Noticias

Se despertó la bestia: el blue rompió la barrera de $15 y la represión oficial no logra detener su avance

No pasó una semana desde la ruptura del “techo psicológico” de los $14 que ya se sobrepasó otro mojón, con los $15,09 a los que el dólar blue cerró la rueda de ayer.

“Con sus errores, el Gobierno despertó a la bestia”, grafica Aldo Pignanelli, ex presidente del Banco Central, para describir la situación existente en las últimas semanas, en las que cada nueva medida del equipo económico parece exacerbar los ánimos de los ahorristas.

Y es que, además de los motivos de fondo que llevan a la dolarización -principalmente, la emisión monetaria, que avanza a una “velocidad crucero” del 36% anual- y del cambio de expectativas por los vaivenes del calendario electoral, en la city porteña hay una certeza: elaccionar del Gobierno ha empeorado las cosas.

Más grave aún: empieza a haber evidencias de que las recetas que en otros momentoshabían sido efectivas para mantener bajo control al tipo de cambio paralelo, ahora ya no dan resultado.

Lo que perciben los operadores de la city porteña es que el Gobierno no solamente está presode su visión conspirativa sino que también le atribuye poderes inexistentes a sus políticas represivas.

Como observa Luciano Cohan, director de la consultora Elypsis, hubo un error de diagnósticorespecto de qué fue realmente lo que había permitido mantener cierta calma en la plaza cambiaria a lo largo del primer semestre del año.

“Los funcionarios creyeron que fueron ellos -con su poder de policía- los que habían logradoimponer el control. Pero no fueron ellos, sino la propia expectativa del recambiopresidencial asociada a la resolución de problemas que se vienen arrastrando desde hace tiempo”, argumenta, en relación con el atraso cambiario, la alta emisión y el elevado déficit en las cuentas públicas.

Pero ahora el panorama político ha cambiado.  El candidato que en la actualidad rankea mejor en las encuestas de los presidenciables, Daniel Scioli, se muestra partidario al”continuismo”.

Y esto, claro, tiene su correlato en la disparada del blue. Sin embargo, la administración Kpercibe otra cosa.

Considera que el problema de fondo es que hay “conspiradores” del modelo y que para calmar las aguas debe aplicar la misma estrategia de represión  que la utilizada sobre finales del 2014 y primer semestre de este año.

En ese entonces, las clausuras a firmas bursátiles y las ventas masivas de bonos en poder de la Anses habían surtido efecto.

Se despertó la bestia
Lo cierto es que toda la artillería que desplegó la administración K en los últimos meses paradomar a su enemigo número uno, el dólar blue, parece haber perdido su poder de fuego.

La cotización en el mercado marginal de cambios habla por sí sola: se disparó a $15 luego de haber tocado un mínimo de $12,38 en abril.

El siguiente cuadro permite apreciar cómo creció a un ritmo vertiginoso:

De esta manera, se estaría cerrando una suerte de círculo que comenzó a fines de septiembre del año pasado.

En ese entonces, el informal llegó a venderse a casi $16. Luego, sobrevino el momento de mayor “gloria” para las autoridades, ya que logró bajarlo casi un 25%, propinándole un duro castigo a quienes habían comprado más caro.

Este descenso se dio tras la estrategia planteada por Alejando Vanoli desde que asumiera la presidencia del Banco Central. En su debut, se fijó como principal objetivo doblegar a unmercado que parecía desbocado.

Así, a partir de su gestión, dispuso una amplia batería de medidas con el fin de conseguir la tan anhelada “pax cambiaria”.

Las principales iniciativas que adoptó, junto con otros organismos del estado, como la AFIP, Secretaría de Comercio o la UIF e incluso sumando fuerzas de seguridad, fueron las siguientes:

1. Controlar más de cerca las entidades que más acaparaban las operaciones de “conta con liqui”.

2. Allanar gran cantidad de casas de bolsa y agencias de cambio para reducir la demanda ilegal.

3. Desempolvar “viejos” sumarios por infracciones en la normativa bursátil y cambiaria, como forma de amedrentar o castigar a compañías y directores.

4. Elevar las tasas de interés para defender a la moneda local, exigiendo a los bancos que paguen un mayor “premio” por los plazos fijos.

En los últimos días ganó amplia visibilidad la posición oficial con respecto a la potencial ilegalidad del “contado con liquidación”, lo cual provocó un alto grado de preocupación entre operadores.

A esto se sumaron las ventas masivas de bonos por parte de la Anses (los utilizados para esta operatoria) con el objeto de debilitar su precio y así incidir en forma indirecta sobre lacotización del blue.

Ello responde a el “conta con liqui” -más allá de sus propias características en cuanto a que es el mecanismo utilizado para transferir hacia y desde el exterior dólares en forma legal-marca el paso del blue a corto y mediano plazo.

