Noticias

Bonos, autos o inmuebles: las inversiones se deciden según la expectativa electoral

De cara al cambio de gobierno, los especialistas coinciden en que la economía requerirá ajustes con cualquiera de los dos candidatos que se enfrentarán en el balotaje.

El dilema es cómo influirán esos cambios en los bolsillos de los argentinos, qué inversiones conviene adelantar y cuáles demorar si el ganador del domingo 22 es Daniel Scioli, el representante del oficialismo, y cuáles si es Mauricio Macri, el líder de Cambiemos.

A dos semanas de la votación hay consenso entre los expertos en que una eventual gestión delcandidato del Frente para la Victoria sostendría por algún tiempo más el cepo cambiario. Las ideas de gradualismo que promueve el economista Miguel Bein expresan esa idea.

Lo que significa que la brecha entre dólar oficial y blue seguiría, y muchos creen que podría incluso ampliarse con una devaluación paulatina del tipo de cambio que generaría un salto en el dólar no oficial.

Una gestión de Mauricio Macri apunta a una unificación rápida de todos los tipos de cambio, que implicaría un salto más brusco en el dólar oficial, pero probablemente también generaría una baja del paralelo.

“Habrá un dólar único, subirá el oficial, que hoy afecta a pocos, y bajarán todos los otros, que afectan a la gran mayoría”, reconoció el ex titular del Banco Central, Alfonso Prat Gay, y un hombre clave en el futuro equipo económico del líder de Cambiemos.

Entonces la pregunta, entonces, es: ¿Qué camino elegir si el inversor o el ahorrista cree que ganará uno u otro de los candidatos?.

Bonos

Si la expectativa es que el cepo continúe y la brecha se amplíe, por lo menos en una primera etapa, la mejor opción son los bonos en dólares que pueden comprarse en pesos por debajo del valor del paralelo y permitirían hacerse de billetes verdes en un año y medio. Por ejemplo, con el Bonar X, que hoy cotiza alrededor de 14 pesos por dólar. Si el blue sigue escalando, probablemente el precio irá acompañando ese movimiento.

Si el ahorrista cree que a partir del 11 de diciembre habrá una unificación del mercadocambiario y una liberación del cepo, la inversión más atractiva son los bonos y las obligaciones negociables denominadas dollar linked. Este tipo de instrumentos se compra y se vende en pesos, pero sigue la evolución del tipo de cambio oficial y, por lo tanto, resulta la cobertura más atractiva ante una devaluación más acelerada del tipo de cambio.

Autos
En septiembre y octubre, los patentamientos de automóviles estuvieron por encima de lo esperado y revirtieron la tendencia de un mercado en caída. Y esto es porque la perspectiva de una devaluación del tipo de cambio hace prever un alza de los precios y los compradores anticiparon operaciones todo lo que pudieron, en función de lo que el stock que entregaron los concesionarios les permitió.

Pero eso es negocio según el auto que se vaya a comprar y si se tienen pesos o dólares en el bolsillo. Por ejemplo, “si el vehículo elegido no tiene impuesto interno, es hoy cuando hay que comprarlo, porque el año que viene subirá y va a proteger los pesos de la inflación”, dice a La Nación Miguel Vitelli, gerente de Simone, concesionaria de Ford.

El directivo cuenta que en el mercado hay algunos planes de financiación con tasa de interés fija y menor a la inflación que aumenta el negocio.

En cambio, si el auto elegido es de alta gama y está alcanzado por el impuesto interno que se incrementó en 2013, “no es conveniente comprarlo ahora, porque la expectativa es que el próximo gobierno elimine esa carga o suba la base imponible, por lo que bajaría de precio”, señala Vitelli.

Todo vuelve a replantearse si el comprador tiene dólares en el bolsillo. En un eventual gobierno de Macri, con una devaluación más fuerte en el tipo de cambio oficial y una caída del paralelo, el momento de comprar es ahora. Los dólares se pueden vender al valor del paralelo y el precio del auto no aumentó aún. En cambio, si se devalúa la moneda oficial, el vehículo aumentará y los dólares cotizarán más bajo.

Y en un eventual gobierno de Scioli, con continuidad del cepo y ampliación de la brecha, el momento de adquirie será después del 10 de diciembre, porque los billetes de Washington se cambiarán por más pesos y el valor del vehículo subirá más lentamente.

Inmuebles
El empresario Armando Pepe, miembro de la Cámara Inmobiliaria Argentina, afirma al matutino que desde que terminó la primera vuelta electoral y de cara al balotajereaparecieron las ofertas.

“Los que tasaron un inmueble el año pasado vuelven a consultar pensando en poner la propiedad a la venta, ya que la habían sacado por los pocos compradores que había con dólares. En el último año sólo compró el consumidor final porque se casaba, se separaba o agrandaba la familia, pero no hay inversores y esos son los que van a volver”, dice el dueño de la firma que lleva su nombre y anticipa que los primeros movimientos se darán en el mercado de pequeños departamentos y cocheras, que es donde hay un mayor número de inmuebles en manos de inversores que quieren volver al negocio de vender y comprar.

Para Pepe, el que tiene dólares y cree que habrá una unificación del mercado cambiario y un levantamiento del cepo tiene que apurar la operación, porque como los costos de las propiedades han ido siguiendo la evolución del blue, los valores no van a bajar y si reaparece la demanda volverán a subir.

Pero el que tiene una entrada importante de pesos, si espera que el paralelo baje quizá deba aguardar ese momento para comprar. Mientras que si cree que el cepo seguirá vigente después del 10 de diciembre y la brecha se va a ampliar, tiene que tratar de transformar esos billetes en ladrillos lo antes posible, como una forma de dolarizar los ahorros y protegerlos.

Como ocurre en la vida política, las decisiones de bolsillo también van al balotaje, concluye La Nación.

Fuente: http://www.iprofesional.com/notas/222917-Bonos-autos-o-inmuebles-las-inversiones-se-deciden-segn-la-expectativa-electoral

compartir