Noticias

El nivel de actividad cayo 0.8 puto en Junio y 1.2 en el semestre

La industria, en una meseta

En junio hubo más bloques fabriles que registraron subas que aquellos que bajaron, aunque el indicador del Indec terminó en signo negativo. En cambio, el organismo corrigió el dato que había entregado para mayo: en lugar de caer 0,3, aumentó 0,4.

La actividad industrial anotó una caída del 0,8 por ciento en junio respecto del mismo mes de 2014, al tiempo que acumuló en lo que va del año una contracción del 1,2 por ciento interanual. Así lo informó ayer el Indec. El centro de estadísticas oficial corrigió su estimación de producción industrial para mayo, que pasó de caer de 0,3 por ciento a computar un crecimiento de 0,4, lo cual permitió quebrar una serie de 21 meses consecutivos de contracciones. La mala performance de la rama manufacturera se concentró en junio en acero, refinación de petróleo, maquinaria, textil y tabaco. Los siete sectores restantes del complejo industrial, en contraste, anotaron incrementos, donde se destacó la suba de autos, químicos, alimentos y minerales no metálicos.

La producción de metales básicos marcó el mes pasado un retroceso de 6,7 por ciento respecto de junio de 2014, lo que se explicó por el importante retroceso del acero, con una contracción de 7,4 por ciento. Desde la Cámara Argentina del Acero, entidad que agrupa a fabricantes del sector (Tenaris, Acindar, Ternium, Aceros Zapla, AcerBrag y Gerdau), precisaron que la producción de este metal se ubicó en 444.600 toneladas, contra las 477.400 del año pasado, mientras que apuntaron que la caída de producción es una situación generalizada en la región por “la competencia desleal de China”. “El acero subsidiado que llega desde las siderúrgicas estatales de China en condiciones que no cumplen las reglas de la Organización Mundial de Comercio está poniendo en riesgo el empleo de miles de latinoamericanos y desplazando a los productores nacionales”, mencionaron en la entidad.

La refinación de petróleo (-3,7 por ciento), la rama metalmecánica dedicada a producir bienes de equipo (-8,7), el sector textil (-4,4) y el del tabaco (-5,4) fueron los otros sectores del bloque manufacturero que registraron una contracción el mes pasado. En el detalle del informe del Indec se precisó que las caídas en el bloque de indumentaria se asociaron con la merma de hilados de algodón del 0,7 por ciento y tejidos, del 5,3 por ciento. En cambio, la producción de fibras sintéticas y artificiales marcó una suba del 16,7 por ciento interanual.

La rama automotriz, a diferencia de este desempeño, recuperó el crecimiento al avanzar 6,8 por ciento, cuando había retrocedido 9 por ciento en mayo. El mayor nivel de movimiento económico en el mercado interno fue un elemento central para impulsar la fabricación del sector, al tiempo que la venta al mercado brasileño continuó siendo intermitente por el flojísimo desempeño de la economía de Brasil, que tiene pronósticos de recesión para este año del 1,7 por ciento. Las terminales tienen perspectivas de continuar incrementando su actividad, para lo que será relevante la ampliación del cupo de divisas de importación que autorizó el Gobierno a mitad de julio.

El sector de alimentos, otro rubro que produce para el mercado interno, anotó también una marcada expansión, con una suba del 3,8 por ciento, donde se destacó el incremento de yerba (11,5 por ciento), de carne roja (3,9) y de molienda de cereales (4,4). Productos y sustancias químicas, en tanto, avanzó 3,9 por ciento, gracias a la fuerte expansión del 8,3 por ciento de productos farmacéuticos, del 17,1 por ciento de químicos básicos y del 8,5 de detergentes.

A su vez, se registró un avance del 3,2 por ciento en papel y cartón, del 7,8 por ciento en Edición e Impresión, y de 8,3 de productos de caucho y plástico, con un crecimiento de neumáticos (2,8 por ciento) y de productos manufacturados plásticos (9,6). La producción de minerales no metálicos, en tanto, marcó un alza del 4,9, donde se subrayó la suba del 17,8 por ciento de cemento. El aumento de la construcción gracias a la expansión de obras viales, proyectos de infraestructura del sector público y el plan Pro.Cre.Ar fueron elementos centrales para explicar el desempeño de los minerales no metálicos.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-278074-2015-07-28.html

compartir