Noticias

El gobierno mantuvo el dólar bajo control durante la campaña

Un mercado sin turbulencias

El Banco Central logró mantener a raya la divisa estadounidense no sólo en el mercado oficial, sino también en el paralelo. Desde octubre del año pasado a la fecha se realizaron más de cien allanamientos en distintas cuevas de la city.

El Gobierno logró mantener bajo control el tipo de cambio en medio de la campaña presidencial, no sólo en el mercado oficial, sino también en el segmento paralelo. En los últimos meses, los órganos reguladores del sector financiero reforzaron su estrategia para evitar una disparada del dólar blue, fogoneada por sectores del establishment, y a menos de una semana de la elección vienen cumpliendo con su objetivo. Desde octubre del año pasado a la fecha se realizaron más de cien allanamientos en establecimientos donde existía presunción de operaciones de cambio ilegal y lavado de activos. A su vez, en los últimos días los operativos del Banco Central, junto a la Unidad de Información Financiera y la Procelac, recayeron principalmente en joyerías, que suelen aprovechar sus tenencias de dólares producto de su negocio para operar como cuevas financieras.

Tal como sucedió con las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), el objetivo fue llegar a la elección sin sobresaltos en materia económica. Por ese motivo, el Banco Central, la UIF, Procelac, Gendarmería y Policía, buscaron desactivar maniobras que capaces de incentivar nuevas corridas contra el peso. El incremento de las supervisiones comenzó en octubre del año pasado. Tras la recriminación pública de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner al accionar del BCRA en su tarea de regulador y los posteriores cambios en la conducción del organismo, el número de allanamientos y el dinero decomisado más que se duplicó.

Dentro del esquema de supervisión y control se realizaron distintas acciones para llevarlo a cabo. No sólo se ampliaron los operativos para detectar maniobras de lavado sino que se tomaron otras medidas para hacer más transparente esa regulación. Se instrumentó la difusión de los procesos sumariales a entidades financieras y a sus directivos, se mejoró la coordinación entre diferentes organismos y se reforzó la organización y la tarea de la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias (Sefyc). Esto último permitió que se agilizaran las investigaciones y las actuaciones.

“A partir del último trimestre del año pasado, se reformuló el proceso de supervisión con el objetivo de hacerlo integral, abarcando todos los aspectos que hacen al control del sistema financiero”, señala el Central en el informe de gestión del primera año de Alejandro Vanoli al frente del organismo. En materia de sanciones, se establecieron nuevos criterios para fijar los importes de las multas de acuerdo con la magnitud de la infracción, el perjuicio ocasionado a terceros, el beneficio generado para el infractor, el volumen operativo y la responsabilidad patrimonial de la entidad.

Como resultado, a la fecha se realizaron más de cien allanamientos y se secuestró un total de 32,5 millones de pesos. En agosto último se llevaron a cabo los dos operativos más grandes de la historia de la Sefyc, en Bariloche, en los que se secuestraron 15,6 millones de pesos entre ambos allanamientos. En ese mes también se denunció ante el Ministerio Público Fiscal al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires por la habilitación irregular de locales para realizar actividad cambiaria sin autorización del Central.

Estas acciones redujeron la operatoria de las cuevas, aunque esa actividad se concentró en locales cuya actividad principal suele ser la venta de joyas u obras de arte. La compraventa en estos rubros suele utilizar el dólar como medio de pago. La semana pasada los operativos se focalizaron en este segmento. El miércoles la Justicia allanó cinco joyerías y cuatro financieras en el centro de Lomas de Zamora, que funcionarían como cuevas cambiarias, donde se secuestraron 272.109 pesos, 39.778 dólares, 6285 euros y 40.012 reales. Por su parte, entre jueves y viernes funcionarios de la Sefyc realizaron un allanamiento en un local de la calle porteña de Olazábal, identificado como Joyería Lorenz. En ese operativo se decomisaron 727.000 pesos, 54.000 dólares, 6600 euros, 630 reales y otras monedas, así como también se secuestraron elementos informáticos y de seguridad, contadoras de billetes y documentación que prueba la operatoria marginal de cambios.

Los mayores controles a las joyerías se habían iniciado el año pasado a partir de que la UIF las convirtió en sujetos obligados a informar operaciones sospechosas de lavado. Esto permitió que se pueda vigilar la operatoria de este segmento. De hecho, el 30 de diciembre del año pasado se detectó una red compuesta por cinco cuevas que operaban en la localidad de Morón bajo la pantalla de joyerías, que fue desbaratada como resultado de un trabajo conjunto entre la Sefyc y la Procuraduría. Los cinco establecimientos estaban interconectados por cámaras de video, que eran manejadas en el domicilio del dueño de las cuevas, el cual también había sido allanado.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-284137-2015-10-19.html

compartir