Abusos con los Precios de las Garrafas de Gas. Lanzan Controles con 600 Inspectores

A menos de un día de la puesta en marcha del Programa Hogar, que subsidia el consumo en vez de la oferta de garrafas, muchos comercios aplicaron aumentos de hasta el 400 por ciento. El Gobierno promete control y sanciones.

A menos de un día de que entrara en vigencia el Programa Hogar, con subsidio al gas en garrafa para un universo de 2,5 millones de usuarios, comenzaron las primeras “avivadas”. El plan contempla un precio máximo de 97 pesos para el envase de diez kilos, pero en las principales provincias del NOA la garrafa bombón se vende hasta casi el doble y en algunas ciudades no hay disponibilidad, pese a la advertencia del Gobierno de recurrir a multas y clausuras bajo las leyes del consumidor y de la competencia. La Secretaría de Energía clausuró a distribuidoras en distintas provincias del país por los faltantes, puso en la calle a seiscientos inspectores y habilitó una línea telefónica para hacer denuncias. También fueron habilitadas las delegaciones municipales para presentar los tickets o facturas que comprueben que se haya sufrido abuso de precios en algún comercio. En tanto, en Misiones y Corrientes se abrieron ayer bocas de inscripción al nuevo programa.

El programa reemplazó al Garrafa para Todos y establece una transferencia directa del subsidio a los consumidores, por un monto global aproximado de 3000 millones de pesos anuales, con el objetivo de “evitar avivadas”, según expresó la Presidenta al anunciar la medida. Durante la campaña Garrafa para Todos se registraron precios por encima de los estipulados y la compra de éstas por parte de personas con mayor poder adquisitivo que el del público al que iba destinado.

En la nueva modalidad, el hogar será considerado “de escasos recursos” cuando los ingresos sean inferiores a dos veces el Salario Mínimo, Vital y Móvil o a tres veces el monto establecido para dicho salario, en caso de que algún integrante del hogar cuente con certificado único de discapacidad (CUD) emitido por la autoridad competente”, según la normativa de la secretaría. Ya no será el precio de la garrafa que se vende al público el que se subsidie (es decir, la oferta), sino que será el hogar beneficiario el que reciba el subsidio (la demanda).

La intención del nuevo plan, al poner valores máximos, buscó evitar los sobreprecios, que terminan provocando que quienes venden se apropien del beneficio. El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, advirtió que “se van a clausurar los comercios de los piolas”, es decir, que no respeten los valores de referencia. En las primeras horas de implementación se conocieron denuncias por precios y faltantes, y ya hubo clausuras.

En las provincias patagónicas, en hogares de hasta cinco integrantes, se subsidiarán hasta 20 garrafas por año. Con más de cinco integrantes, 24 garrafas. En el resto de las provincias, con hasta cinco integrantes en el hogar se subsidiarán 16 unidades, y con más de cinco, 20 al año.

La Secretaría de Energía anunció a los empresarios que el Gobierno sacará 600 inspectores a la calle para frenar los abusos y se nombrarán 100 jefes regionales para supervisar el desempeño del programa. En el sitio web del Programa Hogar se destaca la línea 0-800-666-HOGAR para realizar cualquier consulta o denuncia. Todavía el subsidio no llegó a las familias porque el padrón todavía no fue habilitado. Cuando los consumidores estén inscriptos en el padrón, recibirán en una cuenta del Banco Nación el subsidio, de manera que paguen sólo 20 pesos por garrafa y el resto sea cubierto por el aporte del Estado nacional.

En Corrientes se denunciaron precios de hasta 150 pesos por cada garrafa de diez kilos, mientras que en Misiones llegaron a superar los 170. Los perjudicados podrán acercarse a las delegaciones municipales con los tickets o facturas que comprueben que hayan sufrido un sobreprecio. Paralelamente, a través de la Agencia Correntina de Recaudación (ACOR), la comuna inspeccionará los negocios para evitar especulaciones en la comercialización de garrafas. Las irregularidades serán comunicadas a la Subsecretaría de Energía de la Nación. Por su parte, en las ciudades de Posadas, Oberá y Eldorado (provincia de Misiones) abrieron bocas de inscripción al programa, con el requisito de que cada responsable de familia debe presentar DNI y fotocopia del mismo.

Misiones, junto con Corrientes, Chaco y Formosa, no están conectadas al sistema de distribución de gas natural, por lo que sólo consumen Gas Licuado de Petróleo (GLP), envasado en garrafas de distintos tamaños. Obviamente, por razones de fletes, desde siempre los precios son más caros que en el resto del país. Energía evalúa establecer un margen para estas zonas por sobre el precio de referencia.

Fuente: Página12
compartir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *