Griesa demora reunión con Citibank mientras el Gobierno presiona

El juez de Nueva York Thomas Griesa canceló a último momento una audiencia que iba a sostener con representantes de Citibank, días después de que el banco decidiera anunciarle al magistrado su intención de abandonar la custodia de los bonos argentinos. El Gobierno nacional, en tanto, afirmó que “el incumplimiento de Citibank con sus clientes no genera desde ningún punto de vista un incumplimiento” por parte de Argentina.
Griesa convocó a una reunión con los abogados del Citibank para el mediodía, pero pocos minutos antes del horario pautado el tribunal de Nueva York anunció que la misma había sido “pospuesta” de manera momentánea, aunque evitó informar una nueva fecha de encuentro. Desde la corte del magistrado mantuvieron el suspenso de que la reunión podría ocurrir en cualquier momento, incluso durante el transcurso de la tarde de ayer, pero luego, dado el horario avanzado de la tarde, descartaron esa posibilidad.
Días antes, el Citibank ya había anunciado su plan de retirada del conflicto entre Griesa y Argentina: el martes hizo llegar un documento al juez en el que le notificó la decisión de la entidad de preparar un plan de salida para abandonar la custodia de los bonos bajo legislación argentina, solicitándole además una medida de “amparo limitado” que congele la orden del tribunal que le prohíbe cancelar pagos de los títulos de ley argentina bajo su poder.
La abogada del Citibank, Karen Wagner, pidió a su vez a Griesa que convocara a una audiencia “con la mayor brevedad posible para la corte, con el fin de discutir los asuntos que surgieron a raíz de la orden del 12 de marzo” cuando magistrado denegó el pedido de la entidad, de liberar de forma definitiva el pago de bonos soberanos bajo ley nacional.
Por su parte, el ministro de Economía Axel Kicillof reiteró ayer por Twitter la postura argentina respecto del alcance del fallo de Griesa sobre bonos bajo legislación argentina. El ministro dijo que la orden dictada por el juez tiene “limitado alcance, ya que afecta solamente a los clientes del Citibank que poseen bonos ley Argentina emitidos en la reestructuración de la deuda”.
“Estos constituyen apenas el 3% del total de tenedores de Bonos Ley Argentina. El resto de los bonos emitidos por Argentina en los últimos años no quedan afectados por esta nueva y descabellada orden de Griesa”, detalló Kicillof.
En ese marco, señaló que “la orden ha generado un problema entre el Citibank y sus clientes, con quienes cumple la función de custodio de los títulos mencionados” y que “el Citibank recurrió por voluntad propia a la justicia de Estados Unidos, para consultar si su sucursal argentina debía cumplir con la Ley Argentina”.
Fuente: Diariobae
compartir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *