“La gente volvió a confiar en los bancos”

Alejandro Vanoli subrayó el valor de la estabilidad cambiaria para lograr la recuperación del ahorro interno. “Había expectativas muy negativas en 2014, y nuestra primera tarea fue revertirlas.”

El presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, destacó ayer la recuperación de los últimos meses en el stock de depósitos a plazo, tanto en pesos como en dólares, como reflejo de la calma cambiaria reinante. “La gente volvió a confiar y a llevar dinero a los bancos, hubo un aumento en los plazos fijos, y esto es muy bueno para buscar la manera de que se vuelva a ahorrar en nuestra moneda nacional”, aseguró ayer al inaugurar el ciclo de encuentros 2015 de la Asociación Argentina de Presupuesto (ASAP). El funcionario dijo que la mejora responde a que las expectativas de rendimiento sobre el dólar se fueran reduciendo, y anticipó que la tarea en los próximos meses será ir reduciendo la brecha entre el tipo de cambio oficial y el precio en el paralelo, que hoy es del 40 por ciento.

Vanoli participó de un desayuno organizado por ASAP. En su disertación, hizo un racconto de las políticas implementadas desde que asumió al frente del Central, a principio de octubre del año pasado, y remarcó la estabilidad cambiaria alcanzada luego de la brusca devaluación de principios de 2014. “En el país había expectativas muy negativas, que fueron induciendo comportamientos que afectaban a la actividad económica y que operaban puntualmente sobre la brecha cambiaria y la magnitud que iban teniendo algunas operaciones financieras”, señaló. “Cuando asumimos la presidencia de BCRA tuvimos que generar las condiciones de estabilización del sector externo, para revertir las expectativas negativas, fortalecer las reservas y reducir la brecha (cambiaria), que había trepado al 85 por ciento”, agregó.

Afirmó que el sistema financiero está “muy sólido”. “Por eso, la gente volvió a confiar en llevar el dinero a los bancos”, resaltó, aunque aclaró que deben buscarse alternativas para que la gente vuelva a ahorrar en moneda nacional. “También por primera vez en tres años se recuperaron los depósitos en dólares. Cuando hay incertidumbre, los primeros que se caen son los depósitos en dólares”, añadió. “Al bajar las expectativas de rentabilidad vía tipo de cambio, se redujo la importancia de la brecha cambiaria, y esto también contribuyó a reducir la inflación. Esto, a su vez, impactó en los créditos y permitió que se lanzaran programas como el Ahora 12.”

Durante el evento organizado por la ASAP, rechazó la idea de que la devaluación de la moneda sirva para mejorar las condiciones económicas. “Es difícil crear una mejora en la competitividad sólo por la vía cambiaria”, señaló Vanoli, quien sostuvo que una flexibilización en el acceso a la compra de moneda extranjera va a depender de lo que suceda con la economía brasileña y el litigio con los buitres. “Eso va a determinar cuál es el grado de apertura de las cuestiones financieras”, señaló el funcionario.

“Una mayor estabilización cambiaria, monetaria y de precios es una condición positiva para desarrollo del crédito y también de la economía”, dijo. En su exposición destacó la mejora en la actividad de la construcción, que tuvo una importante recuperación. “También hubo una reactivación de la demanda que se va a acentuar en los próximos meses por el impacto que tendrán los incrementos salariales producto de las paritarias”, dijo. Se refirió a los controles oficiales: “Es difícil revertir las expectativas si no se demuestra que el poder de fuego está del lado de la autoridad monetaria, económica y financiera”. “Para ello fue fundamental el trabajo conjunto realizado con el Ministerio de Economía, la Unidad de Información Fiscal, la Comisión Nacional de Valores y la AFIP”, enumeró.

Respecto de los desafíos pendientes, remarcó que seguirá trabajando para “reducir la brecha cambiaria todo lo que se pueda, para después determinar cuál será el grado de apertura que deberán tener las operaciones financieras”. “A la política monetaria hay que ir administrándola con gradualidad y no con golpes de efecto, para cuidar la estabilidad cambiaria y financiera”, explicó. Señaló la importante de alcanzar una mayor bancarización de la economía, ya que todavía en muchos lugares las transacciones se hacen en efectivo”. “Desde algunos sectores piden emitir billetes de mayor denominación, pero creo que lo mejor es buscar estímulos para ampliar los canales de bancarización. Se trata de reducir el uso de efectivo en las transacciones”, añadió.

En su disertación evitó hablar de candidaturas y se focalizó en decisiones de largo plazo: “Al tener mandato hasta 2019, estoy obligado a pensar hacia dónde debería tender el futuro del sistema financiero, y cuáles son los desafíos que se nos presentan hacia delante”. “Creo que es importante ver a la política económica como algo integral, para propender al crecimiento con inclusión social. La consistencia de políticas monetaria, cambiaria y fiscal, más la regulación financiera, son objetivos más allá del órgano que la ejecute”, concluyó el presidente del Central.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-273567-2015-05-27.html

compartir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *