Noticias

Alternativas al pensamiento neoliberal en un congreso del CCC y la UNQ

Economía política nac & pop

Kicillof cerrará hoy un congreso del Centro Cultural de la Cooperación y la Universidad de Quilmes con más de cien ponencias de economistas heterodoxos de distintos países de la región. “Hay que seguir democratizando la economía”, dijo el diputado Junio.

“El desafío es seguir democratizando la economía local para defender el proceso de distribución de los ingresos de los últimos años”, aseguró ayer Juan Carlos Junio, director del Centro Cultural de la Cooperación (CCC), que realiza en conjunto con la Universidad Nacional de Quilmes el segundo congreso de Economía Política. En el evento, que cerrarán hoy el ministro de Economía, Axel Kicillof, y el diputado Carlos Heller, se recibieron cerca de un centenar de ponencias de investigadores heterodoxos de distintos países de la región. El cooperativismo, la economía social, la reducción del peso de empresas extranjeras en el mercado interno y la construcción de un nuevo modelo minero son temas centrales discutidos en el encuentro. La integración de las economías latinoamericanas y la necesidad de imponer paradigmas alternativos a los del neoliberalismo son otros puntos del debate.

La apuesta del congreso es aportar a la construcción de una teoría y práctica diferente a la de los sectores dominantes. “En el intento por cambiar relaciones de poder en nuestro país y en el mundo es central vincular el pensamiento teórico con la lucha política. Esto requiere recoger la herencia de las teorías revolucionarias en sus diversos afluentes de izquierda, nacionalistas populares, reformistas, al tiempo de recrearlas para ponerlas a la altura de las demandas y las necesidades de una época concreta”, indicó Junio. Agregó que “la idea es que el evento sea una plataforma importante para recrear el pensamiento económico latinoamericano, nacional, transformador, que permita proteger proyectos populares de la región para los años que vienen”. Destacó además el rol de los jóvenes investigadores del centro cultural en el armado de la convocatoria.

La extranjerización y concentración que todavía muestra la economía Argentina es uno de los elementos sobre los que gira la discusión en el congreso. El diagnóstico del CCC es que las conductas económicas y políticas de grandes multinacionales que operan en el mercado interno son por naturaleza extractivistas de riqueza, al tiempo que remiten sus utilidades a las casas matrices en el exterior. Estas conductas son replicadas también por grandes firmas de la burguesía local, la cual demostró no tener una vocación política de acompañar el proyecto nacional. “Es necesario enfocarse en generar iniciativas para promocionar la democratización y nacionalización de la economía. Es central seguir transitando el camino de crecimiento del rol del Estado como regulador. Tiene que haber un importante estimulo a las medianas empresas y un fuerte apoyo a todo el sector de la economía social (cooperativas del agro, del crédito, de la energía, del trabajo)”, dijo en diálogo con Página/12 el diputado Junio. “Sobre la base de la expansión de estos sectores se podrá ir restringiendo el papel de las corporaciones extranjeras y locales. El punto es que madure un polo con un verdadero sentido nacional, con vocación por impulsar el mercado interno y la distribución de la riqueza”. Los recursos naturales y, en particular, la minería generan retos muy importantes para los próximos años. Desde el centro cultural aseguran que el proyecto kirchnerista y la democracia argentina en su búsqueda de transformar la economía debe darle prioridad al debate de qué modelo minero necesita el país. El objetivo, precisan, tiene que ser defender la riqueza nacional, que no sea saqueada por las grandes multinacionales, y defender también a los pueblos originarios que viven alrededor de las zonas mineras. Este desafío no solo es local sino que se observa para Bolivia, Ecuador, Venezuela y el resto de la región.

“El caso del litio es un ejemplo de la oportunidad histórica que tenemos para avanzar en un camino de desarrollo e independencia de las potencias. El país tiene que crear una YPF del litio, es decir, una firma estatal que explote, administre y distribuya esta riqueza. Además, será central la unión con Bolivia y Chile en un proyecto interestatal común, permitiendo que en estos tres países se controle el 90 por ciento de la oferta mundial del litio”, cerró Juan Carlos Junio.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-283741-2015-10-14.html

compartir