Noticias

La cadena de hoteles NH pisa fuerte y apuesta a crecer en la Argentina

Ni el atraso cambiario, ni el congelamiento de tarifas ni tampoco los altos costos operativos parecen ser un obstáculo para la cadena hotelera NH que hace 16 años opera en el país y tiene planes de seguir creciendo.

Con u$s150 millones invertidos a nivel local, el grupo empresario muestra especial interés en el mercado argentino, que supo ser el primer destino donde desembarcaron allá por 1.999, cuando decidieron dejar de ser una empresa con presencia únicamente en España para explorar nuevos horizontes.

Hoy por hoy, Latinoamérica es, junto con Asia, el principal mercado objetivo de crecimiento para la firma donde lograron consolidarse como la marca internacional con más hoteles en el segmento 4 estrellas.

En febrero de este año adquirieron la compañía hotelera hoteles colombianos Royal que cuenta con 21 establecimientos -15 en Colombia, uno en Ecuador y 4 en Chile-.

Actualmente cuentan con 59 hoteles en la región y buscan duplicar ese número para 2018.

En diálogo con iProfesional.com, José Pérez Barquero Flores, director de Operaciones Mercosur de NH Hotel Group, detalló cuáles son los planes de expansión que tienen para Latinoamérica y Argentina y cómo es operar en un país con pocas certidumbres para los negocios.

-Hace unos años pusieron en marcha un plan de reposicionamiento de activos. ¿Cómo viene es plan en la región y en Argentina?
– N.H. es una compañía cotizada en la bolsa de Madrid. Actualmente tenemos 400 hoteles, estamos presentes en 29 países y, como empresa cotizada, en el año 2014 comunicamos a los inversores y accionistas un plan a cinco años que va desde el año 2014 hasta el final de 2018.

En el marco de ese plan se diseñaron las líneas estratégicas de la compañía, que son unas 27. Una de ellas era el reposicionamiento de activos clave, una redefinición de marca ya que nosotros trabajábamos todos los hoteles bajo la marca NH.

Cuando el grupo fue creciendo y teníamos ya más de 300 hoteles, una sola marca para 300 hoteles diferentes estaba demasiado extenso. Es decir, en la misma marca teníamos un palacio en la Costa Amalfitana y un hotel de “low service” en las afueras de Madrid que convivían bajo el mismo paraguas. Eso se empezó a hacer complicado, entonces en ese plan a cinco años se redefinieron nuestras marcas.

– ¿En qué consistió esa redefinición?
– Nos dividimos en cuatro marcas: “Nhow”, que es nuestra marca más alta, de hoteles de estilo, donde priman el diseño y la tecnología. De estos tenemos tres hoteles: uno en Milán, otro en Rotterdam, otro en Berlín y estamos construyendo el primero de América en Santiago de Chile.

Luego tenemos la marca “Collection” para diferenciar a unos hoteles que bien por su ubicación, la historia del hotel o bien por la característica del edificio tiene un elemento diferenciador que permite construir una historia alrededor de ese elemento -son hoteles que tenemos posicionados un 20% por encima de nuestro core-. Nuestra tercera marca son los hoteles NH que representan el 80% de nuestro porfolio. Por último, tenemos la marca “Hesperia” para resorts que en Argentina no tenemos ni queremos tener porque no forma parte de la estrategia.

– ¿Cuál fue el impacto de ese reposicionamiento en Argentina?
En Buenos Aires llevamos dos hoteles a la marca “Collection” que fueron el Lancaster y el Jousten. Ambos son edificios con historia donde han acontecido hechos históricos de la vida argentina como por ejemplo reuniones importantísimas que se han llevado a cabo en los lobbies de esos hoteles.

Estamos bastante contentos con el resultado de ese reposicionamiento y estamos analizando llevar a “Collection” más hoteles que tenemos en el país.

Por otra parte, las capitales de América son un destino muy “Nhow”, es decir, son lugares donde la marca tiene muy buena cabida. Actualmente estamos construyendo un hotel de este tipo en Chile pero otros países como Argentina son objetivos de nuestra marca y seguramente en el futuro podamos informar sobre nuevos proyectos.

