Noticias

Prat-Gay nego que haya urgencias, a contramano del discurso de campaña

“Argentina está en buenas condiciones”

El nuevo ministro de Hacienda y Finanzas descartó los rumores sobre la aplicación de un feriado cambiario y dijo que el gobierno se manejará con cuidado. Hoy se reunirá con su par de Agroindustria para analizar la baja de retenciones al sector rural.

“La Argentina está en buenas condiciones”. “No hay urgencias.” Con esas dos afirmaciones debutó el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, que descartó la necesidad de un feriado cambiario para el primer día de gobierno. “Nos dejan una herencia complicada pero no se compara con otros momentos del país, vamos a normalizar todo con mucho cuidado”, expresó el flamante funcionario al finalizar el encuentro con delegaciones extranjeras en el Palacio San Martín. El responsable del renombrado Ministerio de Economía advirtió que no están preparando “una batería de medidas”. Por el contrario, Prat-Gay volvió a postergar para “cuando estén dadas las condiciones” la eliminación de las restricciones para el acceso al mercado cambiario, una de las principales promesas de campaña del presidente Mauricio Macri. “Espero que sea lo más pronto posible”, expresó el titular del equipo económico, que el mes pasado anticipó un salto cambiario. La anunciada reducción de las retenciones a diferentes productos agroindustriales será una de las primeras medidas que se concretarán, pero las modificaciones del Impuesto a las Ganancias que recae sobre los trabajadores en relación de dependencia deberán esperar hasta el inicio de las próximas sesiones legislativas. Había sido descartado, pero según confirmó el propio mandatario días atrás, el medio aguinaldo de diciembre se verá en parte eximido de pagar el tributo.

El ministro Prat-Gay presentará formalmente hoy a sus colaboradores en el Salón Belgrano del Palacio de Hacienda. Sus voceros descartaron que haya anuncios inminentes. El responsable del Ministerio de Agroindustria, Ricardo Buryaile, anticipó que se reunirá hoy con su par económico para avanzar en las modificaciones del esquema de retenciones para diferentes productos. Las novedades en esa área comenzarán a llegar la próxima semana, pero el funcionario anticipó que su principal preocupación es el sector lechero.

El primer paso público que dio Prat-Gay antes de asumir fue una breve conversación telefónica con el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Jack Lew. Un segundo movimiento llegó el lunes cuando Luis Caputo, responsable del área de Finanzas, se encontró en Nueva York con Daniel Pollack, el mediador impuesto por el juez Thomas Griesa el año pasado, para relanzar una negociación con los fondos buitre favorecidos por ese tribunal. Ambos episodios forman parte de la estrategia del equipo económico para rehabilitar el acceso al mercado financiero internacional. En ese sentido, mientras comienzan a dialogar con los acreedores carroñeros, se especula con una potencial emisión de bonos direccionada hacia un grupo de bancos extranjeros y la ampliación del swap de monedas con el Banco de la República Popular China (ver página 19). Desde la perspectiva del nuevo equipo económico, esos acuerdos facilitarían el levantamiento del denominado “cepo”.

“Esperamos reunirnos con los nuevos funcionarios de Argentina y trabajar hacia una solución pronta, constructiva y largamente retrasada de nuestra disputa”, indicó anteayer Aurelius, uno de los buitres originales beneficiados por el bloqueo al mecanismo de pago de la deuda argentina dispuesto por Griesa. Desde las cortes neoyorquinas aseguran que las sentencias firmes obtenidas en los tribunales neoyorquinos suman 10 mil millones de dólares.

“Vamos a convocar a un acuerdo económico y social, nos vamos a sentar con los empresarios y los sindicatos y vamos a fijar como fecha de inicio el 30 de noviembre”, reiteró ayer Prat-Gay sin ofrecer mayores precisiones de esa instancia tripartita de negociación. “Este último aumento de precios es el último regalo que nos hizo la presidenta saliente”, consideró el funcionario al referirse a los aumentos abusivos que siguieron a los anuncios de salto cambiario y reducción de retenciones del nuevo gobierno. “No vamos a aplicar la ley de abastecimiento”, expresó.

Mañana el presidente Macri se reunirá con los gobernadores. Uno de los tópicos ineludibles será la negociación por el 15 por ciento de la masa de impuestos coparticipables que la nación destina para financiar a la Anses. Un reciente fallo de la Corte Suprema ordenó al Gobierno cesar esa detracción para Santa Fe, Córdoba y San Luis. Esa decisión habilitó el camino para que el resto de las jurisdicciones inicie el mismo reclamo. Antes de finalizar su mandato, Cristina Fernández de Kirchner emitió un decreto de necesidad y urgencia que extendía el alcance del fallo a todas las provincias, pero fue frenado por una medida cautelar. Por eso, se abre una disputa de alcance nacional por la coparticipación y el financiamiento del sistema de seguridad social que tendrá entre sus principales interlocutores al ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-288004-2015-12-11.html

compartir