Según Cristina, aportara a que otros «no pasen por la misma tragedia»

“Valió la pena dar la pelea”

En un breve mensaje tras la votación, la jefa de Estado destacó el valor del proyecto, y a quienes votaron en contra les dijo que “llegará el día en que se den cuenta de que no se le puede hacer el mal a toda la humanidad todo el tiempo”.

“Hemos dado una respuesta a nuestros compatriotas pero también hemos cumplido con nuestra responsabilidad como miembros de la comunidad internacional, ayudando a países hermanos para que no pasen por las mismas tragedias y miserabilidades por las que atravesamos. Valió la pena tanta discusión y debate. Valió la pena dar la pelea.” La presidenta Cristina Fernández de Kirchner destacó la labor de la Argentina y de los 136 países que acompañaron los nueve principios para las reestructuraciones soberanas de deuda. Luego de la votación en las Naciones Unidas, la mandataria mantuvo un breve diálogo con el ministro de Economía, Axel Kiciloff, que fue transmitido por cadena nacional, en donde explicaron los alcances de la resolución adoptada por el organismo supranacional.

“Uno de los aspectos más destacables es el reconocimiento a la soberanía de los estados y la inmunidad para que nadie pueda embargar embajadas, bancos centrales, o como nos pasó con la Fragata Libertad. El tratamiento equitativo también es relevante. No puede ser que haya acreedores que reciban dos pesos y otros, millones, por haber especulado una vez. Y la clave de una reestructuración: cuando una mayoría calificada acuerda una forma de pago, esto es aplicable al cien por ciento. Argentina reunió la voluntad del 92 por ciento de los acreedores”, recordó CFK.

La mandataria se encargó de darle una dimensión política a los nueve principios votados, que antes de su alocución habían sido resumidos por el ministro de Economía en la breve charla que mantuvieron vía teleconferencia. “Nosotros hemos llegado al 92 por ciento y es por una sinrazón de un Poder Judicial, en este caso del Poder Judicial de los Estados Unidos, tal vez en la figura emblemática del juez (Thomas) Griesa, que se aplica cualquier cosa, se tergiversan los contratos, no se aplica el derecho y, por lo tanto, se pierde otro principio fundamental en toda negociación, la imparcialidad. Un juez debe ser, por sobre todas las cosas, imparcial cuando debe decidir entre los intereses y los derechos de dos partes”, sostuvo Fernández de Kirchner. El proceso de negociación en la ONU duró un año.

Cuando el organismo internacional discutió por primera vez este tema, once países habían manifestado su rechazo a establecer un marco para las renegociaciones de deuda soberana. Ayer fueron solamente seis: Canadá, Estados Unidos, Alemania, Reino Unido, Israel y Japón. “Los seis países son menos que los 11 que hace un año votaron en contra. Llegará el día en que finalmente se darán cuenta que se podrán hacer determinadas cosas muy feas y muy malas para el conjunto de la humanidad durante un tiempo, pero no a toda la humanidad durante todo el tiempo”, ahondó CFK, en un claro mensaje a los países centrales de Europa.

Anteayer, la mandataria había criticado la política de Alemania vinculada a los refugiados por la guerra en Siria. El rechazo de estos seis países no llamó la atención de la mandataria ni del equipo económico. “La verdad que no sorprende, porque tienen una posición muy particular en la economía mundial, pero lo que tenemos que decir es que el resto del mundo está de acuerdo con que ahora las deudas soberanas tengan que respetar estos principios”, agregó Kicillof. La iniciativa argentina contó con el aval del Grupo de los 77 países (G-77) y China, que la tomó como propia y en su nombre la presentó.

Otro de los principios votados ayer plantea la sostenibilidad, es decir que las reestructuraciones de la deuda soberana deben realizarse de manera oportuna y eficiente, y “crear una situación de endeudamiento estable en el Estado deudor, preservando desde el inicio los derechos de los acreedores y a la vez promoviendo el crecimiento económico sostenido e inclusivo y el desarrollo sostenible”. Esto no es un dato menor, ya que uno de los primeros planteos de la Argentina en la ONU durante el gobierno de Néstor Kirchner fue el concepto de “sostenibilidad”.

“Trae a la memoria la imagen de quien fuera presidente (Néstor Kirchner), y en su primera intervención ante la Asamblea General de las Naciones Unidas dijo `los muertos no pagan sus deudas, déjennos crecer, déjennos producir para poder pagar y honrar nuestras deudas`. Esto está contenido también en el principio de sostenibilidad de la deuda. O sea, que ningún país puede pagar un pasivo a costa de que su gente quede sin trabajo, sin educación, sin salud, sin salario, sin justicia. Eso es insostenible”, sentenció CFK.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-281453-2015-09-11.html

compartir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *