Noticias

Se reacomoda el dólar con una suba de 14 centavos. Cerro a 13.30

Al tercer día volvió a subir

En la tercera jornada tras la unificación, la cotización se ubicó en 13,30 pesos, mientras se mantienen las características de baja demanda y un Banco Central que no interviene. La liquidación de las cerealeras le aporta liquidez al mercado.

La cotización del dólar había retrocedido durante las primeras tres jornadas que siguieron a la devaluación del jueves pasado, pero ayer el precio de la divisa volvió a subir. El tipo de cambio oficial registró un alza de 14 centavos y cerró a 13,30 pesos. Con un Banco Central que mantiene su decisión de no intervenir directamente en un mercado todavía no normalizado y con baja demanda, el incremento en el precio de la divisa estuvo impulsado por los mayores requerimientos de moneda extranjera para cancelar importaciones. Expectantes de un dólar más elevado para liquidar sus saldos exportables, las grandes firmas cerealeras que se vieron beneficiadas por el salto cambiario y la eliminación de las retenciones (o reducción en el caso de la soja y sus derivados) limitan el ritmo de ingreso de divisas comprometido con el nuevo gobierno. Las reservas internacionales de la autoridad monetaria alcanzaron las 24.433 millones de dólares, una suba de 27 millones de dólares frente a la jornada anterior.

La política monetaria contractiva que antecedió al desmantelamiento del esquema de administración cambiaria se relajó levemente ayer durante la licitación de letras del Banco Central. Antes de la liberalización del mercado, el Gobierno dispuso una suba de diez puntos en la tasa de interés de referencia para el sistema financiero: tomó liquidez de los bancos a un 38 por ciento, buscando desalentar la demanda de dólares y apuntalando un alza para el resto de las tasas del sistema. Para la visión ortodoxa, la contracción monetaria es una herramienta fundamental en el control de la inflación. Sin embargo, la autoridad monetaria implementó ayer una rebaja generalizada que amortiguó parcialmente esos aumentos. Una política de tasas altas impacta sobre el costo crediticio, para empresas y particulares, jugando en contra de una reactivación económica.

La subasta de letras realizada ayer habilitó al BCRA para absorber 16.527 millones de pesos, una cifra relevante para la estrategia de reducción de liquidez prevista por el nuevo equipo económico. En el sistema financiero esperaban un movimiento de las tasas en la dirección contraria. Por eso, las ofertas alcanzaron los 55.207 millones de pesos. Ese récord de propuestas le permitió al organismo que preside Federico Sturzenegger reducir entre 2 puntos porcentuales las tasas en pesos para los plazos más cortos y hasta 7 para las operaciones más extensas (pero menos solicitadas). Entre las colocaciones a 35 días, la caída fue de dos puntos porcentuales al pasar del 38 al 36 por ciento, manteniéndose en niveles elevados. En tanto, para el segmento a 147 días la tasa cedió siete puntos hasta 31 por ciento. En las letras de mayor plazo, a 252 días, las operaciones experimentaron una caída de cuatro puntos, pasando de 35 a 31 por ciento.

Una novedad durante la jornada de ayer fuer el debut de las letras y notas del Banco Central en dólares. El objetivo del instrumento es inducir que los bancos incrementen sus tasas en dólares y los ahorristas mantengan las divisas en sus cuentas. Los depósitos en moneda extranjera en las entidades financieras se contabilizan parcialmente como parte de las reservas internacionales. La autoridad monetaria recibió ofertas por 905 millones y se adjudicaron 299 millones de pesos. El lanzamiento del instrumento que se comunicó el viernes pasado. Los plazos fueron tres: a 35 días con una tasa del 3,25 por ciento, a 91 días con un costo de financiamiento de 3,50 por ciento y a 182 días donde se registró el mismo valor que en el segmento intermedio. La Lebac en dólares de 357 días fue declarada desierta debido a que este Banco Central decidió no convalidar las tasas propuestas por el mercado.

Por su parte, la Bolsa de Comercio de Buenos Aires volvió a subir después de ocho jornadas consecutivas de caída en el precio de las acciones donde los inversores aprovecharon para realizar parte de las ganancias acumuladas a lo largo del año. El índice MerVal, que refleja el comportamiento de las diez empresas más relevantes del mercado registró un alza de 2,9 por ciento. La mejora estuvo impulsada por el repunte en el valor de los papeles bancarios y petroleros. Petrobras, la firma más relevante para el índice, acumuló una suba de 5,6 por ciento mientras que Banco Macro trepó 4,1 por ciento. Las únicas acciones líderes que cerraron en terreno negativo fueron Siderar y Aluar con bajas en el orden del 0,5 por ciento.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-288860-2015-12-23.html

compartir