“La mejor manera de medir la eficacia de la intervención oficial en este circuito, es ir observando la brecha que separa su precio del dólar marginal”, afirma Agustín Cramo, experto en mercados financieros.

Si dicho “spread” se amplía, es un indicador de que la salida de fondos aumenta, que es lo que ha venido sucediendo en los últimos días, en los que pasó de menos del 1% en la primera semana del mes al actual 10%, un porcentaje muy por encima del promedio histórico.

Plazo fijo, de amigo a enemigo
Otro de los frentes en los que se vienen mostrando debilidades crecientes es en el de losdepósitos bancarios.

Durante muchos meses, ante la quietud del blue, los ahorristas se volcaron a los plazosfijos para reeditar la famosa bicicleta financiera. Esto es desarmar posiciones en dólares, armar un plazo fijo para ganar con la tasa y luego, con el producido, volver a comprar más billetes verdes.

Este “deporte” en las últimas semanas se ha frenado por una conjunción de factores, lo que llevaría a una merma en el nivel de renovación de colocaciones.

Uno de ellos es la abrupta baja de las tasas de interés con las que se premia a los depósitos superiores a los $350.000, a raíz de la elevada liquidez.

El propio Banco Central da cuenta de que el rendimiento promedio para colocaciones a 30 días se redujo del 22,2% al 18%.

La respuesta de los ahorristas fue no se hizo esperar: quienes disponían de más de un millón de pesos en los bancos, retiraron su dinero y así los plazos fijos retrocedieron en una cifra cercana a los $7.500 millones.

¿Qué pasa con los minoristas? La súbita disparada del blue (que en los últimos 20 días subió casi un 15%, lo mismo que se obtiene en ocho meses con un depósito) ha acrecentado eltemor en el Gobierno de que gran parte de los particulares opte por no renovar suscolocaciones, ante los vencimientos que operan  en las próximas semanas.

“Plazo fijo que vence, dinero que va a dólares bajo cualquiera de sus variantes. A medida que se acerquen las elecciones, este efecto se irá haciendo más visible”, afirma el ejecutivo de un banco líder de capitales españoles.

“Es muy probable que veamos una mayor presión sobre el tipo de cambio de cara a los meses que vienen”, afirma Nery Persichini, economista de Inversor Global.

Por otro lado, las paritarias han traído salarios “nuevos”. Esa mayor cantidad de pesosmete más preión al dólar, en especial al paralelo.

“Los inversores están rebalanceando sus portafolios. Si bien no se vuelcan 100% a activos dolarizados, el porcentaje va en aumento”, señala Persichini.

Otra prueba es la caída de los depósitos a plazo fijo que tienen constituídos los fondos comunes de inversión. En este sentido, los expertos dan cuenta de que se redujeron cerca de un 20%.

En cuanto a los allanamientos efectuados en cuevas del microcentro, los operadores afirman que su efectividad es de escaso alcance, más allá del despliegue periodístico que generan.

En general, lo que logran es una suspensión temporal, a partir de los denominados “feriadosvirtuales” que decretan los propios operadores para evitar problemas. Pero transcurridosun par de días, todo vuelve a ser como era antes.

El “dólar ahorro” ya no ayuda
El llamado “dólar ahorro”, es decir aquel que los particulares consiguen en ventanillas oficiales con autorización de la AFIP, se transforma día a día en una carga más pesada para el Gobierno.

De hecho, en este mes en curso, la cifra de u$s517 millones ha marcado un nuevo récord.Desde que se implementó el sistema, el BCRA tuvo que resignar casi u$s6.300 millones.

¿Por qué se lo mantiene vigente, pese a semejante costo que impacta de lleno en las alicaídas reservas?

Este mecanismo venía cumpliendo con varios objetivos. Por un lado, ayudaba a descomprimir la presión sobre el mercado paralelo, al acrecentar la oferta de divisas.

Ahora, la mala noticia para la administración K es que hoy ni una brecha del 60% (que debería alentar aun más el “puré”, es decir, comprar divisas baratas para revenderlas más caras) está surtiendo efecto.

De esta manera, el Banco Central pierde otra de sus principales armas en su lucha contra el blue, en un contexto en el que la demanda crece a pasos agigantados.

En lo que va de julio las compras superan a las de junio y seguramente serán inferiores a las de agosto.

Por lo pronto, tanto en el gremio de los economistas como en el de los operadores de la city, el consenso es que el blue seguirá en alza mientras no se corrija el atraso cambiario y en la medida en que haya un nivel de emisión tan elevado que haga que la cantidad de pesos crezca de manera desmedida en proporción a los dólares en manos del Banco Central.

Fuente: http://www.iprofesional.com/notas/216221-Se-despert-la-bestia-el-blue-rompi-la-barrera-de-15-y-la-represin-oficial-no-logra-detener-su-avance?page_y=0

compartir