El consumo no repunta y acumula 16 meses consecutivos de caída

A través de planes como Precios Cuidados y Ahora 12, el Gobierno nacional no se cansa de festejar lo que considera una reactivación del consumo, tras la baja en las ventas de todos los rubros ocurrida el año pasado tras la devaluación.

Para el oficialismo, se trata de una etapa superada. Sin embargo, una reciente medición de la consultora CCR indica que ese supuesto impacto aún no llegó a las góndolas.

La firma de investigación de mercado asegura que las ventas de alimentos, bebidas y el resto de los productos de la canasta básica volvieron a sufrir una baja en abril, de 1,6% en unidades, y de esta manera acumulan 16 meses ininterrumpidos de números negativos a nivel nacional.

Esta baja atravesó prácticamente todos los rubros y se sintió sobre todo en los alimentos vendidos en comercios de barrio y almacenes. Esta categoría, que agrupa desde fideos hasta arroz y aceite, tuvo un descenso de 4,3% en volumen, asegura el relevamiento al que accedió el diario La Nación.

No obstante, el dato positivo es que la inflación volvió a mostrar una importante desaceleración en los supermercados. Según la medición de CCR, los precios promedio de los productos que comercializan las grandes cadenas en abril tuvieron una suba interanual de 28,1% frente al pico de 43,7% que se había registrado en mayo de 2014.

Sin embargo, en CCR destacaron que la desaceleración de los precios que se verificó en los últimos meses no alcanzó a compensar la falta de actualización de los salarios, como producto del retraso en las negociaciones paritarias y la decisión del Gobierno de no aprobar aumentos salariales por encima del 27% por un año.

«Esta vez la caída en la demanda se produce en un contexto diferente, en el que, a pesar dedisminuir la velocidad de crecimiento de los precios, la demanda no respondió en la misma medida», señaló al diario La Nación José Amodei, director de CCR.

«Hay que tener presente que en abril todavía no se cerraron acuerdos por paritarias en sindicatos significativos, por lo que los ingresos están corriendo detrás de los precios», agregó.

Los más golpeados en abril por este fenómeno fue el llamado canal tradicional -almacenes y autoservicios de barrio- donde las ventas sufrieron una caída de 2,5% en unidades, tomando como referencia un mes que ya había sido muy malo para el sector (en abril de 2014 la demanda en este canal había sufrido un retroceso de 1,8%).

Para los comercios más chicos, la caída viene de larga data y el deterioro se inició en 2014, cuando se afianzó el plan de las cadenas internacionales como Carrefour y Dia de atacar elnicho del negocio de cercanía, y por la pérdida de clientes a manos de grandes tiendas en donde se ofrecen los productos del programa oficial Precios Cuidados.

Pese a los esfuerzos que hizo la Secretaría de Comercio para llevar los productos de la lista con precios acordados a todos los canales comerciales, hasta ahora el plan oficial está muy centrado en las grandes cadenas de supermercados, que a costa de una reducción en sus márgenes de rentabilidad lograron quitarles clientes a los competidores más chicos, indicó La Nación.

Desde CCR dijeron al matutino que los supermercados están mejor preparados para resistir una baja en las ventas porque cuentan con herramientas que no están al alcance de los pequeños comercios minoristas, como las actividades promocionales en los puntos de venta y la posibilidad de ofrecer pagos en cuotas.

Además señalan que cada vez más consumidores se muestran dispuestos a recorrer distintos puntos de venta en búsqueda de ofertas y descuentos. «Los niveles altos y medios estánfrecuentando por mes hasta cinco comercios diferentes a la hora de hacer sus compras», explicó Amodei.

Fuente: http://www.iprofesional.com/notas/212548-El-consumo-no-repunta-y-acumula-16-meses-consecutivos-de-cada?page_y=0

compartir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *