Noticias

En busca de recuperar rentabilidad, los supermercados cambian de formato y echan a 1.000 empleados

Un cajero para todo un supermercado encargado de cobrar, pesar y hasta de escoger productos. Esa situación se repite en muchos puntos del país, donde las grandes cadenas han achicado el formato de negocios para reducir costos y recuperar rentabilidad, imitando a la competencia china.

Algo similar ocurre en las centros comerciales de mayor tamaño, los cuales han decidido concentrar diversas áreas a cargo de un solo jefe y tercerizar productos que antes se elaboraban en la propia tienda.

El denominador común de estos cambios en la estrategia comercial es un ajuste en la cantidad de personal en un rubro que contrata a más de 100.000 personas y se caracterizaba por liderar el ránking de empresas con mayor empleo declarado.

Así, en lo que va del 2015, los gigantes de la actividad redujeron más de 1.000 puestos y también disminuyeron salarios mediante la extensión de contratos por tiempo parcial junto con los regímenes de jornada reducida, según advirtieron a este medio sindicatos del rubro y fuentes empresarias.

“El consumo viene bastante tranquilo. No hay un retroceso, pero tampoco el esperable incremento después de que cerraran las paritarias. Se está trabajando con personal muy ajustado porque el costo laboral representa el 50%”, reconocieron desde una cámara del sector.

En el caso de Cencosud, la cadena con mayor cantidad de empleados en el país, los despidos estuvieron motivados por un decrecimiento de su rentabilidad, debido a la menor demanda, mayores gastos de administración y venta como consecuencia de los aumentos salariales y el “entorno inflacionario”.

El grupo de Horst Paulmann emplea a 26.690 personas en Argentina, a través de Jumbo, Disco, Plaza Vea, Easy, Blaisten y Aventura Centeren Argentina. Aunque declinó hacer comentarios aiProfesional, el balance del primer trimestre del año muestra que el grupo de capitales chilenos cerró cuatro bocas de expendio y eliminó 200 puestos en el país, que se suman a los 1.150 recortes del 2014.

Para los gremios, en cambio, la cifra de bajas es mucho mayor. El Sindicato de Personal Jerárquico de Comercio afirma que sólo en la sede central de Martínez, en Paraná al 3617, hubo 200 despidos de personal fuera de convenio y administrativo, a fines de julio. Se trata de un 20% de la dotación contratada en los tres edificios que posee la firma frente al complejo Unicenter.

Luego de los recortes en noviembre del año pasado y febrero del 2015, la última tandaencendió una luz de alerta en las entidades gremiales, ya que representó un salto cualitativo, en comparación con lo ocurrido desde mediados del 2013. En ese período, las principales firmas recurrieron a “despidos hormiga” y retiros voluntarios para reducir personal.

El ajuste más notorio fue en Cencosud, que se deshizo de personal de a docenas en el Jumbo de Unicenter, Alto Palermo, Alto Avellaneda, Aventura Center de Morón y en varios de sus locales Disco y Easy que tiene distribuidos en la provincia de Buenos Aires y el interior. El achiqueprovocó protestas en mayo en el Vea de Barracas y la semana pasada, en la sede central del grupo.

Con todo, las cifras del INDEC indican que el empleo del sector creció un 0,8% interanual en mayo. Esto probablemente se deba a que las grandes superficies reemplazaron en algunos casos las vacantes con contratos part-time.

Mientras tanto, en otros casos, una parte de la plantilla emigró a las nuevas tiendas como Disco (Cencosud), Día y Express (Carrefour), y Changomás, Mi Changomás y Changomás Express (Walmart), que hoy reportan importantes ganancias a las cadenas.

Las empresas del sector explican además que tienen una alta rotación del empleo, lo que implica una importante cantidad de desvinculaciones e incorporaciones con regularidad.

No obstante, las fuentes gremiales coinciden en señalar que, en la mayoría de los casos, los puestos eliminados no fueron repuestos en el último tiempo.

El test de un nuevo modelo 
Una de los efectos del nuevo modelo comercial es la fusión de áreas, tercerización de tareasy falta de personal que es compensada con la incorporación de máquinas, balanzas y cajeros sin asistencia para que los consumidores las manipulen por cuenta propia. Se trata de una modalidad que ahora quieren replicar las cadenas de electrodomésticos como Fravega y Garbarino.

“Están despidiendo y achicando áreas, pese a que no tienen los números en rojo. En los mismos super donde había jefes de bazar, ferretería y frescos, ahora hay uno solo”, dijo a este medio, Jesús Riquelme, secretario de prensa del Sindicato de Personal Jerárquico de Comercio.

Los balances de la compañía francesa Carrefour indican que Argentina tuvo una buena performance en las ventas y los ingresos, durante la primera mitad del año.

La cadena, que cuenta con 577 tiendas en 22 provincias y más de 20.000 empleados, apunta a consolidarse en Buenos Aires y grandes centros urbanos, a través de distintos formatos, como los hipermercados, y los formatos chicos (Carrefour Market, Express y Maxi).

Pero el Sindicato de Empleados de Comercio de la zona oeste estimó que Carrefour y Walmart redujeron un 14% sus plantillas en relación con el 2013 y advierten una “flexibilización” de las condiciones laborales.

A través de los contratos por tiempo parcial, las empresas pueden prescindir de personal en las horas menos concurridas y pagar salarios iniciales en torno a los $5.000, un 50% inferior a los de jornada completa.

La tendencia a la reducción de costos laborales no es nueva. Según los gremios, los primeros síntomas empezaron a aparecer a partir del 2007, en medio de la aceleración de la inflación, la mayor presión por recomponer los salarios y la competencia china.

“Desde el 2007, empiezan a reducir plantillas estables por las paritarias. Es la forma que encontraron de mantener el mismo costo laboral de hace cino años: es el sistema de los super chinos, se trabaja más con menos gente”, señaló Gustavo Córdoba, secretario de organización de la CTA oficialista encabezada por Hugo Yasky.

La reestructuración en las grandes superficies se refleja además en sus áreas de panadería y carnicería. De ser los sectores con mayor espacio en los locales pasaron a ocupar pequeños mostradores y dejaron de elaborar sus propios productos. Lo mismo sucede con la reposición que ahora es cubierta por los propios proveedores y con menos personal.

Fuente: http://www.iprofesional.com/notas/217700-En-busca-de-recuperar-rentabilidad-los-supermercados-cambian-de-formato-y-echan-a-1000-empleados

compartir