Dólar ahorro: menos ventas y más compradores le quitaron eficacia a la restricción oficial

Los recortes que aplicó el Gobierno en los cupos permitidos a contribuyentes para comprar dólares sólo le permitieron aplacar del 3 al 11,5% el drenaje de reservas que sufrió en septiembre el Banco Central (BCRA) por esa vía, al ahorrarle egresos por entre US$ 21 y 78 millones, según el criterio que se considere.

El expendio total a los ahorristas alcanzó en el mes que cerró ayer los US$ 660,3 millones, según las cifras preliminares que reportó ayer la AFIP, lo que supone el tercer mayor monto desde que este sistema de ventas administradas se instauró tras una abrupta y sorpresiva devaluación del peso, a fin de enero de 2014 y tras 24 meses de prohibición total.

A la vez, implica un tercio de la pérdida de divisas que sufrió en el mes el BCRA (escaló hasta los US$ 1800 millones) por sus intervenciones de venta en la plaza cambiaria local para realizar pagos y abastecer las importaciones que juzga imprescindibles sin que el desbalance entre oferta y demanda de divisas implique un incremento mayor en el valor oficial del tipo de cambio que aquel que el Gobierno esté dispuesto a convalidar.

En septiembre, esa actualización escaló al 1,3%, con lo que fue el mayor deslizamiento en los últimos 13 meses y supone haber aumentado del 13 al 16,5% anualizado el ritmo de devaluación nominal del peso frente al dólar.

Aun así, el alza en el ritmo de ajuste no sirvió siquiera para atenuar la marcada tendencia a la revaluación que desde hace 21 meses volvió a registrar el peso (repitiendo experiencias de 2010 y 2011), como parte de una estrategia oficial para «mostrar mejoras en el poder adquisitivo de los asalariados que, luego, se revelan ficticios», según suele advertir el economista e investigador Martín Tetaz.

Por ese diferencial de ajuste el tipo de cambio bilateral con Brasil (principal destino de las exportaciones industriales locales) «ya llegó al nivel de diciembre de 2001 y repite un mínimo tras 14 años», observó ayer la firma Invecq Consulting.

Recorte estéril

El «ahorro» logrado en la caída de reservas por esta vía fue más modesto de lo previsto porque la desconfianza que generó el recorte atrajo a 95.800 compradores más que en agosto. Es decir, aunque se vendieron menos dólares a los ahorristas, el aumento en el número de demandantes (hubo operaciones de 1.118.056 contribuyentes, 9,3% más que un mes antes y el doble de los que lo adquirían hace un año) restó eficacia a la poda.

El dato no sorprende a los economistas. «La gente percibe que el dólar está barato y tiene razón», dice Luis Secco. «Con el dólar oficial subiendo 11%, la inflación privada en 27% y la base monetaria creciendo al 38%, qué se puede esperar», se pregunta el analista Cristian Buteler.

Con las ventas de septiembre el total adquirido por ahorristas llega a los US$ 4880 millones en lo que va del año, algo que permite proyectar que -de mantenerse el ritmo- el monto expedido más que duplicará al del año pasado (no llegó a los US$ 3000 millones). El 91,4% de esos recursos pasó a ser atesorado, con lo que se trata de combustible que se le quitó a la actividad económica.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1832635-dolar-ahorro-menos-ventas-y-mas-compradores-le-quitaron-eficacia-a-la-restriccion-oficial

compartir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *