Noticias

Lejos de la antinomia de modelos, los economistas de Scioli y Macri coincidieron en casi todo

“Nos lo vamos a afanar”, dijo en plena conferencia en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Carlos Melconian, referente económico de Cambiemos, sobre su colega y rival en lo polìtico, Gustavo Marangoni, actual presidente del Grupo Financiero Provincia.

El comentario fue festejado por los inversores que colmaron el salón de actos del edificio para ver a los principales asesores de los candidatos presidenciales cuando faltan 19 días para el primer balotaje de la historia argentina.

Para sorpresa de la concurrencia, no primaron las diferencias entre los consejeros económicos de las fuerzas que se opondrán el 22 de noviembre.

Por el contrario, mientras fuera del recinto bursátil los candidatos Daniel Scioli y Mauricio Macri se muestran los dientes para lograr una buena diferencia a su favor en las urnas, sus economistas coincidieron su “receta” para el próximo gobierno, tras el fin del mandato de Cristina Kirchner: bajar la inflación, liberar el cepo, recuperar el nivel de reservas del Banco Central y terminar el conflicto con los fondos buitre para volver a acceder al financiamiento externo.

En lo que sí intentaron diferenciarse es en qué políticas llevarán a cabo para alcanzar estas metas. Otra vez los lemas de “shock o gradualismo” se colaron en el debate, tal como ha sucedido en toda la campaña.

Sin embargo, en este punto, sorprendentemente los asesores volvieron a coincidir. Mientras Marangoni afirmó que “el cepo el primer día no se va a poder resolver, es un tema serio pero requiere primero engordar el chanchito de las reservas”, Melconian aseguró que eso que dijo su candidato de “levantar el cepo el 11 de diciembre es algo para el periodismo, una chicana”.

El ex funcionario del BCRA aseguró, como para disipar las dudas y cerrar por fin “la brecha” entre ambas posturas, “no existen las palabras shock y gradualismo. El único shock es el del anuncio”. Además agregó que si Cambiemos resulta electo, la voluntad de liberar las restricciones cambiarias se mostrará desde el primer día de su mandato, pero que será ejecutada como parte de un programa “integral” que se aplicará “step by step”.

Pero, para tranquilidad del auditorio de hombres de la city que escuchaban sorprendidos tantas coincidencias entre dos fuerzas antagónicas, hubo un punto en el que Marangoni y Melconian no lograron ponerse de acuerdo: cómo resolver el atraso cambiario.

“Una devaluación puede tener serias implicancias en la inflación”, aseguró el sciolista, mientras que el macrista retrucó: “A mi me iluminó Lula, que en una entrevista en Página/12 dijo que ningún gobierno fija el valor del dólar, lo hace el mercado”. En este sentido, Melconian afirmó que si el dólar se ubica cerca de los $14, sería una buena señal para el mercado.

Diferencias, en colores
“Vos dejame a mí naranja y quedate vos amarillo”, retrucó en otro de los pasajes de su presentación Marangoni, quien recibió varios halagos de su colega macrista, como para acentuar una diferencia de colores que no se notó en los discursos. Es que ambos también convergieron en que el déficit fiscal se encuentra entre los 6 y 7 puntos del PBI y que se debe “bajar la inflación a un dígito”.

Las diferencias y las chicanas llegaron a la hora de realizar el análisis de la “herencia” que le deja el kirchnerismo a la próxima administración, gane quien gane en la segunda vuelta.

Mientras que Marangoni reclamó la necesidad de “mejorar los promedios” tanto en materia de “crecimiento, distribución del ingreso y estabilidad”; Melconian afirmó: “Volver a una nota de 7, 7 y 7 es aceptable si nos cuentan cómo estamos hoy”.

“La economía está quebrada”, sostuvo Melconián y agregó con referencia futbolera: “Si la cuenta de la soja es negativa, qué se puede esperar del resto de la economía. Que ande mal la soja, es como que ande mal Messi: ¿quién te va a hacer ganar el partido, Marcos Rojo?”.

Marangoni resistió el embiste y retrucó, al ser consultado por una posible devaluación luego del 11 de diciembre: “Hay que cuidar la legitimidad de origen del gobierno en el ejercicio. Si no puede pasar como le ocurrió a la Alianza, que poco después de asumir, Machinea presentó un plan que no fue respaldado por el pueblo”. El ejemplo que eligió el economista oficialista no fue casual: desde hace días que la estrategia de Scioli es equiparar al Frente Cambiemos con el gobierno de Fernando De la Rúa y Carlos “Chacho” Àlvarez.

“Me encanta porque nos corre con lo de la Alianza a nosotros, pero el vice de Machinea lo tienen ahí adentro. Así que llamalo y ponele el cassette de lo que todo lo que dijiste”, respondió Melconian, en referencia a Miguel Bein, principal asesor económico de Daniel Scioli.

Más allá de las discrepancias y los cuestionamientos, ambos asesores celebraron la posibilidad de debatir, sin agresiones, como una antesala del debate presidencial que se vivirá en 10 días.

Fuente: http://www.iprofesional.com/notas/222245-Lejos-de-la-antinomia-de-modelos-los-economistas-de-Scioli-y-Macri-coincidieron-en-casi-todo

compartir