Noticias

Las calificadoras sólo subirán la nota del país si sale del default

Las calificadoras de riesgo aclararon ayer que sólo cambiarán la nota de la deuda soberana argentina cuando el nuevo gobierno brinde señales claras de estar cerca de una resolución del conflicto con los holdouts.

Así lo expresaron a LA NACION los analistas en jefe regionales de deuda soberana de Moody’s y Standard & Poor’s, Gabriel Torres y Sebastián Briozzo, respectivamente.

Tras el entusiasmo generado en el mercado local por el cambio de perspectiva adoptado por Moody’s respecto de la deuda argentina esta semana, a partir del resultado de la primera vuelta electoral, ahora la firma aclaró que el cambio de nota resultará mucho más complejo.

En diálogo telefónico desde Nueva York, Torres dijo que “se cambió la perspectiva porque el peor escenario era que no cambiara el statu quo, y eso no ocurrió, más allá de quién gane en la segunda vuelta”.

De inmediato, aclaró el alcance del cambio de perspectiva de la nota de la deuda (de negativa a estable): “Es una señal para los inversores, nada más que eso”. Pero indicó que para que Moody’s saque los bonos argentinos del default “todo dependerá de lo que haga el próximo gobierno, porque eso es lo que le impide a la Argentina entrar a los mercados internacionales”.

Al respecto, explicó: “Si el nuevo gobierno se sienta al día siguiente de asumir y explica que está negociando y le pide al juez una medida cautelar, uno es el escenario; si, en cambio, explica que no tiene apuro y que dejará todo para marzo, la situación será otra”.

Torres aclaró que no esperarán a que cierre la negociación, pero tienen que ver “señales concretas” de una solución, como para dar el siguiente paso: pasar la perspectiva de estable a positiva y luego subir la nota de CAA1 a B3.

El jefe regional aclaró que “si uno saca el problema de los holdouts, la calificación de la Argentina es consistente con una nota más alta por el bajo endeudamiento con relación al PBI tanto del sector público como del privado, pero la implementación de las políticas públicas la hizo bajar hasta el default”.

Por su parte, Briozzo explicó desde Brasil que S&P no tiene perspectiva de la deuda soberana argentina en moneda extranjera y aclaró que, para sacarla de la categoría de default selectivo, “hay que esperar a ver qué hace el equipo económico del nuevo gobierno”.

Briozzo indicó que “lo relevante sería en qué momento hay una estrategia para salir del default y políticas para revertir la actual situación macroeconómica”.

“No bien haya algunas premisas en cuanto a la negociación, puede cambiar la perspectiva de los bonos en moneda local, pero el rating que miran los inversores es el otro. Y eso es difícil saber en cuánto tiempo puede ocurrir”, afirmó.

El analista aclaró que, si encara seriamente el problema, “la Argentina es un país con alto rendimiento y cualquiera que gane, con un equipo sólido, puede lograr un upside en los precios, porque el país tiene poca exposición en el mercado de la deuda” soberana.

Por su parte, Fitch había expresado en septiembre pasado que mantendría a la Argentina en la categoría de default “por su inhabilidad para resolver el default en su deuda externa”.

Aunque la opinión de las calificadoras quedó muy desacreditada con la crisis internacional, sigue reflejando parte del humor del mercado.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1842748-las-calificadoras-solo-subiran-la-nota-del-pais-si-sale-del-default

compartir