Noticias

Para el presidente de la Bolsa, “si se liberara, el dólar valdría menos”

El presidente de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Adelmo Gabbi , afirmó ayer que no cree que el tipo de cambio de equilibrio de la Argentina sea el que hoy refleja el mercado ilegal de divisas y sostuvo incluso que -si pudiera operar en él actualmente- sería “vendedor”, ya que no duda de que si la negociación de monedas fuera libre el valor del dólar “sería menor”.

“Soy de los que aprendieron que todo lo prohibido tiene un valor superior y todo lo permitido, uno inferior”, dijo Gabbi a periodistas tras convocar a los socios de esa institución a un brindis por su 161er. aniversario.

El encuentro suplió el acto formal del que participaría la presidenta Cristina Kirchner y que, a su pedido, por “cuestiones de salud”, debió reprogramarse para el 20 de agosto próximo. Vale recordar que la mandataria arrastra, desde hace días, un cuadro de laringitis que la obligó a postergar su agenda.

Pero quien no pudo contener sus ganas de decir algunas cosas fue Gabbi, quien, ya en horas de la mañana, había definido como mediocre la actualidad de la economía (“creo que está en 5 puntos”, ejemplificó) y en la noche se refirió a este “presente con tropiezos”por el que se transita. Gabbi vinculó el elevado precio que alcanzó el dólar en el mercado informal al “momento electoral”, pero no se privó de señalar algunos factores que colaboran para empinar el valor. “Hay una emisión monetaria muy importante en momentos en que el país está lejos de los superávits gemelos que tuvo en alguna época, lo que siempre traealgún tipo de zozobras.”

El titular de la Bolsa tenía previsto mencionar algunas de estas cuestiones en el discurso que debió postergar y con cuyo texto ya cuenta la Casa Rosada. Allí, incluso -según pudo establecer LA NACION-, abrevaba en definiciones surgidas en la primera parte de la gestión kirchnerista para contraponer aquellos postulados con la realidad actual.

“Creo que si se liberase, el dólar valdría menos; es una opinión personal. Creo que con un nuevo gobierno, cualquiera que sea, con algunas libertades económicas, llevaría a que el dólar, no estando prohibido, tenga un precio menor. Siempre lo prohibido vale un poco más”, subrayó. Gabbi reclamó además mayor “libertad” para la actividad económica. “Hay que tener controles y regulaciones, pero equilibradamente”, dijo, a la vez que abogó porque se atiendan los problemas de las economías regionales.

“Todo lo prohibido tiene un valor superior y todo lo permitido, uno inferior”

La discusión cambiaria recobró actualidad en las últimas semanas al disiparse el período de calma que había atravesado en el segundo trimestre la plaza local y potenciarse los intentos de escaparle al peso.

Las tensiones quedaron reflejadas en la carrera alcista que ensayaron los precios libres del dólar (tanto los implícitos que surgen de operaciones bursátiles como los que se pactan en la calle en negro) en un contexto mundial de renovada guerra de monedas ante la previsión de que la divisa estadounidense tenderá a afianzar su recuperación en breve, apenas la Reserva Federal (Fed) aplique a las tasas de referencia de ese país la primera suba en casi 10 años.

Esta suba, en momentos en que el Gobierno decidió volver a atar su suerte electoral a la de un peso artificialmente apreciado, no hizo más que volver a ampliar la brecha abierta entre los distintos niveles de tipo de cambio con que opera el mercado, quedando el dólar oficial cada vez más por el piso y el paralelo (que cerró a $ 14,91 para la venta) manteniéndose un 63% por encima.

En este sentido, las estrategias que ensayó el Gobierno para acortar esa distancia en los últimos días lucen insuficientes hasta aquí. Ni la venta de bonos en dólares (por parte de organismos oficiales) ni el aumento dispuesto en las tasas por los plazos fijos en pesos bastaron para restarle demanda al dólar. Mientras tanto, los incentivos que semejante brecha impone hacen que el BCRA muestre cada vez más problemas para sostener su nivel de reservas netas (las que verdaderamente cuentan cuando hay tensión en el mercado): ayer completó el cuarto día consecutivo sin poder sumar a esa tenencia ninguna de las divisas que liquidaron los exportadores. Por el contrario, y para evitar que el tipo de cambio oficial también ajuste al alza, debió volver a vender, con lo que ya se desprendió de unos US$ 170 millones en la semana.

 

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1815040-para-el-presidente-de-la-bolsa-si-se-liberara-el-dolar-valdria-menos

 

compartir