Noticias

Chevron “recalculando”: le puso el cartel de venta a sus activos en Río Negro y se concentra en Vaca Muerta

Soplan vientos de ajuste en torno a la principal socia en la Argentina de la estatal YPF. Ocurre que Chevron acaba de ponerle el cartel de venta a sus activos en la provincia de Río Negro y todo hace ver que abandonará la operatoria de esos yacimientos antes del próximo diciembre.

En simultáneo, la firma mantiene un enfrentamiento directo con el sindicato de Petroleros Jerárquicos en Añelo, epicentro del reservorio de hidrocarburos no convencionales Vaca Muerta, donde el Ministerio de Trabajo de la Nación viene de mediar en un paro.

Al respecto, Marcelo Zúñiga, delegado local de la cartera laboral, indicó que el sindicato no podrá tomar medidas de fuerza por 15 días, y la empresa estará impedida de llevar adelante algún tipo de represalia por la protesta.

El paro se inició la semana pasada con asambleas informativas y se intensificó el último viernes cuando, según denunció la petrolera, no estaban garantizadas las guardias mínimas en el yacimiento El Trapial.

A la par, corrieron rumores de que el gremio extendería la huelga a Loma Campana, donde la casa matriz de la empresa norteamericana está asociada a YPF para desarrollar Vaca Muerta.

Según fuentes neuquinas, el gremio denunció que Chevron está presionando a los trabajadores para que acepten el retiro voluntario.

El sindicato aseguró que no se involucra en los arreglos particulares de los trabajadores -que están acordando su salida por indemnizaciones mucho más altas que lo que marca la ley- pero sí lo hace cuando hay presiones de por medio.

La salida de Río Negro
Respecto de la venta de activos en esa provincia, se trata de tres viejos bloques petroleros que producen cada vez menos crudo y quedaron fuera de escala para el negocio de la gigante multinacional.

Según se filtró a la prensa rionegrina, se trata Estancia Vieja-Puesto Flores, La Yesera y Loma Negra.

En esta última área, Chevron había descubierto un “superpozo” que fue anunciado con pompas por el gobierno de Alberto Weretilneck en 2013 como el mejor en años. Inclusive hubo un acto oficial para festejar el hallazgo que iba a empujar el desarrollo petrolero de la provincia.

Pero, como suele decirse en el sector, el pozo fue una “papa”. De producir 110 metros cúbicos de crudo en sus primeros días de vida -un número muy alto para el promedio de la cuenca-, pasó a los actuales siete metros.

Por estos días, el Ela 1001, ubicado en una zona que se conoce como El Látigo, devuelve 20 veces más agua que petróleo.

Chevron fue consultada pero no hizo declaraciones al respecto. De todos modos, no negó sus intenciones, que en el sector todos dan como un hecho concreto.

Sorpresa en la provincia
Al parecer, la decisión cayó por sorpresa en el gobierno rionegrino. Así, una fuente oficial aseguró desde Viedma que la operación deberá ser aprobada por el gobernador.

Indicó que al Ejecutivo “no le agradan los negocios inmobiliarios”, y recordó que uno de los bloques, Estancia Vieja-Puesto Flores, está en proceso de renegociación, con expediente abierto.

De todos modos, también se negaron a ampliar declaraciones hasta que Chevron no confirme la operación y presente los papeles pertinentes a la autoridad de aplicación.

La decisión de dejar estos activos forma parte de un plan de desprenderse de sus bloques secundarios. Se enmarca en un proceso de optimización de costos en el que incluyó a El Trapial, su nave insignia en Neuquén, donde también comenzaron con un plan de retiro voluntarios en medio de denuncias del gremio de despidos ocultos.

Según el portal Inversor Online, los activos costarían entre 60 y 90 millones de dólares.Pero Río Negro podría hacer uso de una cláusula para equiparar la oferta mayor ofrecida en caso de no estar de acuerdo con el comprador. O bien podría, directamente, rechazar la operación.

Habría tres empresas interesadas en estos activos, aunque no trascendió el nombre de ninguna de ellas.

Prioridad: Vaca Muerta
Desde Montamat & Asociados aseguraron a iProfesional que, antes que una retirada del mercado argentino, la decisión de la petrolera debe leerse como una confirmación de que su prioridad a nivel local es el hidrocarburo no convencional que esconde Vaca Muerta.

“En el resto de los yacimientos que posee en la Argentina, Chevron ya venía mostrando un declive por demás de importante. Lo concreto es que la compañía vive como dos realidades paralelas en el país. Por un lado está la apuesta por Vaca Muerta, con el potencial conocido, mientras que por el otro tiene una operatoria de costos altos para generar un petróleo cada vez más escaso”, explicó a este medio Horacio Lazarte, analista de la consultora.

“En Añelo, si bien está con problemas por la conflictividad laboral, está por demás sólida en su estrategia junto a YPF. Es sabido que el no convencional demanda inversiones a largo plazo y en el sector se entiende que las ganancias no serán este momento”, agregó.

Lazarte sostuvo que “entre las compañías se rumoreaba que Chevron estaba mirando otros rumbos” en términos de operatividad.

“En Argentina, la petrolera tiene una estructura muy grande para el convencional que está explotando. Es claro que su intención con esta puesta en venta de activos es reducir sus operaciones en el mercado local. De alguna manera, y ante la situación del crudo en caída, la firma tiene que aplicar algún tipo de medida que le permita bajar costos. Y eso es lo que está haciendo”, comentó el analista.

Contexto de crisis global
Los movimientos de la petrolera parecen ajustarse a las complicaciones financieras que viene sufriendo por efecto de la pronunciada caída del precio del crudo a nivel internacional.

A fines de julio pasado, Chevron informó una caída de un 90% en sus ganancias del segundo trimestre, incumpliendo con las expectativas de analistas.

De hecho, el mismo CEO de la firma, John Watson, reconoció que los resultados fueron “débiles” y que está trabajando para reducir los costos con la renegociación de contratos de suministros.

Como respuesta a la baja de julio, Chevron directamente optó por desvincular al 2% del personal de la compañía. Esto es, unos 1.500 empleos que se viene produciendo principalmente en el estado norteamericano de Texas, donde la compañía explota la cuenca Permian de crudo no convencional.

Fuente: http://www.iprofesional.com/notas/218103-Chevron-recalculando-le-puso-el-cartel-de-venta-a-sus-activos-en-Ro-Negro-y-se-concentra-en-Vaca-Muerta?page_y=0

compartir