Noticias

Las operaciones de comercio exterior no necesitan pasar por el dólar

Con China, pesos y yuanes

El Banco Central y el Banco Popular de China firmaron un memorando de entendimiento para establecer un sistema de intercambio comercial e inversiones que evite el uso del dólar.

El Banco Central suscribió ayer con el Banco Popular de China un memorando de entendimiento para establecer mecanismos de compensación de operaciones de comercio exterior e inversión en yuanes (o renmimbis). De esa manera, el exportador argentino que venda a China recibirá yuanes, que luego podrá pasar a pesos, mientras que para la operación inversa el importador pagará en pesos, que se podrán convertir en yuanes, sin pasar por el dólar. El acuerdo establece la designación de un banco compensador (clearing bank) que facilitará la liquidación de las divisas en cada uno de los países por la operación. En una primera instancia, el encargado de hacer este traspaso será el banco chino ICBC y los exportadores e importadores argentinos deberán tener una cuenta en la entidad para que se realice el cambio a pesos. La iniciativa permitirá abaratar y agilizar los costos transaccionales.

Se trata de un mecanismo previo al que se utiliza con Brasil, denominado Sistema de Monedas Locales (SML), que permite abonar las operaciones de comercio exterior con sus respectivas monedas (pesos y reales). En el segundo trimestre de este año se registraron aproximadamente 2900 operaciones de 215 empresas a través del SML por el equivalente a 215 millones de dólares, mostrando este último una disminución de 20 por ciento respecto de valores registrados en el mismo lapso del 2014. La industria automotriz representó el 56 por ciento de esas operaciones. El objetivo con China es el mismo, llegar a pagar las importaciones en pesos y recibir pesos por las exportaciones.

El memorando con el banco central chino se inscribe en el acuerdo de swap (intercambio) de monedas que rubricó el BCRA y del que ya se utilizaron 7000 millones de yuanes de los 11.000 millones previstos. Esto, junto con la instalación de un banco chino en el país, son condiciones necesarias para que puedan compensarse las diferencias de la actividad comercial. La Argentina exporta a China unos 30.000 millones de renmimbis (5000 millones de dólares) e importa 60.000 millones de renmimbis (10.000 millones de dólares), según detallaron fuentes oficiales. La posibilidad de evitar los costos asociados a la adquisición de los dólares en medio de la operación entre ambos países tiene un alto potencial de aplicación, aunque será de carácter voluntario. En la actualidad quienes exportan a China reciben yuanes, que luego deben ser cambiados a dólares para más tarde ser comprados por el BCRA y otorgar pesos al exportador. Se intenta de esta manera anular el uso del dólar como moneda intermedia, explicaron desde el ente monetario.

Como parte del proceso de internacionalización del renmimbi, China está designando desde hace un tiempo a bancos chinos para que actúen en distintas jurisdicciones como facilitadores de la liquidación de cobros y pagos denominados en su moneda desde y hacia China. El objetivo es ampliar el uso internacional del renmimbi o yuan como moneda internacional de pago. El primer banco de clearing de renmimbis fue designado en la plaza de Hong Kong, lo que permitió el rápido desarrollo de la misma como principal centro offshore. Desde entonces se han designado a los principales bancos chinos como “RMB clearing banks” en un total de 17 jurisdicciones. Argentina es el primer país de Sudamérica en firmar este entendimiento.

Las otras jurisdicciones son Macao, Taiwán, Singapur, Reino Unido, Alemania, Corea, Francia, Luxemburgo, Qatar, Canadá, Australia, Malasia, Tailandia, Hungría y Sudáfrica. Para la designación de un “RMB clearing bank” los bancos centrales suscriben un Memorando de Entendimiento y luego se designa el banco que actuará como compensador. Siendo el único banco chino en el país, el ICBC será el que cumpla con ese rol, en donde los interesados deberán abrir una caja de ahorro en yuanes (o renmimbis). El RMB clearing bank designado acuerda con cada banco central los servicios que ofrecerá a sus clientes en cada plaza, sujeto a la normativa vigente en cada país. La medida implica una profundización de la relación entre Argentina y el gigante asiático.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-281907-2015-09-18.html

compartir