Sector autopartista pedirá al Gobierno de Macri que negocie beneficios con Brasil

Frente al vencimiento de la prórroga del acuerdo automotor con Brasil a mediados de 2016, los autopartistas ya pedirán al próximo gobierno algunos puntos para incorporar al régimen, como la posibilidad de un flex para las piezas y un mayor nivel de integración regional frente al componente de extrazona.

Es que si bien se alcanzó un flex global de u$s1,5 por encima de las expectativas previas, los empresarios llevaron a la mesa de estudio una segmentación de los términos de intercambio en dólares. En otras palabras, que debe haber un consenso rápido y necesario por la proximidad del 30 de junio como fecha final, y se estudie con varios meses por delante, la posibilidad de desdoblar el flex en autos terminados y partes, dijeron fuentes del sector. En el Gobierno y las firmas saben a ciencia cierta, que un flex segmentado expondrá el enorme déficit en las piezas y permitiría mejorarlo en forma directa y con mayor velocidad. “Desde hace años, se diluye todo en un solo flex, cuando es consolidado y la problemática queda un poco escondida”, afirmaron entre los autopartistas.

La próxima administración deberá renegociar los términos del convenio, y Brasil asumió el compromiso de eximir a las piezas locales del pago del IPI, que grava a las manufacturas extranjeras, no sólo de extrazona.

En tanto, Brasil hoy puede tener una participación en el mercado local del 44,3% y la Argentina del 11 por ciento, lo cual tampoco se puede alcanzar por la caída en el intercambio. Este acuerdo se controla sobre la base del patentamiento que también será utilizado como base para el monitoreo mensual.

Para la Argentina, la prórroga del PAC es al menos preocupante por el déficit bilateral autopartista (el mayor junto al energético) y la falta de soluciones para la mejora de esta situación. Desde el Ejecutivo se evaluó que es muy importante que se normalice la relación con Brasil en la industria automotriz, porque va a mejorar el intercambio y fortalecer mucho el vínculo comercial mirando a otros sectores que están en problemas.

Sin embargo, fuentes del Planalto señalaron que “en el corto plazo, no está en la agenda una reunión automotriz”, lo cual exhibe el escaso interés del vecino país por autorizar un ingreso argentino al Innova Auto, discutir un flex para las autopartes o controlar los bienes extrazona. Es evidente que la presidenta Dilma Rousseff no hará concesión alguna hasta la llegada del próximo gobierno. Todo está abierto mientras se aproxima también la Cumbre del Mercosur, el 21 de diciembre en Asunción.

Avanza plan con Colombia

Luego de la visita de una comitiva del Gobierno de Colombia a la Argentina, se comenzó a delinear un acuerdo automotriz, con detalles que se definirán con la próxima administración.

Aunque sólo restan menos de veinte días para la finalización de sus funciones, el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Carlos Bianco, y Horacio Cepeda, secretario de Planeamiento Estratégico Industrial, están a la cabeza de las conversaciones. El plan conjunto cuenta con el apoyo de la cámara Adefa, para la cual es “muy importante para poder diversificar los mercados y dejar la Brasil-dependencia”.

Luego del acuerdo automotriz firmado entre Brasil y Colombia, las terminales quieren que el Gobierno llegue al mismo entendimiento comercial con ese país, un mercado atractivo para desembarcar en la llamada Alianza del Pacífico, hoy integrante del TTP.

El grupo Proa manifestó la necesidad de abrir nuevos mercados y expandir las exportaciones.

Fuente: http://www.diariobae.com/notas/104458-sector-autopartista-pedira-al-gobierno-de-macri-que-negocie-beneficios-con-brasil.html

compartir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *