La AFIP Informo los Beneficios en Ganancias Para Sueldos de 2013 Menores a 25.000 Pesos

El nuevo sistema establece deducciones diferenciales por nivel de ingresos, incluso dentro de la categoría de 15 mil a 25 mil pesos de sueldo bruto en 2013. El incremento máximo en las deducciones es del 20 por ciento.

La norma por la cual se dispone la “reducción del Impuesto a las Ganancias” para los trabajadores en relación de dependencia y jubilados de remuneraciones medias y media-altas (de 15 mil a 25 mil pesos mensuales en bruto) se dio a conocer ayer, tres días después de haber sido anticipada por el ministro de Economía, Axel Kicillof. La medida resuelve un incremento en las deducciones (cargas de familia, ganancia no imponible, deducción especial y otras) del 25 por ciento para el tramo de trabajadores con sueldos de 15 a 18 mil pesos (como máxima retribución entre enero y agosto de 2013), al 5 por ciento para los del tramo de 24 a 25 mil pesos mensuales (entre esas mismas fechas). El último beneficio que habían recibido los trabajadores comprendidos en la franja 15-25.000 pesos había sido el aplicado para el año 2013, con un aumento del 20 por ciento en las deducciones previamente vigentes. El nuevo beneficio es aplicable desde el 1º de enero, pero su aplicación se hará efectiva con el pago del sueldo de mayo, aunque sólo sobre las retenciones correspondientes a ese mes. La diferencia por la retención de Ganancias en exceso, descontada de los sueldos de enero a abril, les será devuelta en cinco cuotas mensuales consecutivas.

Kicillof había anticipado que la incidencia del beneficio sobre los sueldos resultaría equivalente a una mejora del 3 al 6 por ciento en el salario de bolsillo. Pero la real incidencia en cada caso dependerá de diferentes variables, que hace casi imposible una generalización. En principio, hay que tener en cuenta que se mantienen las franjas de contribuyentes establecidas en septiembre de 2013 (por la Resolución 3525 de la AFIP) para establecer el marco de beneficiarios. Quienes entre enero y agosto de ese año no hayan tenido una remuneración normal superior a 15 mil pesos, quedaron exceptuados del impuesto y se mantienen en esa condición, cualquiera sea su retribución actual. Quienes hubieran tenido en alguno de esos ocho meses iniciales de 2013 una retribución máxima ubicada entre 15 mil y 25 mil pesos, sin importar su remuneración actual (aunque les haya caído por debajo de 15 mil), pagan Ganancias, pudiendo descontar las deducciones incrementadas en 2013 (20 por ciento) y en la resolución 3770 conocida ayer, escalonada de la siguiente forma, según la remuneración máxima entre enero y agosto de 2013:

–Si su nivel salarial en ese año se ubicaba entre 15 y 18 mil pesos, reciben un aumento del 25 por ciento en el valor de las deducciones (el mínimo no imponible pasa de 9020,17 pesos vigente desde 2013, a 11.275,20 pesos mensuales, y la deducción por cónyuge a cargo y dos hijos, pasa de 3456 pesos a 4320 pesos mensuales para el año 2015).

– Aquellos cuya mayor remuneración bruta mensual estaba entre 18 y 21 mil pesos, se beneficiarán con un incremento en todas las deducciones del 20 por ciento por sobre las vigentes desde 2013.

– Para remuneraciones de más de 21 mil y hasta 22 mil pesos mensuales, el aumento de las deducciones es del 15 por ciento.

– Para las de más de 22 mil y hasta 23 mil pesos mensuales, suben las deducciones un 10 por ciento.

– Remuneraciones de más de 23 mil hasta 24 mil, ajuste del 7,5 por ciento.

– El último escalón de beneficiarios, con sueldo bruto en el año 2013 entre 24 mil y 25 mil pesos mensuales, recibe un incremento en las deducciones del 5 por ciento.

Para los trabajadores y jubilados de zonas patagónicas, se disponen escalas de deducciones más elevadas a igual retribución en el resto del país.

Hasta septiembre de 2013 existía una sola escala de deducciones, que incluía un mínimo no imponible que establecía el nivel de ingresos a partir del cual se pagaba el impuesto. Quienes no alcanzaban la línea, no pagaban. Quienes la superaban, sólo pagaban sobre la suma que superara la línea, con una alícuota creciente a medida que la remuneración se alejaba de esa línea. Pero a partir de septiembre se estableció un esquema más complejo, con tres niveles o categorías: la primera (hasta 15 mil pesos) exceptuada del pago, la segunda (15 mil a 25 mil) con una escala de deducciones incrementada en un 20 por ciento (y un mínimo no imponible de 9020 pesos), y la tercera (más de 25 mil) con una escala congelada en la vigente en 2011 (y un mínimo no imponible de 7517 pesos mensuales). Con la reforma dispuesta ayer, por Resolución 3770, la segunda categoría se subdividió, a la vez, en seis subcategorías, con diferentes niveles de deducciones entre sí (y diferentes mínimos no imponibles).

Otra novedad introducida por la norma informada ayer es que los trabajadores y jubilados que tuvieran, entre enero y agosto de 2013, una remuneración máxima superior a los 25 mil pesos mensuales, pero en la actualidad hayan visto reducido sus ingresos por debajo de ese nivel, varían a su favor la condición ante el Impuesto a las Ganancias. Quienes tengan actualmente una remuneración bruta inferior a los 15 mil pesos, quedan exceptuados del impuesto. Mientras que quienes hayan pasado a tener un sueldo entre 15 mil y 25 mil pesos, podrán computar las deducciones previstas en las subcategorías más arriba descriptas, según su salario actual.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-272229-2015-05-08.html

compartir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *