Descenso de la economía mundial, devaluación del real y especulación local preelectoral

El turbulento septiembre quedó atrás

El peso de los temblores internacionales y las tensiones internas intencionadas se hizo sentir en el mercado local, con fuertes bajas en acciones y un ensanchamiento de la brecha entre dólar ilegal y oficial.

El mercado financiero local cerró un mes signado por las turbulencias externas e internas, donde acciones y títulos públicos finalizaron con su peor desempeño en el año. La seguidilla de malos datos respecto de la economía china y la acelerada devaluación del real fueron clave para entender parte de las pérdidas contabilizadas en el mes. En el plano local, la incertidumbre preelectoral, aprovechada por grupos financieros especulativos para sembrar pánico en el mercado local con el objetivo de disciplinar al próximo gobierno, sumó tensiones principalmente en el segmento cambiario. El dólar dejó septiembre en 9,43 pesos, luego de acumular un alza de doce centavos (1,3 por ciento). En el segmento ilegal hubo mayor volatilidad respecto a otros meses y el blue registró una suba de 52 centavos (3,4 por ciento), con lo que la brecha respecto al oficial se elevó a 69,6 por ciento.

Para el Banco Central fue también un mes turbulento. Ante la menor liquidación de exportadores, la demanda de importadores y del público debió ser abastecida, en parte, con reservas. Según informó ayer la AFIP, se concretaron en el mes operaciones de compra de moneda extranjera para ahorro por el equivalente a 660,3 millones de dólares, 20,6 millones menos que el record de 680,9 millones de agosto. El Central vendió 80 millones de dólares en el mercado mayorista para contener el tipo de cambio y en el mes lo hizo por 1770 millones. Las reservas cerraron en 33.240 millones, 366 millones menos que agosto.

Las tensiones se concentraron en la segunda mitad del mes. El arribo de las cifras de desempeño industrial y ganancias de las empresas de China deprimieron las cotizaciones de los principales activos financieros en el mundo. Los temores a que el menor crecimiento chino impacte en una menor demanda global de commodities erosionaron los precios del petróleo y de algunos granos, contagiando a las acciones de empresas vinculadas con estas actividades. El único aliciente que recibieron los hombres de negocios por esos días fue una nueva postergación de una suba de tasas de interés por parte de la Reserva Federal, ya que en estos momentos un ajuste hubiese complicado aún más a las economías emergentes exportadoras de materias primas, mediante una profundización de la caída en los precios de commodities.

Con mayor relevancia para la economía local, la devaluación del real fue un factor que mantuvo –y mantiene alerta– a los inversores por los nuevos desequilibrios que pueda provocar en el comercio entre ambos países. El dólar en Brasil superó por primera vez los cuatro reales. Pese a todos estos condimentos externos, la semana pasada las voces del establishment se alzaron ante una medida aplicada por la Comisión Nacional de Valores, para que los fondos comunes de inversión valúen sus tenencias en bonos en dólares al tipo de cambio oficial. La CNV fue acusada de provocar, con esa medida, el derrumbe de bonos y acciones. No obstante, la propia cámara que agrupa a los FCI reconoció que la pérdida por la medida y por la caída de los precios representó, para el sector, una pérdida de apenas un 0,8 por ciento.

La semana pasada, cuando la Comisión Nacional de Valores (CNV) estableció la resolución 646, tuvo como efecto que los bonos denominados dollar linked resultaron la mejor inversión por sobre las operaciones de contado con liquidación, según un informe del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz. “La inversión más rentable resultó ser el bono dollar link, con un 5,9 por ciento, seguido por los plazos fijos en pesos (2,0), mientras que la menos rentable fue el dólar contado con liqui, con una baja de 0,9.” El contado con liqui finalizó en 13,96 pesos y el dólar Bolsa en 13,92.

Las acciones líderes avanzaron ayer 1,6 por ciento, pero en el mes acumularon un retroceso de 11 por ciento. Lo mejor del mes entre las acciones pasó por Aluar, que ganó un 12,3 por ciento, mientras que lo peor fue el rubro petrolero, con caídas del hasta el 28,7 por ciento en los papeles de Petrobras e YPF. En el segmento de títulos públicos, los principales bonos mantuvieron su tendencia alcista de las últimas jornadas, pero con subas más moderadas. El Bonar 2024 avanzó uno por ciento, seguido por el Bonar 2017 (0,4) y el Discount en dólares ley argentina (0,3). Entre los bonos atados a la evolución del tipo de cambio oficial (dollar linked), el Bonad 2018 subió un 0,9 por ciento y las series 2016 y 2017, 0,4 y 0,7 respectivamente. En promedio hubo una mejora de 2,6 por ciento.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-282832-2015-10-01.html

compartir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *