Griesa pide a dos bancos datos por supuesta colocación de deuda argentina

El juez federal Thomas Griesa se hizo eco de las declaraciones de los funcionarios argentinos de que el país emitirá deuda e intentará frenar la salida al mercado para forzar al país a negociar. El magistrado exigió a los dos bancos que supuestamente asistirán en la colocación de bonos que le den información y advirtió que podría suspenderla. En paralelo, Economía presentó los papeles para apelar el desacato.
El JP Morgan y el Deutsche Bank son las entidades que deberán entregarle documentos relevantes a la Corte de Nueva York. Son las instituciones que dejaron correr el rumor por la city de que ofrecieron al ministro Axel Kicillof de buscar colocar el Bonar 2024 por 2.000 millones de dólares. Esa versión fue desmentida a este medio por el Gobierno, pero admitieron que buscarían salir a través de bancos, a diferencia de lo que se hizo en diciembre del año pasado.
Fue el fondo buitre NML, propiedad del magnate Paul Singer, el que exigió a Griesa que detenga esa intención de Economía esta semana. Lo que busca el estadounidense, aportante del partido Republicano y principal litigante contra el país, es conocer el fl ujo de fondos con respecto de los Bonar 24.
El bono en cuestión subió un poco después de la ola de noticias y quedó en u$s 105,4/105,7 pero desde el kicillofi smo dijeron que se seguirán escuchando propuestas y que no hay nada cerrado, pese a que el presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, dijo anteayer en radio FM Blue que hay que aprovechar la “ventana” que dejó la Reserva Federal al dar a entender que no tocará las tasas de interés, por lo menos, hasta mitad de año. Pese a que Janet Yellen, titular de la FED, había dado indicios en 2014 sobre un paquete de estímulo monetario, la intención se congeló por la defl ación en Estados Unidos (los precios cayeron 0,1% en enero), impulsada por el combustible barato.
En Economía hubo alguna preocupación por el pedido de información de Griesa, pero al ser consultados mostraron optimismo y sostuvieron que es “uno más de los palos que quieren poner en la rueda” porque las novedades fueron negativas para los buitres. Se refirieron así a las declaraciones favorables a Argentina de la Justicia de Londres y a las audiencias de marzo. Es que el Gobierno vio como positivo que el lunes se cierre la inscripción para los me too’s (holdouts que no estaban en la demanda original) de ser incluidos en la nómina, ya que resaltan que desde ese día se sabrá, al menos, cuánto es lo que el tribunal de la Gran Manzana quiere que los litigantes cobren.
En Wall Street en tanto, los operadores especulan con un cambio de Gobierno en 2016, e imaginan un futuro “market friendly”, con lo que volverían las posibilidades de acceder a financiamiento internacional. “ A las tasas actuales hay liquidez disponible”, sostuvo Roberto Drimer, economista de la consultora VaTnet de Wall Street ayer a la agencia Reuters.
“Posiblemente se pueda intentar una colocación de deuda vía Europa, o con otra legislación como la Argentina. En Estados Unidos está álgido el tema judicial con consecuencias impredecibles, por lo que llevar a los EE.UU una colocación es una posibilidad muy remota para Argentina”, aconsejó el operador.
Fuente: DiarioBae
compartir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *