El FMI le dará al país al menos un año más para mejorar las estadísticas

En un guiño al gobierno de Cristina Kirchner, al que le restan apenas siete meses de mandato, el Fondo Monetario Internacional (FMI) aceptaría en su próxima reunión de directorio darle al país por lo menos un año más para poner en orden sus estadísticas. Tal sería, en principio, la recomendación que el staff del organismo hizo en el documento que en las próximas semanas será tratado por el directorio y que desde mediados de abril circula entre los integrantes del FMI, según confiaron a LA NACION fuentes al tanto de los detalles.

El organismo que dirige Christine Lagarde accedería así al planteo que en su momento hizo público el ministro de Economía, Axel Kicillof, quien en la reunión de primavera del FMI, el mes pasado en Washington, sugirió que el Fondo se tome más tiempo para dar su veredicto sobre el nuevo índice de inflación, no fuera cosa que, por apurarse, «digan algo equivocado».

Consultado al respecto, un vocero del FMI dijo que no haría comentarios sobre una reunión de directorio «que todavía no pasó». Aunque no hay todavía una fecha confirmada para la reunión del board, se descuenta que será, a más tardar, en las primeras semanas de junio.

El documento elaborado por los técnicos del Fondo, sobre la base de la información que recopilaron en su visita a Buenos Aires y a través de los contactos con los funcionarios locales, destaca la cooperación que vienen mostrando las autoridades argentinas, pero advierte que todavía hay varios problemas por resolver en materia de estadísticas.

Subraya, sobre todo, la necesidad de mejorar la calidad de los datos oficiales. Y destaca que falta calidad en las metodologías utilizadas para elaborar el nuevo índice de precios al consumidor nacional (IPCNu, tal el nombre oficial que se le dio). Entre otras cosas, por caso, señala que el Gobierno debería volver a publicar -como lo hacía hasta 2008- las bases de precios a partir de las cuales se elabora el IPCNu.

Cuando se empezó a difundir el año pasado el nuevo índice de precios, que fue diseñado en coordinación con el FMI, el Indec nunca explicitó los precios de los bienes que toma como referencia. Por lo que hoy no queda claro cómo hace el Gobierno para llegar a un número de inflación que es más de 10 puntos más bajo con respecto al que presentan las consultoras privadas. A marzo pasado, según el Indec, la inflación de los últimos doce meses había sido del 16,5%, contra el 29,8% informado por las consultoras.

«Son suaves las críticas -admite una fuente-. En pocas palabras, los técnicos del FMI dicen que hay que seguir trabajando, pero le dan más tiempo al Gobierno, cuando originalmente estaba previsto que dieran su veredicto a fin de este mes.»

En rigor, en el documento ya elaborado, el staff estaría recomendándole al directorio del FMI, que es quien tiene la última palabra, que le dé al país por lo menos un año más antes de expedirse con respecto a la mejora de las estadísticas locales. La evaluación incluye tanto los datos de evolución del PBI como el índice de precios, aunque centra sus críticas sobre este último.

Dentro del directorio, no obstante, Estados Unidos y otros países de Europa estarían dispuestos a acompañar las sugerencias hechas por los técnicos. Después de todo, admitió una fuente diplomática al tanto del tema, tampoco desde el Fondo quieren que se termine haciendo un uso político del tema en un año electoral.

«Los países desarrollados tienen una postura dura con la Argentina, pero tampoco quieren castigar a un gobierno que está por irse», interpretó otra fuente diplomática. «Lo de las estadísticas será algo que tendrá que terminar de arreglar el próximo gobierno», continuó.

La posición negociadora de la Argentina, además, mejoró después de que el Gobierno llegara el año pasado a un acuerdo con los países miembro del Club de París. El compromiso de saldar la deuda que el país arrastraba desde la gestión de Néstor Kirchner hizo que se morigeraran las críticas de muchos países desarrollados, entre ellos, Estados Unidos, Alemania, Francia y Gran Bretaña. Y permitió que el directorio del Banco Mundial accediera a liberar créditos que durante prácticamente todo el segundo mandato de Cristina Kirchner se habían mantenido congelados.

CRÍTICAS DE TIMERMAN A ESTADOS UNIDOS

El Gobierno expresó su «preocupación» y cuestionó a la administración de Barack Obama por haber designado a un «lobbista» de los fondos buitre en una ONG a cargo de una iniciativa de la Casa Blanca que ofrece ayuda a jóvenes en condición vulnerable. A través de una nota que remitió el canciller Héctor Timerman al secretario de Estado norteamericano, John Kerry, expresó la «preocupación» de la Argentina «por el hecho de que el señor Robert Rabben, director ejecutivo de la American Task Force Argentina (ATFA), haya sido incorporado como miembro del directorio de My Brother’s Keeper Alliance».

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1792569-el-fmi-le-dara-al-pais-al-menos-un-ano-mas-para-mejorar-las-estadisticas

compartir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *