Noticias

La ONU define reglas para los casos de default

El día antibuitres

El canciller Timerman anunció que Naciones Unidas votará el 10 de septiembre los nueve puntos consensuados para facilitar las reestructuraciones de deuda. Hoy, nueva audiencia con Griesa.

El 10 de septiembre la Asamblea General de Naciones Unidas someterá a votación los nueve principios básicos consensuados en un comité ad hoc para guiar los procesos de reestructuración de deuda soberana. La fecha fue confirmada ayer en Nueva York por el canciller, Héctor Timerman, luego de reunirse con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. El diplomático de origen coreano celebró en ese encuentro “el liderazgo argentino” en el diseño de los lineamientos básicos para restringir el accionar carroñero y facilitar la negociación entre las partes al momento de un default. En tanto, el centro financiero de Estados Unidos será hoy sede de una nueva audiencia en los tribunales del juez Thomas Griesa. El convite entre abogados será en el marco de la causa denominada discovery, una ramificación de la batalla que sustenta la capacidad buitre de hostigamiento legal contra el país y terceras partes.

“Creemos que se aprobará la resolución sobre el tema de la deuda y ésa será la base sobre la cual se edificará una nueva visión sobre la necesidad de resolver los problemas de las deuda para que no afecten la soberanía de los países”, indicó ayer el ministro de Relaciones Exteriores. Durante la reunión con Ban Ki-moon, los diplomáticos analizaron las implicancias de las decisiones de las cortes estadounidenses en la disputa entre Argentina y los fondos buitre sobre las futuras renegociaciones de pasivos en default. “Discutimos la necesidad de establecer un principio que regule la forma en que la deuda externa es negociada por los distintos países”, precisó el titular del Palacio San Martín. En sintonía, un comunicado emitido por la ONU señaló que “el secretario general expresó su reconocimiento por el liderazgo del gobierno argentino en esta materia y el continuo apoyo a las Naciones Unidas”.

La extensión de los términos financieros de una renegociación al ciento por ciento de los acreedores cuando la propuesta sea aceptada por una mayoría calificada, la sustentabilidad de esos acuerdos para permitir a los países recuperar un sendero de crecimiento inclusivo y el respeto por la inmunidad soberana son algunas de las pautas contempladas en el documento que será abordado por la Asamblea General dentro de un mes.

La iniciativa ignorada por los países centrales que reclaman llevar la discusión al G-20 y el FMI se consensuó en tan sólo un año, un corto plazo para los tiempos del foro multilateral. “La asamblea general de la ONU es donde funciona la verdadera democracia global, donde todos los países tienen un voto y la posibilidad de hablar y ahí se tienen que resolver estos problemas”, expresó ayer Timerman acompañado por la embajadora argentina en Naciones Unidas, Marita Perceval. El texto negociado entre las partes representa un paso intermedio en la construcción del mecanismo legal internacional para llevar adelante reestructuraciones soberanas que impulsó Argentina a través del G-77 más China. Los elementos planteados no serán vinculantes para gobiernos o tribunales en ningún país.

Este mediodía los tribunales de Nueva York albergarán una nueva audiencia en la disputa entre Argentina y los buitres. Los demandantes encabezados por NML Capital de Paul Singer fueron habilitados dos años atrás a requerir información sobre bienes del país localizados en cualquier parte del mundo con el objetivo de embargarlos. Como los demandantes afirman que el país no cumple con esos pedidos, el juez Griesa accedió a discutir posibles sanciones. Si el octogenario magistrado cede a los pedidos carroñeros, les facilitaría avanzar con sus intentos de ejecución de activos del Banco Central, YPF y Enarsa, una estrategia hasta ahora infructuosa en términos materiales, pero con elevada capacidad extorsiva.

El encuentro no está relacionado a otro pedido de los buitres donde solicitaron a Griesa que amplíe su bloqueo al mecanismo de pago de los bonos emitidos durante el canje hacia toda la deuda externa del país, incluidos los Bonar 2024 (el instrumento que utilizó el Gobierno para emitir en abril bonos en dólares). Ese tema recién sería analizado a fin de año.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-279152-2015-08-12.html

compartir