– ¿Cuáles son los desafíos que plantea un mercado como el argentino para la industria hotelera?
– El argentino es un mercado que, a pesar de sus dificultades, conocemos muy bien porque llegamos aquí en el año 1999 con un contrato de operación en Tucumán y esa fue nuestra primera experiencia internacional.

En estos 16 años hemos pasado de todo. En Argentina llevamos 16 años y hemos pasado de todo. Hemos vivido el uno a uno, el corralito, hemos vivido varios gobiernos y la verdad es que es un país donde nos manejamos bien. Claro que, como en toda industria, hay ciclos y en el caso de la hotelera se depende mucho de la situación de Brasil porque sus turistas vienen más o menos y gastan más o menos.

– ¿Hoy por hoy cuál es el mayor reto que se les presenta como compañía radicada en Argentina?
– Siempre el principal desafío ha sido el macroeconómico, el saber qué va a pasar con la Argentina, con la depreciación del peso, con la inflación. Pero como llevamos tanto tiempo en el país, es algo con lo que sabemos lidiar.

Nosotros aquí tenemos un producto muy consistente con una buena performance. De hecho la apuesta nuestra, con cautela, es crecer en nuestro país donde tenemos una inversión grande realizada. Desde el año 1999 hasta hoy, invertimos u$s150 millones que están en los activos que tenemos en el país.

A partir de ahora lo que queremos desarrollar es una estrategia de crecimiento apalancándonos en esa inversión. Ya tenemos una buena imagen de marca y un modelo operativo que funciona muy bien, ahora lo que nos gustaría es crecer con contratos de operación, de arrendamientos.

– ¿Por qué eligieron Argentina como el primer mercado internacional para desembarcar?
– Sin duda por temas culturales. En el año 1999 éramos una compañía media, con unos 47 hoteles aproximadamente en España y cuando se inició la estrategia de diversificación internacional resultó más fácil hacerlo en un mercado culturalmente más próximo.

Luego de llegar a la Argentina compramos una cadena holandesa, una mexicana, una alemana, una italiana y hoy por hoy NH España representa el 20% del total del grupo.

– ¿Qué plan de inversión proyectan a nivel local?
– Estamos construyendo un hotel en San Luisbajo la modalidad de arrendamiento donde hay un inversor individual y nosotros operamos con nuestra marca. Con este modelo estamos analizando ahora mismo cinco oportunidades más en Argentina con distinto grado de avance en diferentes ciudades. Estamos mirandoRosario, Bariloche, Neuquén.

Nuestro foco son hoteles de negocios, mercados donde el cliente corporativo tiene una demanda importante. En Argentina no queremos desarrollar un producto netamente vacacional o enfocando sólo al turismo.

– ¿Cuál es la facturación con la que esperan cerrar el 2015 y qué prevén para 2016?
– En Argentina la facturación proyectada para 2015 son 45 millones de euros y para 2016 nos gustaría incrementar esa facturación en el terreno del 6%, claro que eso depende mucho de lo que pase con el peso y con la inflación.

– ¿Cuál es el atractivo de Buenos Aires como punto estratégico para la industria?
– Buenos Aires es una ciudad que siempre ha funcionado muy bien a nivel hotelero en el sentido de que tiene un mix compensado entre el cliente corporativo que viene a trabajar y el que viene el fin de semana de turismo.

Es una ciudad linda, muy turística y que a la gente le gusta conocer, entonces funciona bien.

– ¿Cómo es el cliente argentino? ¿Necesitaron adaptarse a los gustos y costumbres locales?
– Nos adaptamos al cliente donde sea que vamos respetando siempre los estándares de la cadena. El cliente argentino no difiere mucho en sus gustos y exigencias del Europeo.

Hay adaptaciones a nivel de costumbres en el desayuno quizás, pero en el resto no hay gran diferencia.

Lo que sí se puede decir es que el argentino es exigente. Le gusta pedir en línea con lo que paga y miran mucho qué es lo que están pagando.

Fuente: http://www.iprofesional.com/notas/220187-La-cadena-de-hoteles-NH-pisa-fuerte-y-apuesta-a-crecer-en-la-Argentina

compartir