La CNV mantendrá la suspensión al Citi, que seguirá sin operar en el mercado de capitales

La Comisión Nacional de Valores (CNV) mantendrá la sanción sobre el Citibank Argentina hasta que el banco no revea el acuerdo con los fondos buitre, pese a que el organismo oficial había indicado que se trataba de un castigo «transitorio».

Así lo indicaron ayer a LA NACION fuentes oficiales, que aclararon que hasta que la filial del banco norteamericano no dé marcha atrás con su acuerdo con los holdouts, no se le retirará la prohibición para operar en el mercado de capitales local.

Pero en el banco aclararon que todo el caso «está en la justicia» y que, por lo tanto, no se puede ir para atrás con el acuerdo firmado ante el juzgado de Thomas Griesa, ya que será el poder judicial argentino el que decida la responsabilidad o no de la filial local en este tema.

A fines de marzo, el organismo presidido por Cristian Girard decidió, por instrucción del Ministerio de Economía, sancionar preventivamente al Citi por considerar que, al firmar el acuerdo en Nueva York, el banco no tuvo en cuenta la ley argentina. En el contexto de esta prohibición, le retiró la custodia de los títulos argentinos, que, de todos modos, el banco pensaba dejar.

Según el ministro de Economía, Axel Kicillof, el banco perdería US$ 47 millones anuales sólo por abandonar este negocio de custodia.

La CNV invocó la ley de mercado de capitales para sancionar al banco, al considerar que «existe una situación de grave peligro e incertidumbre para los tenedores de bonos de deuda reestructurada».

Previamente, la Comisión había designado un veedor para controlar el pago de fines de marzo a los bonistas que aceptaron los canjes, que finalmente fue transferido a La Caja de Valores.

Kicillof denunció que el banco ha violado el orden público por este acuerdo con los fondos buitre -que ganaron la causa del pari passu contra el Gobierno en junio de 2014- que les permitía pagarles a los bonistas que entraron en los canjes 2005 y 2010 a cambio de no apelar contra los demandantes.

En paralelo, el Banco Central decidió destituir al CEO del Citi Argentina, Gabriel Ribisich, por considerarlo responsable de ese convenio.

Ribisich buscó que lo repusieran rápidamente a través de una medida cautelar que fue rechazada por la jueza Claudia Rodríguez Vidal.

La magistrada consideró que no había urgencia en el pedido del banquero y que no estaba en peligro su estabilidad laboral, ya que, pese a que fue desplazado de sus funciones, sigue ligado laboralmente a la entidad y cobra un salario, según su fallo. Pero Ribisich apeló y ahora la decisión se encuentra ante la cámara del fuero, según indicaron fuentes allegadas al expediente.

Si la cautelar fuera definitivamente rechazada, igualmente seguiría la causa de fondo, explicó la fuente.

La relación entre el Citi y el BCRA se normalizó luego de la salida de Ribisich, reemplazado por Rosa Aranguren, según pudo saber LA NACION de fuentes oficiales.

Y aunque en un primer momento hubo una inspección a la que el Gobierno le otorgó una fuerte impronta mediática, luego las aguas se calmaron y ahora la entidad se encuentra bajo las mismas reglas de supervisión que otras firmas del sector financiero, se aclaró.

Por otro lado, el banco enfrenta -con otras entidades- una denuncia de la Procelac por su presunta responsabilidad en la devaluación de enero de 2014, en una causa que se tramita en el Juzgado N° 7 del fuero en lo penal económico. Allí se denunció a los bancos y a la petrolera Shell de subir deliberadamente el valor del dólar, pese a que el propio presidente del Central de ese momento, Juan Carlos Fábrega, admitió que se trató de una medida decidida por el Gobierno.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1792571-la-cnv-mantendra-la-suspension-al-citi-que-seguira-sin-operar-en-el-mercado-de-capitales

compartir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *