Noticias

Tres de cada diez firmas despidieron personal en 2014

Desde que empezó el año, Clara se levanta todas las mañanas, enciende la computadora, navega todas las páginas de empleos en Internet y aplica a las pocas ofertas que encuentra. Hasta hoy, más allá de alguna entrevista en una financiera y un centro de salud, la joven, de 28 años, madre soltera y estudiante para maestra jardinera, no tuvo suerte.

Más allá de los casos particulares, las oportunidades de nuevos trabajos escasean. Según una encuesta de SEL Consultores, tres de cada diez grandes empresas recortaron su personal en 2014 como consecuencia de la retracción en la actividad económica. La misma consultora afirmó que esta tendencia negativa disminuyó este año, marcado más por el estancamiento en la creación de nuevos empleos que por la destrucción masiva de puestos de trabajo.

En el Gobierno reconocen la actual “estabilidad” del mercado laboral, hecho que consideran una victoria del modelo. “Hasta la crisis de 2009, el Gobierno creó millones de empleos”, afirmaron en el Ministerio de Trabajo.

“En la actualidad, con un mundo en crisis laboral, el objetivo es la defensa del empleo”, agregó el informe oficial.

Sin embargo, un informe de la consultora privada Tendencias Económicas sostuvo que julio reflejó un fuerte aumento de la conflictividad laboral. “Se registraron los niveles más elevados de despidos y suspensiones en lo que va de 2015”, estimó el último estudio de la firma.

A pesar del estancamiento general del mercado de trabajo y de los despidos por goteo, puestos que habitualmente no se reemplazan, un estudio de Manpower indicó que el 37% de los empleadores del país tiene problemas para encontrar algunos puestos específicos (ver aparte).

“Tomando como base la dotación de diciembre de 2013, un año después ¿su plantilla aumentó, se mantuvo o disminuyó?”, preguntó SEL a su base de más de un centenar de grandes empresas. Un 30% se manifestó por la última opción y un 79% de ellas contestó que las motivaciones estaban relacionadas con la retracción de la actividad económica en el país. El 26% afirmó que incrementó su plantilla y un 44%, que la mantuvo. Los recortes de personal se dieron principalmente en la base de la pirámide: fueron despedidos trabajadores tercerizados y eventuales (la contratación neta cayó 19 puntos) y operarios (-15). Todas las categorías mostraron números negativos.

El Gobierno reconoció los despidos en 2014, pero los minimizó. La última encuesta de Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) afirmó: “La dinámica del empleo registrado privado durante este año [2014] se ha caracterizado por una disminución en el volumen de incorporaciones de personal, en un marco donde las desvinculaciones también mostraron una tendencia descendente. Estos movimientos explican que en 2014 sólo se haya producido una leve reducción interanual del 0,4%”.

Por su parte, María Laura Calí, directora de SEL, afirmó: “Después de un 2014 con fuertes recortes, en el que tres de cada diez empresas redujeron sus dotaciones, este año la tendencia negativa se sostiene y afecta igualmente a todas las categorías ocupacionales”. Y agregó: “En 2015 hay una mayor participación de la mantención [de la dotación] después de un ajuste en 2014”. Según su encuesta, un 63% de las grandes empresas afirmó que mantendrá su personal este año, pero que no hará nuevas incorporaciones. Sin embargo, la creación de empleo en todas las categorías sigue siendo negativa, según esa muestra.

La EIL, encuesta basada en datos oficiales pero con mayor alcance, estimó que en junio un 96% de los empleadores consultados señaló que los puestos de trabajo se mantendrán o aumentarán en los próximos tres meses. Afirmó además que en ese mes el empleo privado se expandió 0,1%. “El volumen de los despidos se mantiene en el rango medio del nivel observado en los últimos diez años”, concluyó.

Sin embargo, un mes después (en julio), la consultora Tendencias Económicas indicó que se produjeron 4404 despidos, duplicando los registrados en el mismo período de un año atrás. “Se concentraron en la actividad de la construcción y en la industria petrolera, y en menor medida en las actividades olivícola, del azúcar, textil, metalurgia y siderurgia, autopartes, salud y municipios”, indicaron en la consultora.

Las suspensiones, en tanto, hallaron su techo de 2015 en julio, pero cayeron 13% en relación con el mismo mes de 2014. “Afectaron a 12.119 trabajadores, principalmente en las industrias alimenticia, frigorífica, textil, frutas, comercio, automotriz, vitivinícola y siderúrgica”, informaron.

“Lo más preocupante es que la industria siguió destruyendo empleos formales en el primer trimestre de 2015 con relación a igual período de 2014”, indicó Marcelo Capello, presidente del Ieral. “Ese empleo está a niveles de 2008 por problemas de competitividad y por el estancamiento del mercado interno”, aclaró el experto. Según el cuestionado Indec, el empleo privado formal creció 1,6% en el primer trimestre. El único sector que se contrajo fue el de la industria (perdió 10.000 puestos). El empleo público, en ese mismo período, avanzó 5,2%. “En el primer trimestre, hay 23.000 nuevos empleos. En todo 2014 se crearon sólo 2000. Pero en 2011 se habían generado 437.000 trabajos”, contrastó Gastón Rossi, director de LCG.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1816287-tres-de-cada-diez-grandes-empresas-despidieron-personal-en-2014

compartir