Noticias

Analisis de Kicillof de la notable disminución de la desocupación

“El dato no es por casualidad”

Las políticas públicas para impulsar la actividad económica explican la reducción al 6,6 por ciento de la tasa de desempleo.

“La caída de la desocupación no es el resultado de la casualidad ni del Espíritu Santo, sino de las políticas contracíclicas del sector público”, afirmó ayer el ministro de Economía, Axel Kicillof. Aseguró, además, que la disminución de la tasa de desempleo, que alcanzó el nivel más bajo desde 1991, al ubicarse en el 6,6 por ciento en el segundo trimestre, se explicó por el mayor movimiento de la actividad económica en el mercado interno. Indicó que las iniciativas del Gobierno para promocionar la demanda local fueron la clave para recomponer el dinamismo en los últimos meses, en un mundo que muestra fuerte desaceleración del comercio y de la producción.

“Contra todos los pronósticos de 2014, todo el mundo está viendo que en la Argentina hay un proceso en curso de crecimiento económico. Lo observan para el segundo trimestre, y ya casi no queda ninguna consultora incluso privada que diga que este año no vamos a crecer”, indicó Kicillof. Agregó que en este panorama de recuperación de la demanda agregada no es sorpresa el dato de caída de la desocupación. “Nos llena de alegría la última estadística informada sobre desempleo”.

El ministro de Economía mencionó que las políticas estatales expansivas a través de la suba del gasto público fueron centrales para impulsar el movimiento interno, cuando a nivel internacional se observa una situación de estancamiento, en particular de Brasil, el principal socio comercial de la Argentina. “Las políticas estatales permitieron que la crisis financiera internacional que está impactando en los países emergentes no redunde en la pérdida de empleo en Argentina”, subrayó. El funcionario precisó que mientras la desocupación en el país anotó una baja de 0,9 puntos porcentuales en el último año, el desempleo aumentó en otras economías en vías de desarrollo. Por caso, mencionó que hubo una suba del 0,8 por ciento en Uruguay y del 0,54 en Rusia. También recordó que España tiene una tasa de paro de 22,5 por ciento, mientras que en Grecia asciende al 25 por ciento y en Francia se ubica en 10,2 por ciento.

Además de la recomposición de la economía en los últimos meses, la caída de la tasa de actividad (menor cantidad de individuos que salieron a buscar trabajo) fue otro elemento que colaboró para que continúe retrocediendo el desempleo. La tasa de actividad se ubicó en 44,6 por ciento en el segundo trimestre, la cifra más baja de los últimos doce años (en 2003, por caso, era de 45,6 por ciento). Existen distintos factores para explicar este retroceso, que viene ocurriendo desde hace varios trimestres. Desde el Ministerio de Trabajo aseguran que no debe pensarse solamente en el “efecto desaliento”, que se asocia a personas que dejan de buscar trabajo por falta de incentivos, sino que también puede incidir la mayor cobertura provisional y los aumentos semestrales de los haberes o el hecho de que más de 700.000 jóvenes de entre 18 y 24 años haya ingresado a en el programa Progresar, lo que pudo haber generado un posible retardo en el ingreso al mercado laboral por parte de estos jóvenes. Este piso de ingresos que el Estado le asegura a los sectores vulnerables de la población tiene un efecto notable para que los individuos dejen de realizar trabajos de fuerte precariedad.

Distintos economistas coincidieron con Kicillof y consideraron el dato de reducción del desempleo como una señal positiva que marca el mayor dinamismo local. “Aparte de factores estacionales, la principal explicación (de la disminución de la desocupación en el segundo trimestre) es la recuperación de la actividad económica”, mencionó Alejandro Robba, director de la carrera de Economía de la Universidad de Moreno. “Estos datos corroboran que el mercado interno empezó a crecer. La tendencia de la desocupación seguirá en descenso, a diferencia de lo que decían los consultores del mercado respecto de que el desempleo se iba a disparar en 2015. Hicieron el mismo pronóstico fallido de inflación, diciendo que iba a aumentar y finalmente desaceleró”, sentenció el ex subsecretaría de Coordinación Económica.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-279715-2015-08-20.html

compartir