Empresarios pedirán ayuda estatal para afrontar las paritarias

Empresarios buscarán el auxilio del Gobierno para hacerle frente a un panorama complejo para la supervivencia de las iniciativas privadas. La combinación de amesetamiento de la producción y las ventas, las restricciones de las exportaciones por pérdida de competitividad, y el reclamo por encima de los 35 puntos porcentuales que prometen realizar los gremios puso en alerta a hombres de negocios, quienes confían en algo más que señales de parte de la administración nacional.
A pesar del objetivo de negociar salarios por debajo del  25%, dueños de fábricas confesaron a BAE Negocios que “será en el margen de los 30 puntos” el nivel promedio en que se debatirá la próxima paritaria.
“Los reclamos son fuera del margen de la productividad, pero sabemos que bajarlos será muy complejo”, admitió un empresario industrial.
Ante este escenario, hombres de negocios insistirán en conseguir auxilio de la administración central. La baja de retenciones a las economías regionales, la agilización de la devolución del IVA y los reintegros en las exportaciones, la creación de líneas de créditos con tasa subsidiadas para la producción y el achique de la presión tributaria son algunas delas propuestas.
Sin embargo, algunos empresarios reclamarán que el Gobierno anuncie anticipadamente, para que anteceda las negociaciones más gruesas, el aumento del piso o la eliminación total del Impuesto a las Ganancias. Esa medida, “casi habitual del Gobierno”, ayudaría a achicar el reclamo salarial.
“Es imposible de hacer frente a un aumento de sueldo en los términos que se plantearon si el Gobierno no da algo más que señales”, enfatizó un líder empresario.
La resignación empresaria a debatir un “piso alto” en las negociaciones salariales fue  producto de informaciones que llegaron desde Casa Rosada. Según esta línea de análisis,  la administración de Cristina Kirchner avalaría un mayor poder adquisitivo de parte de los trabajadores gracias a las paritarias, acompañado por una menor erosión del efecto inflacionario.
Existe coincidencia entre hombres de negocios en que los aumentos de precios fueron controlados por las medidas implementadas por el Gobierno. En buena parte fue, analizan, por el freno a la actividad económica que hubo durante 2014, que provocó el achique de la producción y las ventas en distintos sectores de la actividad.
Esta pauta inflacionaria a la baja será uno de los argumentos de empresarios para bajarle las pretensiones a los sindicatos. El cuidado del empleo es, quizás, el argumento más poderoso. Sucede que comercios y pymes corren riesgo de que el efecto de un aumento salarial, sumado a la presión tributaria y a los costos logísticos, los empuje al límite. El temor es: creación cero de nuevos empleos; e incluso el cierre.
La baja récord de persianas de comercios en territorio porteño es una alerta que mostraron de manera insistente tantola Cámara Argentina de  Comercio como la CAME. Las expectativas industriales que señaló el Informe de Actualidad de la UIA destacó que “en los últimos años se ha verificado un estancamiento en la creación de empleo en las pymes industriales; los puestos de trabajo formales se mantienen en torno de los 600.000”.
“El último relevamiento del Observatorio Pyme da cuenta del retroceso en los indicadores  de empleo que enfatizan la tendencia general de la industria argentina. La situación actual de estancamiento tenderá a acentuarse más en las pymes de no mediar una recuperación del nivel de actividad industrial”, destacó el centro de estudios de la central fabril.
Las empresas que integran las economías regionales son, según señalaron fuentes industriales, las que atraviesan por complicaciones más profundas. Los costos logísticos le quitaron competitividad exportadora y, en la última reunión de Comité Ejecutivo, fue uno de los temas que preocupó a los empresarios de la UIA.
Allí, la mesa chica de la principal central fabril del país repasó las necesidades de los sectores para atravesar el año electoral y las paritarias. “La inflación está a la baja y eso tiene que pesar en las negociaciones salariales”, sostuvo un jefe industrial.
KICILLOF-MÉNDEZ
El titular de la UIA, Héctor Méndez, visitó ayer al ministro de Economía, Axel Kicillof, aunque ningún vocero admitió comentar el contenido del encuentro, que se concretó luego de las declaraciones del ministro cuestionando la falta de respuesta del industrial a las versiones sobre críticas al plan económico. Kicillof cuestionó a Méndez por negarse a desmentir en público la afi rmación de que el gobierno tiene en marcha el “plan bomba” para que estalle a la próxima gestión. El ministro dijo que el industrial se lo desmintió por mensajito de texto.
Fuente: DiarioBae
compartir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *