Noticias

Por la falta de oferta y el dólar, los 0 km aumentaron 33,7% en un año

A través de un plan de ahorro, Santiago compró un Volkswagen Suran Comfortline a comienzos de este año. Con todas las cuotas pagas, ganó la adjudicación en junio pasado y, sin embargo, hace cuatro meses que no tiene novedades: su auto nunca llegó. En la concesionaria, una firma reconocida, se desligaron del asunto. Se justificaron en que las automotrices no les envían unidades. “Puede mandarle una carta documento a Volkswagen”, le recomendó una empleada de adjudicaciones de la comercializadora, luego de explicarle que ya no tenían nada qué hacer. Entre negociaciones y quejas por la demora, Santiago observó cómo su Suran aumentó de $ 174.000 a más de $ 190.000 en pocos meses. “Me subía de a miles de pesos. Una locura”, afirmó el interesado, y agregó: “A pesar de que no hay autos, siguen publicitando los planes como si nada”.

En la Argentina faltan dólares. Por eso tampoco hay autos. Sin embargo, como consecuencia de la inflación, los movimientos del dólar, la falta de oferta y las expectativas de devaluación, los precios de los autos suben. De acuerdo con un informe privado, basado en datos de las principales cámaras del sector, los valores de los 0 km avanzaron 33,7% en los últimos doce meses, por lo que superaron la performance de la inflación.

Según un informe de la consultora Economía & Regiones. las mayores alzas se dieron en los Fiat Palio, Chevrolet Classic, Toyota Etios, Renault Clio Mio y Ford Ecosport Kinetic.

Los automóviles son bienes semidolarizados: por lo menos el 50% de un auto se compone de insumos importados. Por eso, tras la fuerte devaluación impulsada por el Gobierno en enero del año pasado, en 2014 los precios de los autos terminaron con una suba de 48%, según datos de la Asociación de Concesionarios de Automotores (Acara). Cerca de esa institución ayer reconocieron la suba interanual de septiembre y la atribuyeron a “la falta de autos”. Incluso, un miembro de la comitiva de la cámara recomendó: “Sacá la cuenta de lo que aumentaron en dólares. Los precios los ponen las fábricas y todas van parejo”.

En las terminales les devolvieron la pelota a sus socios. “Las expectativas de devaluación afectan más a las concesionarias que a las industrias”, estimaron en una importante fábrica europea. “El gran tema es la oferta más que escasa. Barajamos que podría haber cerrado el año con 100.000 unidades más, como mínimo, si hubiésemos tenido libre disponibilidad de dólares. Entre los aumentos de costos, la devaluación del tipo de cambio y, especialmente, la escasa oferta, están las causas”, agregaron.

“Efectivamente, los 0 km son una buena opción ante la inflación; mientras la moneda se deprecia, los autos no pierden su valor”, esgrimió Hernán Dietrich, CEO del grupo Dietrich. El ejecutivo completó: “Eso explica que las ventas a través de planes de ahorro hayan aumentado 30% en los ultimos años”.

La consultora Economía & Regiones estimó que, tomando los diez autos más vendidos, los precios de los 0 km se incrementaron hasta el mes pasado a un ritmo promedio mensual de 0,9 por ciento. De acuerdo con la consultora, siete de los diez más vendidos presentaron variaciones positivas en septiembre respecto de agosto: Fiat Palio (1,9%), Volkswagen Gol Trend (1,4%), Volkswagen Suran (1,3%), Volkswagen UP (1,3%), Ford Fiesta Kinetic (1,2%), Ford Ecosport Kinetic (1%) y Toyota Etios (1%). En tanto, en términos interanuales, según los datos basados en Acara, Adefa, CCA y Faccara, las mayores alzas se presentaron en el Fiat Palio, Chevrolet Classic, Toyota Etios, Renault Clio Mio y Ford Ecosport Kinetic (ver recuadro).

“Los precios de los autos aumentaron más de un 33% porque están dentro de la Argentina”, ironizó Diego Giacomini, economista jefe de Economía & Regiones. “El sector automotor tiene inflación porque el país tiene inflación. Los precios de los vehículos aumentan un poco más que los precios generales porque, a pesar del atraso cambiario, el tipo de cambio se devaluó por lo menos un 12% nominal”, explicó.

En enero de este año, Andrés compró un Plan Rombo de Renault por un Fluence Dynamique. El plan que eligió fue un 25/75. Le dijeron entonces que se lo entregaban en la cuarta cuota. “Cuando lo fui a buscar me avisaron que la persona que me había dicho eso ya no trabajaba ahí, que había sido muy crédulo”, contó Andrés. Cuando pagó el 25% del valor del auto, se lo subieron 1000 pesos. “El talón ya está emitido, tiene que pagarlo”, le explicaron. No tuvo opción.

Cupos limitados y Brasil, las preocupaciones

Los dólares no alcanzan y eso impacta en la producción de autos, ya que muchos insumos son importados. No obstante, para la mayoría de las empresas del sector automotor las preocupaciones locales son ahora anécdotas. En la actualidad, el derrumbe de la industria brasileña, y su oscuro futuro, es lo que más perturba a las compañías radicadas en el país.

Sin embargo, y a pesar de que muchas firmas comenzaron a derivar al mercado interno parte de la producción que era destinada a la exportación, tanto las terminales como las concesionarias se quejan de que están “quemando stock” en momentos en que crece la expectativa de una devaluación y aumentan los riesgos a la hora de pensar los valores de reposición.

“Seguimos igual con los dólares. Con un recorte del 33% de lo comprometido desde las PASO”, contó una fuente cercana a las terminales. “El tema Brasil es el que más preocupa porque no hay mucha expectativa de que vaya a mejorar el año próximo, y seguramente tendrá impacto en nuestra producción”, agregó el ejecutivo. La misma fuente admitió que muchas empresas deberían hacer “un ajuste” en su plantilla de personal, pero que prefieren evitar el mal trago que la noticia podría acarrear en momentos de campaña política.

A pesar de que muchas empresas no hicieron recortes masivos, sí apelaron a días de suspensión y a retiros voluntarios.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1836264-por-la-falta-de-oferta-y-el-dolar-los-0-km-aumentaron-337-en-un-ano

compartir