Un informe privado destaca mejoras en el ingreso

Mayor poder de compra

El Centro de Estudios Scalabrini Ortiz destacó que el
salario promedio de septiembre supera en más de 9 puntos
el ingreso salarial promedio vigente en la Convertibilidad.

Un informe del Centro de Estudios Scalabrini Ortiz (CESO) afirma que el poder adquisitivo de salarios y jubilaciones es el más elevado desde la salida de la convertibilidad. El guarismo correspondiente al mes de septiembre supera en más de 9 puntos el salario promedio de aquel período. Utilizando al IPC-provincias como sustituto de las mediciones de precios oficiales para estimar el ingreso real, los investigadores sostienen que la mejora en el nivel general de los salarios fue de 4,5 por ciento en septiembre frente al mismo período de 2014. “La mejora en el poder de compra de los ingresos impulsó el consumo, tal como reflejan los aumentos en la facturación de supermercados y centros comerciales”, indica el documento divulgado ayer.

La actualización automática de las jubilaciones correspondiente a septiembre marcó un incremento de 12,49 por ciento. Con esa mejora, los haberes de más de ocho millones de jubilados y pensionados acumularon una suba anual de 33,03 por ciento. La jubilación mínima que cobran aproximadamente la mitad de los jubilados pasó así de 3822 a 4299 pesos por mes. De acuerdo a las estimaciones del CESO “los jubilados y pensionados experimentaron una mejora en su poder de compra de 7 puntos, siempre comparándolo con el IPC-provincias”.

En tanto, el informe elaborado por el grupo de investigadores que encabeza el economista Andrés Asiaín considera que “al pasar el monto mensual de 644 a 837 pesos por mes la Asignación Universal por Hijo incrementó su poder adquisitivo frente a todos los índices de inflación recomponiendo los ingresos de los sectores más vulnerables de la sociedad”. Si bien en la comparación con agosto se registró una caída de la capacidad de compra de 1,8 por ciento, en términos interanuales el monto de la AUH correspondiente a septiembre representa un alza de 5,7 por ciento.

El insumo para los cálculos realizados por el CESO es el índice de salarios del Indec que presenta información sobre los trabajadores del sector público, el sector privado registrado y los asalariados informalizados. Para estimar la variación en términos reales los ingresos son deflactados por el IPC-provincias (institutos de estadística provinciales de Neuquén, Rawson-Trelew, San Luis, Santa Fe, Río Grande-Ushuaia y CABA). Así, la capacidad de compra global del índice salarial aumentó 4,5 por ciento, el noveno incremento consecutivo en el año.

En tanto, las estimaciones del CESO arrojan que los trabajadores del sector público habrían experimentado en septiembre una suba del 6,5 por ciento de sus ingresos reales mientras que la mejora llegaría al 7,7 por ciento entre los trabajadores informales. En tanto, para los asalariados en relación de dependencia el aumento rondaría el 2,5 por ciento en términos reales.

“El repunte del consumo privado se debe a la recomposición del poder adquisitivo del salario, jubilaciones y asignaciones, y la estabilidad cambiaria en un contexto de inflación estabilizada”, consideran los investigadores del CESO. En septiembre, el índice de ventas constantes en supermercados deflactado por la canasta de alimentos del IPC-provincias registró un incremento del 1,9 por ciento interanual. En cuanto a los centros comerciales, las ventas en centros comerciales aumentaron en septiembre de 2015 un 5,9 por ciento respecto al mismo mes del año anterior.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-285801-2015-11-10.html

compartir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *