo que va ocurriendo en cada comicio? ¿O, como algunos creen, se trata de reacciones sobreactuadas que serán sucedidas por un movimiento hacia el equilibrio?

Los analistas creen que ante la irrupción de noticias políticas siempre puede haber uncomponente de exageración que (a raíz de la incertidumbre electoral previa a una elección) puede ser acompañado por una tendencia de los inversores de mantenerse al margen del circuito financiero.

Aunque claro, también se generan oportunidades de compra y de esa manera aumentan las chances de fuertes subas y bajas. En definitiva, se llega a la instancia de un mercado “revuelto” hasta que se dilucide el nombre del futuro presidente.

Aunque sea un año electoral, no todo es política a la hora de explicar los movimientos financieros. Muchos operadores de la city creen que la cautela que se está observando en los últimos días tiene más asidero en los distorsiones de la economía que en las simpatías electorales.

Se destaca, en ese sentido, el detalle no menor de que continúa subiendo el ritmo deexpansión monetaria, con una maquinita de imprimir billetes a la que se hace trabajar a full-turno completo- a contramano de un perezoso ingreso de dólares a la reservas del Banco Central.

Todo indica que mientras la emisión siga su curso (ahora a una velocidad del 36%) y empuje al alza a la inflación, resultará cada vez más difícil sostener una cotización del oficial en 9 pesos.

Más aun cuando el llamado “tipo de cambio de convertibilidad” (es decir, el que surge decomparar los pesos que circulan en la economía con los dólares en poder del Banco Central) arroja una relación todavía superior a la que marca la cotización del paralelo.

Las últimas cifras dan cuenta de que por cada billete verde que está en las arcas de la entidad, están “dando vueltas” 15,26 pesos. Es decir, todavía quedaría un margen del 5% como para que el blue prosiga su camino ascendente.

En este contexto, empiezan a acumularse factores que le meten presión al tipo de cambio, como por ejemplo la mayor liquidez que hay en el mercado, ya que en julio venció un gran porcentaje de los plazos fijos.

Lo que los analistas presumen es que muchos de estos ahorristas en pesos no encontrarán incentivos para mantener sus depósitos bancarios e intensificarán la búsqueda del billete verde como refugio.

De hecho, los plazos fijos dejaron de crecer desde mayo pasado y el stock registró una caídade $7.000 millones en las últimas dos semanas, según datos del Banco Central.

También los fondos comunes de inversión llamados “money market”, que destinan la mayor parte de su cartera a plazos fijos en moneda local, deshicieron inversiones por $3.300 millones desde fines de abril hasta el presente, según la cámara que los agrupa (CAFCI).

A eso se le debe sumar que la base monetaria (léase la circulación de pesos) escaló 7%($34.000 millones) en tan sólo la primera quincena de julio hasta los $516.479 millones. Una cifra por demás alarmante.

Dólar ahorro, a puro récord
Mientras esto ocurre en el mercado de capitales, otro movimiento se observa en el campo de juego de los pequeños ahorristas. La demanda por el “dólar ahorro” retomó con fuerza sucamino ascendente.

El acumulado mensual ya tocan casi los u$s500 millones, una cifra considerada récord y que, hasta el momento, sólo es superada por todo junio, con cerca de u$s513 millones.

Es decir, faltan nueve días hábiles y ya se vendieron más billetes verdes que en el resto de los meses desde que el Gobierno habilitara estas ventanillas para hacerse de divisas.

En el actual contexto, la brecha cambiaria da una gran oportunidad de ganancias a quienes pueden comprar barato (a precio oficial) y revender caro (a valor de informal).

Es lo que en la city porteña suele llamarse “puré”: una simple operación de arbitraje que ocurre cada vez que en el mercado hay dos cotizaciones para un mismo bien.

Hasta hace pocos meses, esta operatoria tenía un claro lado positivo para el Gobierno: resignaba billetes verdes para vendérselos a los inquietos ahorristas pero buena parte de esa divisas luego se canalizaban al circuito informal, lo que aumentada la oferta y contribuía amoderar el precio del blue.

El tema que ahora prende luces de alerta -especialmente en Axel Kicillof y Alejandro Vanoli- es que esta inyección de “dólar ahorro” ya no da resultado para frenar la escalada delbillete informal.

Más aun, la sensación que impera en la city es que no se está pudiendo controlar ninguno de los dos mercados. Es decir:

-Por un lado las ventas de dólar ahorro tocan un récord preocupante para la administración K, en un contexto signado por la escasez, en el que debe restringirle a las industrias divisas para importar insumos.

– Por otro, esos billetes que antes servían para que pequeños inversores hagan el “puré” -y se tranquilice el blue- tampoco está generando el efecto deseado.

Así las cosas, las probabilidades de calma parecen escasas: el calendario marca apenas tres semanas para las PASO y todo apunta a que el mercado seguirá moviéndose al ritmo de las encuestas.

Fuente: http://www.iprofesional.com/notas/216138-El-balotaje-de-la-city-Macri-kirchneriz-su-discurso-el-dlar-se-dispar-y-las-acciones-se-desplomaron?page_y=0

compartir