Noticias

Las acciones de la constructora de Nicolas Caputo, el mayor contratista del gobierno porteño, subieron 60% desde el Domingo

Los negocios del amigo de Macri son furor en la Bolsa

El resultado de las elecciones disparó la cotización de un grupo de acciones. Las que más subieron fueron las de Caputo.

En medio de una jornada negativa para la Bolsa porteña, las acciones de la constructora Caputo, vinculada con la obra pública del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, mantiene su raid alcista. Los papeles de esa compañía registraron una ganancia de 3,4 por ciento, lo que eleva la escalada desde las elecciones del domingo pasado a un resultado inédito de 60,4 por ciento en sólo cuatro ruedas bursátiles. La posibilidad que se abrió para Mauricio Macri de conducir al país, a partir de la instancia de ballottage, potenció la cotización de la empresa propiedad de Nicolás Caputo, amigo del actual jefe de Gobierno porteño desde la escuela secundaria. Lo mismo sucedió con las acciones de los bancos, apuntaladas por compras de oportunidad a la espera de una menor regulación del sistema financiero y mayor nivel de endeudamiento. Sin embargo, la suba en este segmento se mantuvo lejos de la escalada de Caputo, que en el año ganó 225 por ciento, la mayor diferencia entre los más de 70 papeles que negocia el mercado financiero.

El resultado de los comicios del domingo pasado, que reforzó las chances para el candidato opositor, fue celebrado por fondos de inversión, que impulsaron una ola de compras de acciones de empresas vinculadas con el sector financiero y energético. Estas últimas, ante la especulación de un aumento en las tarifas. Por su parte, los papeles bancarios se vieron beneficiados por la expectativa de una mayor desregulación del sistema financiero y del nivel de endeudamiento, lo que les permitiría abultar todavía más sus ganancias.

Pero más allá del apoyo del establishment financiero a un candidato afín a los mercados, en las últimas horas quedó en evidencia las expectativas de los inversores a la continuidad de un capitalismo de amigos. Las acciones de la compañía Caputo, una de las constructoras más grandes del país y cuyo propietario es íntimo amigo y socio político de Macri, se alzaron en la primera rueda de la semana con un alza de 19,5 por ciento. En los días siguientes se afianzó esa escalada: 7,4, 20,9 y 3,4 por ciento, respectivamente. La capitalización bursátil de la empresa venía con una excelente racha, que se fue reforzando con picos en enero y agosto, con precios de 9,20 y 9,10 pesos; este último coincidente con la victoria del PRO en la Ciudad. Haberse quedado con la administración de la provincia de Buenos Aires, junto con la Ciudad, fue un importante aliciente para los inversores que esperan se mantenga la excelente evolución de la empresa de Caputo.

Compañeros de juego

Nicolás Caputo es presidente del Grupo que integran compañías como SES, Mirgor y Sadesa. Es íntimo amigo de Macri desde el colegio secundario. Fue a quien se le confió el traslado del dinero para el rescate del jefe de Gobierno porteño cuando fue secuestrado en 1991. En el transcurso de su amistad compartieron la sociedad de algunas compañías. Nicky, como lo nombran dentro del macrismo, es actualmente vicepresidente del PRO y principal asesor de su amigo Macri. Desde ese lugar de privilegio accedió en los últimos años a obras en Capital Federal por casi 1400 millones de pesos, de los cuales 61 millones fueron en carácter de contratos de urgencia, un mecanismo similar al que se utilizó en los acuerdos firmados con el ex candidato a diputado por ese mismo espacio político, Fernando Niembro.

Previo a las elecciones y luego de que estallara el escándalo con el periodista Niembro, Macri había buscado despegarse de Caputo. En declaraciones radiales aseguró que cuando asumió en el gobierno porteño le solicitó a su amigo que no participara más de las licitaciones públicas. También sostuvo que Nicky aceptó. Sin embargo, obtuvo nuevos acuerdos de obra pública y muchos todavía se mantienen vigentes bajo la modalidad de contratos de urgencia. Sólo en abril de este año obtuvo la licitación por 400 millones de pesos para hacerse cargo del mantenimiento edilicio de la red de hospitales.

Se mantienen en ejecución los contratos con Mantelectric Icicsa, en la cual SES SA tiene una participación del 40 por ciento, y para el Servicio de Mantenimiento Integral de Espacios Verdes, que entró en vigencia 1º de abril pasado. También obtuvo el contrato de Servicio de Mantenimiento Integral del microcentro de la Ciudad y el mantenimiento del corredor Metrobus Juan B. Justo, ambos para el Ministerio de Desarrollo Urbano del Gobierno de la Ciudad. Junto con Planobra tiene una participación de 50 por ciento cada empresa en ambos contratos.

Esta ventaja le permitió, al 30 de junio pasado –último dato informado a la Bolsa– comunicar una ganancia neta 42.835.615 pesos, luego de deducir 14.233.195 en concepto de Impuesto a las Ganancias. La utilidad neta obtenida es un 128 por ciento superior respecto de la obtenida en el mismo período del ejercicio anterior. Esa suba apuntaló el precio de las acciones, aunque no tanto como el resultado del domingo, que prometería más obra pública para Nicky.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-285024-2015-10-30.html

compartir